Menu

BMW R 18: Belleza por los cuatro costados

La calidad y el cuidado por los detalles como bandera

BMW R 18: Belleza por los cuatro costados

BMW lleva unos cuantos meses dándole vueltas a un nuevo modelo, se trata de una cruiser al estilo americano con una estética retro que sigue la tradición de la marca, y con las soluciones técnicas a las que todos estamos acostumbrados en el fabricante alemán. Este modelo es la BMW R 18, un diseño que ya habíamos visto en bocetos sobre el papel anteriormente pero que los alemanes finalmente se han atrebido a fabricar, al menos como prototipo.

Y qué mejor sitio para presentar una moto cuya máxima razón de ser y su principal leitmotiv es la pura expresión de la belleza y el mayor cuidado por el diseño que en el Concorso d’Eleganza Villa d’Este en Italia. Allí se ha dejado ver esta creación, y seguro que no ha dejado indiferentes a nadie.

Ya lo podéis observar en las fotografías. Estamos ante la mejor expresión de la pureza motociclística. Es como si destiláramos el alma y la esencia de un vehículo de dos ruedas, el nucleo de su ser, y lo aislásemos, dejando fuera de la ecuación todo aquello que sea superfluo o que no tenga que ver en originen con estas máquinas.

BMW R 18 20

La BMW R 18 es una moto de apariencia eminentemente clásica y retro. Es una vuelta a los orígenes y a aquellas creaciones de la márca en la década de los 60. Estamos ante un diseño en el que se le ha querido dar especial importancia a los órganos mecánicos de la motocicléta, usando todos sus elementos y componentes funcionales como el vehículo para trasportar esa belleza y llegar al corazón de la gente.

Aquí no hay carenados para ocultar las vergüenzas, no hay complicados trabajos de pintura, no hay formas enrevesadas y rocambolescas de la carrocería para llamar la atención. Aquí todo es muy orgánico y natural. El hecho de poder transmitir belleza mediante el diseño de las culatas, del bastidor, o de algo tan «tonto» como el eje cardán de la moto (con la articulación totalmente a la vista) tiene mucha mayor complejidad y mucho mayor mérito que hacerlo con un diseño chulo de las luces diurnas LED o unos plásticos de formas afiladas.

Allá a donde mires, la calidad de los remates y el cuidado por el pequeño detalle es sencillamente excepcional. No en vano es un prototipo fabricado a mano y este nivel de excelencia muchas veces es complicado de alcanzar cuando te mueves en un entorno industrial, con producciones en cadena y donde cada céntimo ahorrado cuenta.

BMW R 18 16

Empiezo destacando el chasis tubular de doble cuna. Con un par de trazos muy fluidos, casi naturales, ya tenemos definido todo el bastidor de la motocicleta. El tanque de combustible, con forma de lágrima, se integra perfectamente en esa curva que describe el chasis y entronca de una manera perféctamente armónica con el sillín. El trazo sigue discurriendo sauve e inalterado hasta llegar finalmente al eje trasero, donde describe una curva cerrada y vuelve hacia el frontal de la motocicleta, creando a su vez el basculante y la zona baja del bastidor, hasta subir finalmente en vertical hasta la pipa de dirección.

En esta cuna que acabamos de crear se ubica el masivo propulsor bóxer de dos cilindros, el más grande que ha creado jamás la firma bávara con un desplazamiento de 1.800 cc. Queda perféctamente acomodado entre sus brazos, y a ambos lados sobre salen las gigantes cabezas de los cilindros como dando buena cuenta de que estamos ante una moto grandiosa en todos los aspectos.

Todos los órganos mecánicos están a la vista, y en todos me podría detener a decir por qué en mi opinión esa pequeña pieza en concreto es una maravilla para los sentidos. Los colectores de admisión están cromados y discurren desde la zona trasera superior del cárter, donde está colocado el carburador doble hasta la culata. Tanto la parte frontal del motor como sus dos cabezas laterales cuentan con una especie de escudos cromados como para protejer y a la vez realzar la mecánica.

BMW R 18 11

Hoy en día todo está controlado por impulsos eléctricos digitales, pero la BMW R 18 se revela contra esa fría y calculadora tecnología sin alma, y presenta un esquema eléctrico lo más minimalista posible. De hecho en las fotografías es imposible detectar un mazo de cables o lineas eléctricas aquí y allá. Los únicos sistemas eléctricos de la moto son la puesta en marcha, el encendido y el sistema de alumbrado, nada más . La sencillez y pureza del diseño se ha llevado hasta el extremo. La batería puede obserbarse en la zona baja, delante de la rueda trasera mientras que si nos fijamos vemos que el modelo ni siquiera tiene un airbox, sino que el aire del ambiente entra diréctamente al puerto del carburador.

Si tuviese que mencionar alguna pega, para mi gusto los escapes gemelos no guardan mucha armonía con el resto de la motocicleta. Las colas tienen formas rectas, poligonales y afiladas; y eso le da un royito futurista que no acabo de entender en una creación en la que todo es orgánico, natural y curvo y cuya fuente de hispiración son los diseños de mediados del siglo XX.

Os recomiéndo que veáis todas las fotos de la galería porque no tienen desperdicio. Como ejercicio de diseño y showbike hay que reconocer que la BMW R 18 es un acierto de lleno, pero en su concepción se han tomado demasiadas licencias artísticas por lo que será complicado ver algo remótamente parecido en los concesionarios del fabricante bávaro.

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Jose
Invitado
Jose

Con la tontería BMW nos está haciendo un teaser de su futura bóxer 1800 (Cosa que suele hacer en Villa d´Este)


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.