Yamaha MT-03 2020: llega la renovación de la naked lightweight

Yamaha MT-03 2020: llega la renovación de la naked lightweight

Disponible a partir de diciembre a un precio todavía por confirmar


Tiempo de lectura: 3 min.

Sabemos que Yamaha, como el resto de marcas, está obligada de cara al año que viene a renovar algunos de sus modelos por la entrada en vigor de la Euro 5. Dos de ellos los tenemos más o menos claro y pertenecen a la familia MT. Se trata de la Yamaha MT-125 (de la que ya apareció un teaser) y su hermana inmediatamente superior, la MT-03. Pues bien, esta última acaba de ser desvelada así que ya os podemos contar algunos de los secretos de la nueva Yamaha MT-03 2020.

Todos conocemos la historia de las Master of Torque (MT) de Yamaha. En el caso de la MT-03 incluso nos podemos remontar a la primera generación del 2004 aunque si bien es cierto, poco o nada tiene que ver aquel modelo con el que luego llegaría en 2016.

En este último ya se notaba la influencia de la Yamaha MT-09, lanzada en 2013. Con ella la marca de los diapasones quiso plasmar, en una moto, el origen japonés de la marca junto a otros valores como la emoción y todo unido en un enfoque de moto ágil, divertida y de buen rendimiento.

Yamaha MT03 1920 02

Esta gama Hyper-naked cuenta con modelos que van desde 125 cc hasta 1000 cc, siendo la punta de lanza las MT-09 y MT-10. Estas junto al resto de modelos de la gama han conseguido vender, en los últimos seis años, 241,000 unidades en Europa.

Lo que destaca de la nueva Yamaha MT-03 2020 es su renovado diseño. Inspirado en el de la Yamaha MT-09 y visto ya el año pasado en la MT-15 asiática, la máscara frontal recibe un grupo óptico dividido en tres. Los dos faros superiores funcionan como luces diurnas mientras que la central, en forma de lupa, combina las de cruce y carretera. Los intemitentes también utilizan tecnología LED.

Justo detrás encontramos una nueva instrumentación completamente digital y monocromática. El tanque de combustible, de 14 litros, también es de nueva factura con lo que ha cambiado levemente la posición a los mandos, aunque el asiento sigue a la misma altura, 780 mm.

Yamaha MT03 1920 03

Si analizamos el motor o la parte de ciclo, los cambios son mínimos. Empezando por el propulsor, mantiene el bicilíndrico de 321 cc que desarrolla 42 CV a 10.750 vueltas y un par motor de 29,6 Nm a 9.000 revoluciones. El propulsor deriva directamente del utilizado en la Yamaha YZF-R3 con lo que ya supera la homologación Euro 5.

Donde tampoco hay cambios es en el chasis. El concepto es el mismo que el usado en la versión deportiva aunque para hacerlo más ligero y ágil, la viga principal de aluminio da paso a una construcción en doble tubo. Detrás el basculante también permanece inalterado aunque las suspensiones sí son de nueva factura.

Delante incorpora ahora una horquilla invertida con barras de 37 mm de acabado dorado (sin posibilidad de regulación). Detrás el amortiguador es el mismo pero se han revisado los tarados internos. No cambia el equipo de frenos, con el disco delantero de 298 mm y pinza de flotante de dos pistones que trabaja junto al disco trasero de 220 mm con pinza monopistón.

La medida de los neumáticos sigue siendo 110/70 R17 y 140/70 R17. Puede parecer un ancho pequeño para la parte trasera, pero aunque pierda algo de empaque visual lo gana en agilidad. Con todo ello el conjunto ha ganado algo de peso, en parte debido a los cambios en el escape para la Euro 5. Son tres kilos más ya que ahora declara 168 kg por los 165 kg de la versión anterior.

De momento Yamaha no ha desvelado el precio de la nueva Yamaha MT-03 2020 aunque sí ha anunciado que estará disponible en los concesionarios a lo largo del mes de diciembre.

 

COMPARTE
Sobre mí

ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.