Prueba de contacto: Peugeot Metropolis GT y SW

Prueba de contacto: Peugeot Metropolis GT y SW

Comodidad extra para rodar a dúo


Tiempo de lectura: 15 min.

Tras la actualización de Peugeot de sus triciclos de la gama Metropolis, hemos puesto a prueba a la GT y la SW, que complementan a las versiones Allure y Active presentadas en otoño de 2020. Este mes, la marca francesa ha sacado sus versiones topes de gama, unas mellizas que pese a ser bastante parecidas tienen algunas diferencias que las hacen únicas y atacan a la parte superior del segmento.

Peugeot Metropolis es un triciclo con motor monocilíndrico de 400 cc, con una potencia de 35,6 CV a 7.250 RPM y 38,1 Nm de par máximo a 5.750 RPM. Es apto para ser conducido con el carné de coche, por lo que puedes llevar un vehículo con la agilidad de una moto potente, pero sin necesidad de sacarte el carné de moto A2.

La versión GT está destinada al público más “fiero” y sport que no quiere renunciar a rutear por miedo a la mayor inestabilidad de las scooter de dos ruedas, tiene un manillar naked y una cúpula corta ahumada. Salvo el manillar, los detalles deportivos son estéticos.

Peugeot Metropolis SW 2021 2

Peugeot Metropolis SW

La versión SW, en cambio, es la ideal para ir a dúo con una gran comodidad y espacio de almacenaje adicional con un maletero integrado en la carrocería y que comunica con el principal, teniendo 22 litros extra, haciendo un total de 76 litros. Además, es un vehículo de orientación executive que cuenta de serie con una cúpula alta trasparente, para la comodidad de la pareja ante los posibles azotes de aire frontal, un extra que es todo un acierto de diseño.

La primera apreciación al acercarnos a la Metropolis es que parece tener un robusto aspecto y un chasis aparentemente consistente, además de unas líneas muy cuidadas por la marca francesa, desde los espejos, que aportan una gran visibilidad al piloto, hasta su ancho colín.

La Metropolis es una renovación en el mercado a nivel estético de los triciclos de tres ruedas aptos para conducir con carné de coche, puesto que su versión GT es totalmente para los que anhelaban un triciclo agresivo y moderno, y su versión executive sigue manteniendo el toque sport, pero con un look más urbanita.

Presentacion Peugeot Metropolis GT SW 09

Ambas cuentan con la estética felina de la marca, con colmillos LED frontales y “zarpazos” en los pilotos traseros, y trasmiten a la perfección esa aura “salvaje” que Peugeot viene hace años resaltando en todos sus vehículos. Podríamos decir que este vehículo, en sí mismo, es toda una metáfora de la marca, cuya identidad corporativa fue recientemente renovada.

En la primera prueba de conducción hicimos un recorrido por Madrid centro con ambas versiones, las cuales os adelantamos que nos han dejado un buen sabor de boca y llamativas sensaciones.

La impresión inicial al subirse al triciclo es de una falsa sensación de inestabilidad, pues creemos estar montado en una moto común, por lo que el primer movimiento instintivo no es activar el sistema anti-tilting para poder mantenerme dentro del vehículo, sino poner los pies en tierra para apurar y afinar en cada movimiento en parado, intentando evitar así que se caiga la moto, pero en cuanto realizas unos cuantos giros y unas cuantas paradas, notas esa estabilidad y seguridad de la que todo el mundo habla cuando piensa en una moto de tres ruedas.

Peugeot Metropolis GT 2021 3

Peugeot Metropolis GT

El anti-tilting es un sistema está destinado a la intuitiva seguridad de mantener los pies sobre la moto en caso de parada, pulsando un sencillo botón situado en los mandos del triciclo a muy poca velocidad, próximos a parar. Pero lejos de la realidad, no se hace algo intuitivo y tampoco da de primeras una sensación de absoluta estabilidad. Hay que acostumbrarse.

En la toma de contacto no me atreví a usarlo demasiadas veces por la misma razón. Además, si se activa en un giro, la moto se te queda inclinada, por lo que puede ser hasta peligroso si no se controla bien, así que realmente me resultó algo incómodo al principio de la prueba.

