Moto del día: Ducati MHR 900

Moto del día: Ducati MHR 900

El homenaje a la victoria de Mike Hailwood en el TT de 1978


Tiempo de lectura: 3 min.

Uno de los momentos más épicos en la historia de la competición fue la victoria de Mike Hailwood en el Tourist Trophy de 1978 a lomos de una Ducati después de que una década antes, Honda hubiese pagado a Mike “The Bike” para que no volviese a competir tras la marcha de la firma japonesa del mundial. El revuelo fue tan grande que solamente un año después se lanzaba la Ducati MHR 900 como homenaje.

La moto con la que había ganado era una Ducati 900 SS preparada por NCR y los italianos utilizaron la misma base para desarrollar la MHR (de Mike Hailwood Replica). Utilizaba un motor bicilíndrico de 863,9 cc, culata SOHC con distribución desmodrómica movida por engranajes cónicos, carburadores Dell’Orto PHM40 y una potencia máxima de casi 80 CV a 7.750 vueltas. La caja de cambios era de cinco relaciones y el embrague multidisco en baño de aceite.

Para la parte de ciclo se utilizó un chasis de doble cuna tubular abierta que usaba el motor como parte estructural. A él se anclaban unos componentes de primera calidad tales como la horquilla telescópica Marzocchi con barras de 38 mm, amortiguador suministrado también por la firma italiana, doble disco de freno delantero Brembo de 280 mm de diámetro e iguales dimensiones en el eje trasero.

Ducati 900 MHR

La dimensión de las ruedas era de 100/90-R18 y 110/90-R18. Los escapes estaban fabricados por Silentium y las llantas de aleación eran Speedline. El peso en vacío se quedaba en solamente 205 kg. Su raíces en competición hacían que el asiento del pasajero se pudiese ocultar bajo una tapa, convirtiendo así la 900 MHR en una preciosa monoposto.

Esta primera serie de motocicletas con una tirada limitada a las 300 unidades fue construida pensando en usarlas como homologación para poder lanzar una versión de carreras. Pero el éxito fue inmediato, tanto que Ducati se vio obligada a construir más motocicletas y además ir actualizando estas con el paso del tiempo.

Fue al año siguiente, en 1980, cuando llegó la segunda versión de la Ducati 900 MHR. En un principio la moto contaba con un depósito de combustible de fibra de 18 litros, pero fue cambiado por otro de 24 litros. Se añadieron también unas llantas de magnesio FPS y un carenado dividido en dos partes que era ligeramente más largo en los laterales.

En 1981 se añadieron dos paneles laterales que ocultaban la batería mientras que el motor recibía modificaciones internas localizadas, sobre todo en unos asientos de válvula diferentes y un mejorado acoplamiento para la caja de cambios. La MHR prácticamente no dejaba de evolucionar y en 1983 se introdujo el arranque eléctrico además del chasis de la nueva Ducati 900 S2 junto a un nuevo embrague en seco con mando hidráulico.

Para 1984 llegó la última versión, con un motor subido de cilindrada hasta los 973 cc. Es conocida como la Ducati MHR Mille (por cubicar casi 1.000 cc) y el motor pasaba a dar 83 CV a 7.500 RPM. Era ligeramente menos pesada (198 kg) y el neumático trasero aumentaba su anchura hasta los 130/80-R18. Estuvo a la venta hasta 1986.

Como decíamos, el éxito de la Ducati 900 MHR fue enorme. De las 300 motos fabricada en la primera serie se pasó a un total de 7.169, de las cuales 6.058 usaban el motor de 900 cc y las 1.111 últimas el motor de casi un litro de cilindrada.

Hoy en día, las unidades que salen a la venta de segunda mano no bajan de los 20.000 euros. Incluso hay algunas unidades a estrenar que rondan los 40.000 euros. Sin duda, un precio justo para una moto de colección.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Pedro Ivan
Mecánico
Pedro Ivan

Somos tantos los que hemos soñado con esta joya, una de esas motos que ya nacieron como una leyenda, eso sí ,como bien se ha indicado cotizaciones de locura para toda una leyenda.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.