Moto del día: Bultaco Pursang MK11

Moto del día: Bultaco Pursang MK11

Fue la antesala del fin, antecediendo a la MK15 que consiguió ganar el Campeonato de España de Motocross pero no llegar a serie


Tiempo de lectura: 4 min.

En la industria automotriz las marcas no siempre ponen las cosas fáciles en lo que se refiere a la catalogación de los modelos y sus respectivas series. Es más, lejos de tender a nomenclaturas lógicas parece como si disfrutasen estimulando la confusión. Algo especialmente visible en el motociclismo, repleto de nombres imposibles y todo tipo de códigos confusos en los listados históricos. Así las cosas, en la historia de la Bultaco Pursang se dan algunos de estos conflictos. Algo, por otra parte, más o menos lógico. Especialmente en esta saga donde las actualizaciones fueron constantes, originando nuevas generaciones donde se sucedieron cambios drásticos con otros meramente anecdóticos.

Para empezar, lo primero a tener en cuenta es que la primera Bultaco Pursang siquiera es una de ellas. Es más, la primera a la que poder llamar así es realmente la MK2, punto donde comienza la saga de esta motocicleta de Motocross en 1967. Y es que, antes de ella lo disponible en el catálogo era la Metisse. Lanzada en 1964 uniendo la mecánica de la marca catalana con el diseño de chasis ejecutado por los hermanos británicos Derek y Don Rickman. Una montura ensamblada tanto en Barcelona como en el Reino Unido, siendo el inicio asistido de Bultaco en el mundo del Motocross con el problemático acceso a un acero de calidad en España como telón de fondo.

De hecho, cuando en 1967 al fin se pudo acceder en el mercado nacional a un material de calidad suficiente para la realización de los bastidores, Bultaco cortó la relación con los Rickman de cara a lanzar en solitario la Pursang. Eso sí, en reconocimiento a la Metisse la primera de la nueva saga comenzó con la nomenclatura MK2, dando a la hispano-británica la consideración de inicio y parte de las Pursang. Un comienzo algo lioso, aunque cargado de éxitos inmediatos en el mercado americano. Es más, precisamente aquella progresión más allá del Atlántico fue clave para entender el momento estelar de esta montura, con el estadounidense Jim Pomeroy ganando el GP de España en 1973. El evento que, paradójicamente, hizo eclosionar la moda por el Motocross entre los jóvenes norteamericanos.

La Pursang no sólo fue la primera motocicleta de Motocross íntegramente diseñada por Bultaco, sino también uno de sus mayores éxitos de ventas y trofeos

Bultaco Pursang MK11, la antesala del final

Aquella victoria de Pomeroy fue la primera de un piloto norteamericano en el Mundial de Motocross. Un éxito relativo ya que se trata tan sólo de una carrera y no de toda una temporada, aunque al mismo tiempo resultó suficiente para despertar el furor en miles de jóvenes con deseos de emular a su compatriota. De esta manera, la Bultaco Pursang MK6 de aquel 1973 evolucionó rápidamente incluyendo nuevos elementos a un ritmo constante, año a año.

Así las cosas, en 1976 llegó la MK9 coincidiendo con el mejor resultado en el Mundial – cuarto – del piloto norteamericano – fichado por Bultaco de forma oficial nada más acabar aquel GP de España tres años antes – . No obstante, de aquellas ya empezaban a darse con cierta virulencia los conflictos laborales que contribuyeron al final precipitado de la casa catalana. Una paradoja. Con la marca alcanzando buenos resultados en el campo de la competición mientras en los despachos de contabilidad se iba mascando la tragedia.

Una situación convulsa en la que apareció en 1977 la Bultaco Pursang MK11. Dotada por primera vez de amortiguadores equipados con depósitos de gas independientes así como un escape “ bufanda “. Todo ello disponible en cuatro variantes, abarcando desde el octavo de litro hasta los 363 centímetros cúbicos. Una serie de diferencias mecánicas no sólo con impacto en la potencia – la cual iba desde los 24 CV hasta los 40 CV – sino también en el peso. No en vano, mientras la Bultaco Pursang MK11 con octavo de litro pesaba 89 kilos la de mayor cubicaje arrojaba en báscula 102.

bultaco pursang mk11 (2)

Las últimas series como la MK11 o la MK15 estuvieron marcadas por la espiral de problemas laborales y económicos dados en los últimos años de la casa catalana

Tras esto, al poco tiempo se presentó la MK15 con la esperanza de remediar la marcha sombría a la que Bultaco parecía condenada. De hecho, intentando dar un espaldarazo a la empresa esta última versión de la Bultaco Pursang se equipó con un motor de nuevo diseño con admisión por láminas. Un diseño de lo más interesante, llegando a estar presente en la competición de forma exitosa gracias a lograr el Campeonato de España de Motocross en 1980. Sin embargo, los problemas terminales por los que ya atravesaba la casa catalana dieron al traste con su producción en serie. Hecho que firmó el canto de cisne para este emblemático modelo perfecto para las sendas más embarradas.

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

4
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Gustavo Adolfo
Invitado
Gustavo Adolfo

Menudo reportaje, no se donde se han documentado, pero hay multitud de errores. No hubo mk-11 de 125, el modelo 250/370 es del año 1978, Bultaco ganó su último campeonato en 1979 con la mk-15 proto , pilotada por Elías.
La mk-12 fue la primera con motor de láminas, modelo de 1979. En 1980 debería haberse lanzado la mk-15 pero Bultaco cerró en Diciembre del 79 y al reabrir ya sin la familia Bultó, ya no pudo fabricarla.

Carlos
Invitado
Carlos

Que falta de conocimiento, pursang mk11 de 125 Dios mío. Entonces la pursang mk12 que tuve yo, no existió…me la fabrique yo.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.