Moto del día: Harley-Davidson FXSTD Softail Deuce

Moto del día: Harley-Davidson FXSTD Softail Deuce

Un nombre largo para una Harley de acceso


Tiempo de lectura: 2 min.

La moto de hoy bien podría ser tu primera Harley-Davidson, pues no resulta tan excesivamente llamativa como sus hermanas de gama, tiene unas ruedas de tamaño razonable, y su precio, aunque alto, no se situaba en el rango superior. Nos referimos a la Harley-Davidson FXSTD Softail Deuce, un apellido que denota una particular suspensión trasera.

Si Harley-Davidson pone el apellido Softail a una de sus motos, es porque va a ser una moto muy especial. Intentando rememorar tiempos pasados, cuando algunas motos antiguas usaban un bastidor rígido detrás -sin suspensión trasera-, Harley-Davidson creó un esquema de suspensión push-rod, escondiendo de la vista el muelle, amortiguador y brazo basculante, bajo el asiento desde 2018, y bajo la transmisión en todos los modelos Softail desde 1984 hasta 2017.

Harley-Davidson tiene registrado el apellido Softail, así que solamente se usa en sus motocicletas

El modelo de 2007 recurría a un motor V-Twin a 45º de 1.584 cm3, refrigerado por aire y produciendo 124.7 Nm de par a 3.000 rpm. Ya sabéis la manía de Harley-Davidson de no facilitar sus datos de potencia en caballos de vapor, pero con esos datos y a esas revoluciones desarrollaba 52 CV aproximadamente. Evidentemente su régimen de revoluciones era mayor, así que la cifra de potencia máxima con seguridad supera esa cifra.

Disponía de una transmisión de seis velocidades, doble horquilla delantera, y la ya mencionada suspensión Softail trasera. Su peso de 301 kg en vacío la convierte en una moto bastante pesada, pero la idea no es apurar en las curvas, sino tener un rodar tranquilo haciendo kilómetros sin esfuerzo, gracias a su posición de asiento bajo -635 mm del suelo- y pies adelantados.

Que sepamos, la Harley-Davidson FXSTD Softail Deuce se produjo desde 1999 hasta 2007, teniendo en este último año un precio base de 17.980 dólares. No es poco, pero sus dueños pueden consolarse pensando que su depreciación ha sido baja. Es cierto que puedes encontrar modelos por 6.000 o 7.000 dólares, pero los que están bien cuidados apenas han perdido su valor inicial.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

4
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Convertidordepar
Invitado
Convertidordepar

Un intimo amigo mio tuvo esta misma motocicleta. Fabuloso motor que daba aproximadamente 70cv, pero como bien dicen ellos, es el par motor (torque) lo que vas a usar aquí. Tenia una sexta velocidad aberrantemente larga, pero con la que tiraba con una contundencia acorde a su cilindrada que en el caso de la de mi amigo eran 1.450 cc. Lo mas impresionante de ese motor era la incorporación de arboles contrarrotantes a la altura del cigüeñal, uno delante y otro detrás que proporcionaban, aun careciendo de silentblocks una suavidad y ausencia de vibraciones increíble tratándose de dos pistones de… Leer más »

Convertidordepar
Invitado
Convertidordepar

Siguiendo con mi experiencia, donde también resultaba espectacular, era a nivel de frenos. Mucho miedo. Con pasajero, una situación normal como pueda ser circular a 90 km/h y frenar para tomar una glorieta, acostumbrado a una moto «normal» te hacia recurrir a maniobras impensables en otra moto. Usar los cuatro dedos de la mano y apretar tanto como te de la mano, y aun así, ves que no para, tirar de freno trasero (algo que de aquella no usaba prácticamente) como si fuera un coche sin servofreno, y verte aun así necesitado de bajar marchas apresuradamente. Terrible. Vista la amplia… Leer más »


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.