Mantenimiento básico de la moto: aprovecha estos días para dejarla lista

Mantenimiento básico de la moto: aprovecha estos días para dejarla lista

Unos buenos cuidados hoy significa poder disfrutar de ella mañana... o pasado


Tiempo de lectura: 7 min.

Aunque nos encanta poder disfrutar de nuestra montura, no siempre es posible. A veces no hay más remedio que dejarla aparcada en el garaje más tiempo del que desearíamos. Pero estos periodos de inactividad, como el que estamos sufriendo, puede ser el mejor momento para hacer un mantenimiento básico de la moto. Evitaremos futuras averías y que, ese día que podemos salir a dar una vuelta, lo disfrutemos todavía más sin sobresaltos y sin riesgo a quedarnos tirado.

En muchos casos la revisión que podemos hacerle a la moto quedará condicionado por nuestros conocimientos, el espacio y disponibilidad que tengamos en el garaje (privado o comunitario), herramientas y también el tipo de moto (en una naked es más sencillo, por ejemplo, que en una carenada). Pero hay algunos puntos básicos que todos podemos hacer porque incluso vienen en el propio manual de usuario de la moto: comprobación de presiones, niveles, engrase del kit de transmisión, etc.

Gasolina

Existe la creencia de que como la gasolina se estropea, lo mejor es dejar el depósito de combustible sin mucho combustible. Es cierto, pero solamente ocurre cuando pasa mucho tiempo. Sin embargo antes de que la gasolina esté para tirar, el depósito de combustible se habrá empezado a oxidar por dentro. Y créeme, un depósito oxidado te va a dar muchos quebraderos de cabeza porque te obturará el sistema de alimentación de combustible, estropeará la gasolina y puede acabar dañando el motor.

Por ello la mejor recomendación como parte del mantenimiento básico de la moto es que llenes el depósito hasta arriba en una gasolinera cercana a donde aparques la moto. Ten en cuenta que las últimas motos, las Euro 4, no las puedes llenar hasta arriba y hay que dejar un pequeño margen para los vapores de la gasolina (suele venir indicado). No te preocupes, si la moto solamente va a estar parada unas semanas o unos pocos meses, la gasolina estará en perfectas condiciones.

Mantenimiento básico de la moto

Mejor con zapatos

Neumáticos

Otro de los elementos que se suele estropear con el tiempo son los neumáticos. Y no hablamos de que se vuelvan viejos por el tiempo y acaben cuarteando sino que se deformen por estar la moto apoyada siempre en la misma posición. Lo ideal es que la subas a unos caballetes (delantero y trasero) y de esta forma las ruedas quedan en el aire. Si no dispones de ellos pero la moto tiene caballete central, la apoyes sobre él. En esta posición normalmente la moto solamente queda apoyada sobre la rueda delantera por lo que si coges un trozo de madera de la longitud adecuada, puedes apoyar una de las patas de la horquilla y de esta forma que la moto quede en equilibrio con la rueda delantera también en el aire.

Si la moto solamente tiene pata lateral, entonces hincha los neumáticos con medio kilo de presión más de la recomendada (es bueno hacerlo incluso si está elevada en caballetes). El exceso de aire evitará que la goma se deforme en el punto de contacto con el suelo y a medida que pase el tiempo y pierda presión, esta será suficiente como para mantener la huella al mínimo. Es recomendable de vez en cuando mover la moto del sitio (empujando) y que quede apoyada en otro punto del neumático.

Batería

La batería es uno de los primeros elementos que empieza a sufrir si la moto no se usa. Si tienes un garaje privado con enchufe, compra un mantenedor de batería (el Lidl los saca en oferta cada pocos meses) y déjala enchufada. De esta forma la batería no perderá carga y no se estropeará. Si no puedes, desconecta el borne negativo pero ojo que algunas motos cuando están mucho tiempo sin tener la batería conectada pueden perder la configuración de algunas funciones. Consulta el manual o pregunta en el concesionario para saberlo con más exactitud.

