Moto del día: Verve Moto Tracker 250i

Moto del día: Verve Moto Tracker 250i

Una milanesa con orígenes indonesios y fabricación china


Tiempo de lectura: 5 min.

Las motocicletas con estilo retro o imagen neoclásica están de moda. Solo hay que echar un ojo a la oferta actual dentro de cualquiera segmento o cilindrada para darnos cuenta que añoramos años pasados, al menos en lo que respecta al diseño, y que además tenemos la suerte de que dentro de ese look encontramos modernas mecánicas que se adaptan a casi cualquier rango de edad, gustos o necesidades.

Bien, pues Eugenio La Torre, diseñador, jefe y uno de los fundadores de la marca italiana Verve Moto, era consciente de todo esto y ha querido imprimir esa personalidad y diseño a todas y cada una de las motocicletas que actualmente conforman la gama de esta firma milanesa gracias. Lo ha hecho, entre otras cosas, al haber estado durante una larga temporada por diversos lugares del globo dedicándose a personalizar motocicletas para otras empresas del sector.

Así que, después de unos años de trotar de acá para allá realizando esta labor, decide instalarse en Bali y allí montar el primer taller de fabricación propia junto a varios socios y trabajadores locales, fundando definitivamente Verve Moto, donde primero sirven únicamente al mercado interior de Bali y terminan fabricando bajo encargo para clientes de Estados Unidos, Brasil o Europa.

Verve Moto Tracker 250i 2

La Verve Moto Tracker 250i es una de las motocicletas que componen la gama de esta marca milanesa que tienes sus orígenes en la isla de Bali, donde inicia su actividad

Tras unos años en la isla de Indonesia, Eugenio decide que es el momento de dar un paso más allá y busca socios en China, regresando a continuación a Italia, donde monta las nuevas instalaciones de la marca, aunque la producción se traslada hasta los países asiáticos de China y Taiwán, buscando ante todo .y según el lema de la propia marca. “motocicletas sencillas pero con un estilo bien definido, fiables y con unos costes de compra y mantenimiento reducidos, para una conducción sin preocupaciones”.

Pues dentro de esta nueva etapa y con sedes en Italia y Alemania actualmente, tiene como tope de su gama a la Verve Moto Tracker 250i, una motocicleta que mezcla ideas del estilo café racer, el enduro o el segmento de las scrambler, pero que por encima de cualquier cosa derrocha una gran personalidad y se posiciona como una de las más exóticas dentro de las motocicletas actuales de baja cilindrada.

Para la creación de la Tracker 250i la marca italiana firmó un acuerdo con CFMOTO, que es quien suministra el propulsor monocilíndrico de cuatro tiempos refrigerado por agua y 249 cc, también empleado por ejemplo en la 300 SR. Con unas cotas internas de 72×61,2 mm y una compresión establecida en 11,3:1, es capaz de desarrollar una potencia de 25 CV a 9.000 RPM con un par máximo de 22 Nm a 7.500 RPM. El cambio es de seis relaciones y la alimentación esta delegada en un sistema de inyección fabricado por Bosch.

Verve Moto Tracker 250i 3

La empresa en esta segunda etapa ha buscado respaldo financiero en socios chinos contando, por ejemplo, con el apoyo de CFMOTO, que suministra los propulsores para la Verve Moto Tracker 250i

El cuadro que acoge al propulsor es un doble cuna tubular de acero que garantiza una correcta rigidez en casi cualquier circunstancia, teniendo en cuenta que los caminos de tierra y pistas forestales son entornos donde mejor se mueve la Tracker 250i. Además, queda ayudado por una horquilla invertida en el frontal y un amortiguador monoshock RockShox ajustable en el la parte posterior.

La frenada corre a cargo de sendos discos lobulados en ambos ejes, con pinza de doble pistón delante y monopiston detrás, asistidos por el ya obligatorio sistema de ABS y ayudados además por latiguillos metálicos, por lo que estaremos cubiertos para detener los 140 kilogramos que declara en seco la marca. Todo queda anclado en unas llantas que calzan neumáticos con semitaco y tienen medida 4.10-18 y 4.60-17 delante y detrás, respectivamente.

Como ya hemos comentado anteriormente, esta motocicleta italiana es fabricada en Asia, como viene siendo habitual ya en la mayoría de marcas, pero no se ha dejado de lado la calidad de sus componentes o el equipamiento de esta. Por eso la Verve Moto porta elementos como manetas en aluminio con acabado CNC regulables, manillar de aluminio con cubierta transversal de espuma o un silencioso en acero inoxidable, entre otros.

Verve Moto Tracker 250i 7

Sí que hay componentes como por ejemplo su velocímetro, que tan solo cuenta con esta función y odómetro además de varios testigos luminosos, que son algo parcos en detalle pero, por otro lado, de alguna forma la filosofía tanto de la marca como el modelo en sí es hacer una moto sencilla y sin mucho aditamento superfluo.

El nivel de acabado, en general, está en la línea de productos similares a la Verve Moto Tracker 250i, como por ejemplo la Bullit Bluroc 250, que además cuestan más o menos lo mismo

Aún así, podemos observar que se ha dotado a la Tracker 250i de intermitentes LED, un faro delantero de aspecto vintage pero con iluminación Full LED o componentes de calidad como su batería de iones de litio para aligerarla de peso.

Si hablamos de cotas, la longitud total es de 2.120 mm, con una altura máxima de 1.140 mm y una distancia libre al suelo desde el asiento del piloto de 820 mm, siendo apta para casi todas las estaturas, a pesar de su imagen de moto más bien “campera”.

Verve Moto Tracker 250i 8

Con un precio de 4.190 euros en Italia, y pudiéndose adquirir en blanco o negro mate, de momento no tenemos distribuidor oficial en nuestro país, pero a buen seguro que próximamente podremos disfrutar de esta opción dentro de nuestro mercado y de las demás motocicletas de la gama de Verve Moto.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Gonzalo Lara Camarón
Editor

Anda la leche, la moto de Mad Max


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.