Menu

Moto del día: AAR Alligator

La moto de Dan Gurney

Moto del día: AAR Alligator

Dan Gurney es un famoso ingeniero y piloto americano que ganó el Gran Premio de Spa en 1967 a bordo de su coche Eagle con el número 36. Fue uno de los mejores en la década de los 60, y cuando dejó de competir, montó la empresa All American Racers o AAR, con la que fabricaba vehículos para competición. También fue el ideólogo del flap Gurney, que lleva su apellido. Un buen día decidió que no estaría mal aplicar sus conocimientos a las motocicletas, y así nació la moto de hoy, la AAR Alligator.

Los requisitos fundamentales para la concepción de esta moto eran dos principalmente: que tuviese el centro de gravedad más bajo que cualquier moto, y que tuviera una posición reclinada para el piloto, con los pies adelantados. El mismísimo Dan Gurney se puso manos a la obra en su diseño, y la presentó en el Museo Petersen de Los Ángeles, el 24 de abril de 2002.

Con un chasis tubular de Chromoly y paneles de fibra de carbono se diseñó el chasis, donde la posición del piloto condicionaba el posicionamiento del depósito, que estaría debajo del asiento. De este modo se lograba bajar aún más el centro de gravedad, a la vez que el piloto se sentaba lo más bajo posible. Desde mi punto de vista es un planteamiento de lo más inteligente, con un centro de gravedad muy bajo y una posición de conducción que parece muy cómoda.

El motor era un monocilíndrico de 710 cm3 y origen Honda que rendía alrededor de 70 CV. Estaba refrigerado por aire y era de cuatro tiempos, estando unido a una caja de cinco velocidades. La moto pesaba tan solo 145 kg, por lo que sus prestaciones eran muy buenas. Lograba acelerar de 0 a 96 km/h en 3,1 segundos y podía alcanzar una velocidad máxima de 225 km/h.

La parte ciclo era de calidad, con doble horquilla invertida de 43 mm delante, y doble conjunto muelle-amortiguador detrás. El neumático delantero tenía de medida 120/70 R17 con frenos Nissin de doble rotor con 330 mm, y 180/55 R17 detrás, con freno de un solo disco de 220 mm.

Se planificaron solamente 36 unidades, en homenaje al número que llevaba Dan Gurney en el coche cuando ganó el GP de Spa en Fórmula 1, cada una a un precio de unos 35.000 dólares de la época. No ha envejecido demasiado bien, y en 2014 Sotheby’s subastó una unidad en Monterey por 17.600 dólares. Aún así, es una moto muy interesante e innovadora que se merece nuestro pequeño homenaje.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.