Moto del día: BMW F 650 GS Rallye

Moto del día: BMW F 650 GS Rallye

Una auténtica Paris-Dakar para clientes exigentes


Tiempo de lectura: 6 min.

Nuestra protagonista de hoy, la BMW F 650 GS Rallye, venía en el año 2001 a conmemorar las victorias que había cosechado dentro de la prestigiosa prueba del París-Dakar el piloto francés Richard Sainct en las ediciones de 1999 (Granada-Dakar) y 2000 (París-Dakar-El Cairo) con la F 650 RR, intentando de esta manera proveer a cualquiera que decidiera lanzarse a la aventura africana de una motocicleta lista para ir a surcar el desierto con plena eficacia y fiabilidad.

Solamente y con una primera inspección visual, te dabas cuenta que aquella trail era mucho más que una simple F 650 GS, ya fuera por lo ancho de sus fibras, su frontal con un doble faro halógeno, o las Michelin Desert en medidas 90/90 R21 y 140/90 R18 que llevaba instaladas, y que te permitirían afrontar cualquier ruta que te propusieras.

Evidentemente, BMW era y es una veterana en estos menesteres y sabía perfectamente todo lo que cualquier piloto privado necesitaría en tal preciada máquina para realizar la exigente prueba en la que pistas, dunas y en definitiva la naturaleza en su estado más salvaje nos pondría a prueba a diario.

BMW F 650 GS Rallye 2

BMW F 650 GS Rallye (2001)

La BMW F 650 GS Rallye nacía para dar la opción a equipos privados de poder afrontar con todas las garantías, cualquier tipo de prueba relacionada con el trail y en especial la reina de esta clase, el prestigioso Paris-Dakar

Para ello BMW se centró fundamentalmente en dos aspectos. Por un lado, en mantener casi inalterada la mecánica, ya que el monocilíndrico de cuatro válvulas y refrigeración líquida de la F 650 GS era un referente en este aspecto, así que tan solo modifico la compresión de este y se sustituyó el sistema de escape por otro totalmente en acero inoxidable y sin la protección lateral que mejoraba las prestaciones del original.

De esta forma se conseguía incrementar la potencia desde los 50 CV originales de la BMW F 650 GS de serie hasta los 60 CV a 6.500 RPM, produciendo un par de 59 Nm a 5.000 RPM y alcanzando una velocidad máxima cercana a los 180 km/h, algo que tampoco debía ser lo más importante, dado el uso para el que estaba diseñada y que en muy pocas ocasiones nos permitiría rodar a esas velocidades.

Por otro lado, la marca trabajó en la parte ciclo y es aquí donde la F 650 GS Rallye se beneficiaba de los cambios más sustanciales, como por ejemplo el kit completo de fibras ensanchadas para albergar los cuatro depósitos de gasolina con los que venía equipada la motocicleta alemana.

BMW F 650 RR de Richard Sainct 1999

BMW F 650 RR de Richard Sainct (1999)

En la versión Rallye de la mítica trail alemana se trabajó a nivel mecánico, parte ciclo y equipamiento, consiguiendo alcanzar un equilibrio y eficacia fuera de toda duda

Dos de ellos eran laterales y se ubicaban en su parte delantera con una capacidad de 11 litros cada uno. Un tercero debajo del sillón en posición central, en el que cabían hasta 12 litros, y por último otro instalado en su parte trasera que podía albergar 17 litros de combustible.

Así nos encontrábamos con una suma final de 51 litros de gasolina, repartidos de manera proporcional para mantener el reparto de pesos lo más equitativo posible, estando conectados los dos delanteros con el central, para que de este modo siempre se mantuviera el depósito intermedio lleno y conseguir mantener el peso lo más cercano al centro de gravedad conjunto con el piloto.

Las suspensiones fue otro de los aspectos donde la marca tuvo que trabajar. Evidentemente seria uno de los elementos que más desgaste y labor deberían realizar a diario, así que confió en WP para dotar a la F 650 GS Rallye de una horquilla invertida con barras de 43 mm en su tren delantero y un monoamortiguador en la zaga, todo ello regulable en compresión y extensión, además de la precarga en el tren trasero.

Equipo BMW Motorrad Team Gauloises 2000

Equipo BMW Motorrad Team Gauloises (2000)

El reparto de pesos -y la cifra final de este- fue uno de los apartados donde más se centró BMW en esta versión Rallye, consiguiendo llegar a los 175 kilogramos en vacío, es decir, 25 kilogramos menos que una F 650 GS de serie

El equipo de frenado, por el contrario, se decidió dejar tal cual venia de serie en la F 650 GS, constando de un disco de 300 mm en su frontal y otro de 240 mm en el eje trasero, con pinza de doble pistón delante y mono pistón detrás, todo ello suministrado por los italianos de Brembo.

Como no podía ser de otra manera, se dotó a esta versión tan especial de un cuadro de instrumentos al más puro estilo Paris-Dakar, compuesto de un rutómetro y por supuesto un tripmaster, todo ello accionado y controlado desde una piña especial colocada en el lado izquierdo del manillar.

Tanto las tijas como las bases donde se sustentaba el panel de instrumentación eran de nueva factura y fabricado en aluminio, como también lo era el manillar suministrado por Magura, que permitía diferentes regulaciones y alturas, adaptándose de este modo a la talla del piloto.

BMW F 650 RR de Richard Sainct 2000 4

BMW F 650 RR de Richard Sainct (2000)

Todo en la BMW F 650 GS Rallye estaba pensado para poder afrontar cualquier tipo de prueba a sus mandos, gracias a un extenso equipamiento y calidad de este

Como vemos en esta cuidada versión, todo se diseñó y ensambló de una manera exquisita, creando de este modo una auténtica carreras-cliente, algo que a excepción de KTM y su versión Rallye, era muy difícil de ver dentro del segmento trail.

El precio de esta joya mecánica era de 3.140.000 pesetas en el año 2001, es decir un 150 % más que una BMW F 650 GS de serie, aunque la marca en esta tarifa incluia todos los elementos necesarios para llevar esta versión Rallye a la originalidad de serie, es decir, escape, fibras, depósito, instrumentación…

Puede parecer mucho o poco, según se mire. Lo que está claro es que las opciones para tener una motocicleta lista para irte a rodar a cualquier desierto eran muy limitadas y la marca germana fue una de las poquísimas que se arriesgó a realizar. Excepto las dos primera fotos, que se corresponden al modelo, las demás corresponden a las motos empleadas en las carreras oficiales. Sentimos no poder ofreceros más.

Calcula cuánto cuesta asegurar un BMW F 650 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.