Moto del día: FN cuatro

Moto del día: FN cuatro

El germen de las motocicletas de cuatro cilindros


Tiempo de lectura: 2 min.

A pesar de ser una empresa desconocida en el mundo del motor, no es la primera vez que la Fabrique Nationale d’Armes de Guerre Herstal se manifiesta entre nuestras motos diarias. Con una vida iniciada en la fabricación de armas y municiones -que prosigue en la actualidad-, FN construyó entre 1901 y 1967 alguna que otra moto.

En los albores de la movilidad individual mecanizada, los motores de un solo cilindro se habían implementado con fuerza a principios del pasado siglo. La alternativa al monocilindro llegó a través de la unión de otra cámara de combustión sobre un mismo cigüeñal. Así nació la configuración V2. Lo que hace honorable a la FN Cuatro es el hecho de ser la primera motocicleta propulsada por un motor de cuatro cilindros.

Dispuestos en línea con cigüeñal longitudinal, el propulsor de cuatro tiempos contaba con una cilindrada de 362 cm3. Refrigerado por aire, la potencia era enviada al eje posterior a través de un eje rígido. Era el año 1905 cuando el diseño del belga Paul Kelecom llegó a las calles. A diferencia de cualquier otro modelo del mercado, la FN era suave, ofreciendo una conducción que distaba de los ásperos motores de la época.

FN 4 Motor

En 1907, la capacidad aumentó hasta los 412 cm3. En 1908, se incrementó hasta los 493 cm3, coincidiendo con la fabricación del modelo Export para el mercado estadounidense. En 1910, el corazón de la FN cuatro alcanzó su nirvana: 498 cm3. Rendía 5 CV para mover una masa de 75 kilos, suficiente para rodar a unos más que dignos 64 km/h. Tres años más tarde recibiría una caja de cambios de dos velocidades y reposapies en lugar de pedales de bicicleta.

El Ford T (1908) alcanzaba los 67 km/h con 20 CV, apenas 3 km/h más que la FN cuatro

En 1914 se lanzó la edición Tipo 700, con 748 cm3 de cubicaje. El motor erogaba 7 CV de potencia máxima, pero la Gran Guerra estalló y sus ventas se detuvieron hasta 1921. En ese año, se añadió a todos los modelos de la gama la denominación “T”. Así, la Tipo 700 pasó a denominarse Tipo 700T Cuatro, con una caja de cambios de tres relaciones.

Un modelo que no ha gozado de éxitos en el mundo de la competición, pero un modelo que ha dado lugar a grandes motos a lo largo de las décadas. Por ello se merece un hueco entre nuestras Motos del día.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.