Moto del día: Derlan MSK-94

Moto del día: Derlan MSK-94

Este híbrido de motocicleta y scooter fue la creación más conocida de esta marca vasca hoy en día poco recordada


Tiempo de lectura: 4 min.

Casi desconocida más allá de los recuerdos del público local y algunos coleccionistas muy selectivos, Derlan fue una de las marcas nacidas al calor de la industria vasca durante los años cincuenta. Pero vayamos por partes. Y es que, antes de nada, merece la pena trazar un escueto mapa sobre la producción motociclista en la Península Ibérica. Para empezar, llama la atención cómo la mayor parte de las marcas se crearon en lugares con tradición fabril. Algo que no es de extrañar, no sólo gracias al fácil acceso que esto otorgaba a mano de obra, materiales o industria auxiliar. Sino también debido a la abundancia de compradores.

No en vano, la mayor parte de los obreros se desplazaban en bicicletas hasta bien entrados los años cuarenta debido a las estrecheces económicas de la época. Algo que, en gran medida, sentó las bases para el desarrollo de la industria motociclista, puesto que no pocas empresas transitaron de forma natural desde la fabricación de modelos a pedales a la producción de vehículos motorizados con dos o tres ruedas. En este sentido, quizás el ejemplo más conocido sea el de DERBI, Derivados de Bicicletas. Pero volvamos a la distribución geográfica. A tenor de lo explicado anteriormente, no nos puede llamar la atención cómo el foco motero más importante en la Península se instaló en Cataluña. Concretamente en Barcelona y sus alrededores.

Sin embargo, Asturias con Avello y País Vasco con Lambretta Locomociones, Lube o la propia Derlan también tuvieron bastante que decir. Todo ello junto a lo ocurrido en Madrid, donde ISO Motor, Moto Vespa, ROA, Rondine y R.Soriano sumaban para conformar una activa escena relativa al mundo de las dos ruedas a motor. Y eso por no hablar de algunos focos en la Sevilla donde se fabricaban los velomotores con motor Mosquito o el interesante panorama creado en Elche, del cual hoy en día sobrevive Setter. Así las cosas, Derlan ha quedado como una de las referencias menos conocidas no sólo en el global del panorama ibérico, sino incluso en la propia escena vasca.

derlan msk 94 (3)

La MSK-94 fue la creación más destacada de la marca, con un diseño muy curioso a medio camino entre la scooter y una motocicleta con el bastidor abierto

Derlan, una referencia poco conocida

Fundada en 1953, Derlan tiene sus raíces en los Talleres Basor de Zarautz. Propiedad de los hermanos Sorazu, se echaron al camino con el diseño de un motor propio. Algo bastante notorio pues, al fin y al cabo, las más de las empresas motociclistas con pequeño tamaño resolvían el apartado mecánico equipando motores de la barcelonesa Hispano-Villiers. De todos modos, en honor a la verdad el diseño de los ingenios Derlan no era del todo original, pues éste resultaba una copia de los monocilíndricos con dos tiempos creados por la alemana Sachs.

De todos modos, era efectivo. Por lo que aquel mismo año vio la luz la primera creación de la marca. Un ciclomotor con 98 centímetros cúbicos – las regulaciones que van moldeando lo que hoy en día entendemos por este tipo de vehículo no aparecen en el BOE hasta la primavera de 1961 – que, además, contaba con la particularidad de tener el chasis abierto. Es decir, resultaba perfecta para personas con falda o vestido largo – bien fueran mujeres o sacerdotes – ya que permitía un sencillo pase de piernas de un lado a otro. Exactamente igual que las versiones “ sotanas “ de la primera Montesa, la A-45.

No obstante, aquel diseño tenía un fallo y es que, dados los muchos días de lluvia registrados en la Cornisa Norte, mancharse la ropa al rodar en moto resultaba de lo más común. De esta manera, el segundo modelo fue el que muchos llamar scooter de Derlan, ya que se equipó con un carenado inspirado en el de las Vespa y Lambretta posibilitando un híbrido entre la motocicleta como tal y el scooter. No en vano, a pesar de la forma del chasis y el carenado del motor, las ruedas seguían siendo de un gran tamaño. Concretamente de 17 pulgadas.

derlan msk 94 (1)

En el panorama industrial vasco se desarrolló un interesante conjunto de marcas motociclistas con una horquilla tan abierta que engloba a Lube e incluso BH

Comercializado especialmente en la zona norte peninsular, el scooter de Derlan con 3 CV de potencia también contó con algunas agencias de venta en el Levante y Cataluña. De todos modos, no resultó nunca una amenaza seria para las Vespa y Lambretta, verdaderas protagonistas en aquel segmento con clara inspiración italiana.

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea