Menu

Hesketh presenta el prototipo de una tricilíndrica de 1000 sobrealimentada

La marca británica cambia radicalmente su concepto de motocicletas

Hesketh presenta el prototipo de una tricilíndrica de 1000 sobrealimentada

La pequeña compañía británica Hesketh Motorcycles nos traslada a una época de excesos: alcohol, tabaco, mujeres, y otros vicios que no podemos nombrar explícitamente. Esto era más o menos lo que rodeaba a James Hunt junto al equipo de Fórmula 1 fundado por Alexander Lord Hesketh. Así que tras terminar su andadura en la Fórmula 1, probó suerte en las motocicletas aunque no tuvo apenas éxito. Bajo su marca han salido contados modelos, todos hechos a mano, siendo quizás el más recordado la Hesketh 24.

Pero lejos de permanecer aletargada, la artesanal firma británica sorprendía hace un par de días en su página de Facebook con un prototipo de lo que podría ser su próximo modelo. Todavía sin nombre, la podemos definir como una deportiva con motor tricilíndrico, 1000 cc y lo más sorprendente: un compresor volumétrico que seguro que le permite ganar unas más que interesantes dosis de potencia.

En cuanto al diseño, la Hesketh no destaca por ofrecer aparentemente ninguna solución diferente al resto. Cuenta con una estética neo-retro (si así la podemos definir) de reminiscencias cafe-racer. Horquilla invertida, frenos Brembo con pinzas radiales, monoamortiguador trasero anclado directamente al basculante, transmisión por cadena y un subchasis que a la vista resulta muy ligero.

Donde sí encontramos algo diferente es en el propulsor. Se trata de un tricilíndrico de 1000 cc tal y como ellos mismos anuncian, pero su posición no es la habitual a lo que estamos acostumbrados. Se ubica en el chasis en posición longitudinal en vez de transversal (como en la Rocket III). Además los cilindros están ligeramente inclinados hacia el exterior, como si se tratase de V6 al que hubiesen cercenado por la mitad. Y esto es lo más extraño porque actualmente no existen motores V6 de dos litros (al menos que sepamos). Y hace años tampoco eran demasiado frecuentas. Sólo recordamos la serie K de Mazda que cubicaba entre 1.8 y 2.5 y que en España se pudo ver en los Mazda MX-3 V6. Eso quiere decir que sería un motor fabricado ex profeso.

Por si sólo este motor fuese ya lo suficientemente extraño, Hesketh ha rizado el rizo añadiéndole un compresor volumétrico en la parte trasera y que podemos ver claramente. Con este planteamiento podríamos estar hablando fácilmente de una potencia máxima cercana a los 200 CV. Pero el diseño todavía se encuentra en una fase muy temprana (no hay ni rastro de las estriberas, por ejemplo) por lo que al final todo son meras especulaciones.

Ahora bien, si querían captar nuestra atención, ya la tienen.

COMPARTE
Sobre mí

ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.