Creo que, en resumen, el bloqueador de horquilla es un sistema mejorable, pero con mucho potencial, sobre todo para aquellos que quieren un vehículo alternativo y más ágil que un coche, con la sensación de estar dentro de uno, pero con la agilidad de una moto. El funcionamiento es similar al sistema equivalente de Piaggio MP3 500 hpe LT probado anteriormente en espíritu RACER moto.

Presentacion Peugeot Metropolis GT SW 15

Algo que destacar sobre la “metropolitana” es su conectividad interactiva, la cual ya venía incorporada en el anterior modelo Allure. Además, la marca del león desde hace un tiempo viene contando con su propia aplicación de Peugeot Motocycles para móviles. El modelo básico Active -el más vendido- no cuenta con este sistema.

La app permite tener un sencillo guiado por GPS a través de flechas indicadoras en la pantalla. Es decir, se caracteriza por tener un sistema sin mapas de líneas, por lo que es una buena forma de reducir el riesgo de distracción al prestar menos atención a la pantalla. En cambio, se hace quizá menos intuitivo de leer e interpretar en marcha, porque realmente no es un sistema GPS de indicaciones precisas.

El sistema de guiado gráfico creo que puede tener margen de mejora en su diseño y funcionalidad, pero es innegable resaltar que su incorporación al vehículo hace que podamos olvidarnos de comprar sujeciones para aparatos externos como móvil o un GPS que pueden estorbar colocados en el manillar.

Presentacion Peugeot Metropolis GT SW 05

Hay que tener en cuenta un dato muy importante antes de salir a rodar con prisas con tu Metropolis, y es que debes de haber descargado los mapas de ruta con tiempo antes de la puesta marcha, dado que no es una conexión instantánea ni la aplicación permite una descarga muy rápida. De hecho, por las prisas de la toma de contacto, no se descargaron bien los mapas en la versión GT y tuve que guiarme poniendo el móvil en la guantera con tapa. Mi teléfono, de 6,4” de pantalla, cabía perfectamente.

La parte trasera del escudo está hecha en plástico negro, un material quizá algo sencillo y duradero tras el paso del tiempo, algo que los usuarios de los triciclos agradecen. Normalmente quien se hace con una moto como Peugeot Metropolis suele ser una persona que no pretende cambiarla o deshacerse de ella en un largo periodo de tiempo (o nunca).

En la calle podemos ver cómo, incluso a día de hoy, la gente sigue usando los primeros modelos triciclos que llegaron a España en 2006 (Piaggio MP3) y no hay un gran mercado de segunda mano de estos vehículos, señales que nos aportan información de que la gente quiere que les duren, por lo que Peugeot debería invertir algo más en esos detalles dado su elevado precio de compra.

Presentacion Peugeot Metropolis GT SW 17

Por otro lado, dada la inesperada situación que se me planteó con el GPS, tuve la posibilidad de poder fijarme con más detenimiento en el gran espacio de la guantera y su estratégica colocación, la cual está a muy buen alcance para poder acceder a ella en cualquier parada. Además, tiene otro pequeño hueco en la parte superior izquierda que está destinado principalmente a dejar el móvil bien a mano y protegido.

En cuanto a matices técnicos, este triciclo no está hecho para gente de baja estatura, y por lo cual creo que están limitando su mercado eliminando a muchas mujeres como posibles compradoras. Si mides menos 1,65 m no es una moto hecha para ti, dado que yo mido 1,64, estoy por encima de la media española y llegaba justa con los pies al suelo, y utilizando calzado adecuado.

La posición que adopta mi cuerpo a la hora de manejar la moto no es muy ergonómica, puesto que he de conducirla al borde del sillín y mis brazos se quedaban bastante rectos y alejados del manillar, todo un fallo para este modelo que precisamente habla de comodidad, ergonomía y sensación de seguridad, tres características representativas que desaparecen en el momento en el que no puedes llegar con comodidad a los mandos de la moto y al suelo. Peugeot no ofrece accesorios para mejorar esa ergonomía ni tiene posibilidades de ajuste al respecto.