No es bueno arrancar de vez en cuando la moto si no la tiene conectada de forma continua a la corriente. La batería no recargará y su amperaje irá disminuyendo hasta que sea incapaz de completar el arranque. Y en ese caso, o la desmontamos para recargar o bien corremos el riesgo de que se nos estropee.

consejos de mantenimientoMantenimiento básico de la moto

Limpieza

Otra de las cosas que debemos hacer dentro del mantenimiento básico de una moto, sobre todo si va a estar parada, es dejarla limpia. La suciedad puede estropear plásticos, oxidar tornillos o acabar dejando mate algunas partes de la moto y que luego nos cueste el doble (de tiempo y dinero) volver a dejarlos lustrosos. Además sobre una moto limpia es más fácil detectar problemas, fugas o averías.

Y no siempre hace falta llevarla a un lavado. Hoy en día existen productos de limpieza en seco (siempre que no tenga suciedad acumulada de hace años), por lo que puedes dejarla limpia en el garaje únicamente gastando un poco de papel o algunas bayetas que luego puedes lavar el la lavadora. Y si lo rematáis cubriendo la moto luego con una funda, perfecto. Evitaremos que se ensucie con el polvo, sobre todo si es un garaje comunitario.

Revisión de niveles

Tener la moto con todos los niveles correctos es algo que debemos comprobar siempre. El nivel de aceite (para evitar gripajes o daños en el motor) y el nivel del líquido de frenos para no llevarnos un susto. Importante leer el manual de usuario pues allí aparece cómo debemos comprobar el nivel de aceite del motor. Como normal general es con el motor después de haber estado arrancado un mínimo de cinco minutos (es decir, a temperatura de funcionamiento) y con ella vertical. Si no nos arreglamos, pidamos ayuda a nuestra pareja, un amigo o a un vecino.

Para el nivel del líquido de frenos comprobar que este se encuentra entre la marca de máximo y mínimo. Suele cometerse en error de que si el nivel está cerca del mínimo, se rellena. Pero en muchos casos esto es indicativo de que las pastillas están cerca del límite de desgaste por lo que es lo siguiente que hay que mirar antes de poner a nivel. Para mirar las pastillas necesitaremos una linterna. No es una operación difícil pero si no la habéis hecho nunca, es bueno que la primera vez os ayude alguien que sepa o bien echéis un ojo a algún tutorial en internet.

Mantenimiento básico de la moto

Engrase

Con la moto ya limpia y como colofón a la hora de terminar el mantenimiento básico de la moto, puede ser un momento genial para engrasar todas las partes móviles. La cadena, si está muy sucia, sería bueno limpiarla antes. O bien usamos queroseno puro (como el que se usa en las estufas) o mejor todavía limpiadores específicos que evita el daño en las juntas tóricas de la transmisión. Una vez limpia es el turno de engrasar y dejar la cadena perfecta para cuando volvamos a usarla.

De igual forma lubricar las articulaciones de las manetas de freno y embrague, estriberas, pata lateral o todo aquello que veamos susceptible de oxidarse al estar parado será perfecto. Hay fabricantes de productos específicos de moto que cuentan con material específico para ello. No son demasiado caros y nos durarán años (usamos muy poca cantidad cada vez). Y es difícil que se estropee con el tiempo ya que suelen estar en envases a presión.

Por último un poco de vaselina en los tornillos evitará que estos se oxiden. Suelen perder el zincado con el que se protegen cuando los manipulamos y de esta forma evitaremos tener que comprar otros o que estropeen el aspecto de nuestra moto.

Una vez hecho todo esto, podéis estar seguros de que tendréis la moto en perfecto estado de revista. Ahora solamente toca esperar a que podamos salir a disfrutar de ella.

COMPARTE
Sobre mí

ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.