Presentacion Peugeot Metropolis GT SW 03

Más en detenimiento a lo largo del contacto, observé una cierta rigidez en las manetas que, cabe destacar en este caso que no son regulables, algo que de nuevo facilitaría el uso de las mismas a gente de pequeña complexión como en mi caso.  Por el contrario, me llamó la atención gratamente que la Metropolis tiene una frenada bastante potente con tan solo aplicar un poco de presión con la yema de los dedos.

En este caso, Peugeot ha apostado por unos frenos de disco perforados con 230 milímetros en el eje delantero y 240 mm en trasero, todo un acierto para poder parar este pesado vehículo (el conjunto a mover es de 280 kg en seco, más sus ocupantes) .

En la prueba puede realizar varias frenadas de emergencia utilizando ambos sus frenos a la vez, y creo fielmente que esta moto te ofrece un extra en seguridad, la cual se agradece mucho en la conducción en vías urbanas. Diría que ambos modelos son ideales para sortear y frenar ante los imprevistos que puede haber en una gran ciudad como Madrid. Al frenar con decisión se encienden los intermitentes de emergencia, como en un coche, e interviene el antibloqueo de frenos (ABS).

Presentacion Peugeot Metropolis GT SW 13

Requisito de homologación, el pedal es útil para los usuarios de carné B porque se hace más intuitivo para frenar, aunque para los moteros que se quieren hacer con una de estas máquinas se hace innecesario e incluso incómodo para su conducción. Sus tres frenos actúan de tal manera que la maneta izquierda frena el tren delantero y trasero (función CBS), la derecha el delantero, y el pedal de suelo actúa solo sobre el tren trasero.

La suspensión de ambos modelos la percibí ligeramente blanda rodando sola, pero fui a gusto y yendo de pasajera en la SW; con un conductor de 75 kg esto no supuso ningún problema. En el día que se realizó la prueba se encontraba regulada en la posición 8 sobre 23 posibles, pero tampoco se me hizo incómoda a la hora de cabalgar en ciudad, puesto que peso tan solo 44 kg y los altibajos no los siento demasiado fuertes, aunque quizá para una persona más corpulenta sería un tanto rebotona en esa posición.

Metropolis GT y SW se diferencian por la suspensión trasera Paioli con cartuchos de gas separado y 23 posibles ajustes

Cabe reseñar que con un simple mecanismo de ruleta se puede ajustar la suspensión a tu gusto, por lo que es todo un acierto la incorporación de este simple mecanismo que ha hecho la marca para poder adaptar el vehículo a tus rutas diarias que pueden ser más o menos llenas de baches o sobresaltos. Las versiones GT y SW tienen una suspensión de cartucho separado, a diferencia de Allure y Active, dando lugar a una diferencia importante.

Presentacion Peugeot Metropolis GT SW 32

Las ruedas acompañan también al destino polivalente de esta moto, puesto que ambos modelos llevan unas llantas de aluminio muy atractivas y neumáticos Michelin Citygrip de 110/70 R13 el delantero y 140/70 R14 el trasero. Del GT al SW solo cambia su aspecto, y la dimensión es la misma en Active y Allure.

Para más detalle de los modelos, cabe destacar que tuve la oportunidad de probar la GT como piloto, la cual me dejó muy buen sabor de boca, su estética me pareció inmejorable y el contraescudo es totalmente accesible, acompaña totalmente a la estética del modelo y hace un conjunto perfecto con su pantalla, donde encontramos el GPS y una opción variada de modos e información útil sobre nuestro vehículo.

La versión SW en cambio, decidí usarla como “paquete”, puesto que es uno de los reclamos base de este modelo y os quería comentar mis sensaciones al respecto para que conozcáis en profundidad lo que pude saborear de las mellizas francesas. Mi compañero Javier indicó haberse sentido cómodo en cuanto a posición, siendo su estatura 1,72 m.

Presentacion Peugeot Metropolis GT SW 02

El SW me pareció menos atractivo que el GT, y el manillar tipo scooter creo que no le queda bien estéticamente a la agresividad aleonada de la Metropolis, aun así tiene la misma guantera espaciosa que su hermana deportiva, que es agradable de usar en cualquier parada de semáforo. Su espacio de almacenaje extra permite dejar dos cascos integrales y una mochila con ambas chaquetas, o llevar un ordenador portátil, por lo que hace posible que sus pasajeros se olviden completamente de que viajan en moto para poder disfrutar libres de cargas de un paseo o una cena.

Como copiloto fue una experiencia agradable y placentera, su asiento tipo touring es todo un acierto para la comodidad del acompañante y las asas que tiene a los lados la convierten en una moto perfecta para ir sujeta sin tener que molestar al conductor.

El asiento es realmente agradable tanto en tacto como en densidad de mullido, se va como una reina detrás, los reposapiés están escondidos estratégicamente de tal forma que se hacen imperceptibles cuando están metidos, pero además son amplios cuando se sacan y están a una altura media, ideal para todo tipo de estaturas.

Presentacion Peugeot Metropolis GT SW 04

El único pero que pondría a mi experiencia executive es la distancia que queda con el piloto, la cual es muy ajustada

Como veis en la foto, mi compañero es nada corpulento y yo, como os he comentado, soy muy pequeña y delgada. Aun así, mi pecho iba casi pegado a su espalda, algo que, para dos pasajeros más anchos, se convertiría en un problema y en un viaje que acabaría por ser incómodo, quizá alargar más la longitud del asiento del copiloto podría ser buena opción para los siguientes modelos de la SW u ofrecer más de un modelo de asiento.

En resumen, se podría resaltar que la Metropolis GT y SW son dos modelos de giros bastante ágiles y se caracterizan por ser dos máquinas totalmente capaces de poder sortear los coches en ciudad de forma similar a una 125, siempre que haya espacio. Digamos que estos “leoncitos” se están convirtiendo en unos duros competidores de las maxiscooters puesto que se convierten una toda una combinación de potencia y reprís.

El usuario del carné B se puede sentir tremendamente cómodo a los mandos de la Metropolis, pues es un gran vehículo con una potencia ideal para tener energía tanto en ciudad como para salir de ruta en fin de semana, pero tampoco sientes descontrol entre tus manos. El triciclo se pone en marcha de una forma suave, pero con energía en bajos, el acelerador responde a la perfección al tacto y no es nada brusco, por lo que podríamos decir que este triciclo es un aparato ideal para alguien que no sabe montar en moto o le da miedo.

Presentacion Peugeot Metropolis GT SW 12

A pesar de la evidente diferencia de peso con un maxiscooter de hasta 15 CV, los que se pueden conducir sin carné de moto, el Metropolis resulta mucho más ágil por tener más del doble de potencia, pero no más del doble de peso. No hay tampoco una gran diferencia en consumo, el ordenador de a bordo indicaba menos de 5 l/100 km con frecuentes aceleraciones entre semáforos.

En cuanto un maxiscooter A2, como un SYM Maxsym 600i, no hay tanta ventaja prestacional (o no la hay), pero en términos de seguridad el triciclo sale ganando, tanto en curva como frenando. La ventaja se maximiza en aquellos días que la climatología no acompaña y el agarra disponible es menor, la doble rueda delantera siempre es más estable y menos exigente a nivel de técnica.

Su funcionamiento es en general muy sencillo y su conducción se destaca por ser suave y agradable, por lo que, como conclusión final, las Peugeot Metropolis son dos vehículos ideales para comerte kilómetros sentado como en el sofá de tu casa. Si piensas rodar a dúo, no tienes/quieres permiso A2, y quieres prestaciones parecidas a un coche, el modelo SW tiene un atractivo evidente.

Equipamiento del probador

  • Casco: HJC Rpha 11
  • Chaqueta: Racing Boutique Kids
  • Guantes: Seventy Degrees SD-R20 Racing
  • Pantalones: Out Kevlar Sansa
  • Calzado: Alpinestar Ridge Waterproof

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto :  ¡Gas amigas!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.