Moto del día: Harley-Davidson MX 250

Moto del día: Harley-Davidson MX 250

La única Harley de motocross fabricada hasta la fecha


Tiempo de lectura: 2 min.

Si el otro día os contábamos que no siempre Harley-Davidson se dedicó a la fabricación de grandes custom (y para muestra tenemos la Topper), hoy os traemos otro espécimen raro. Fue desarrollada para competición, como la VR 1000, pero lejos del asfalto, ya que estaba pensada para los trazados de motocross. Saludemos a la Harley-Davidson MX 250.

Hay que dejar claro que es Harley porque tiene el nombre estampado en ella, pero no tiene prácticamente nada de la esencia del fabricante de Milwaukee, ya que utiliza componentes de distintos proveedores. Es lo más parecida a una “Frankenstein” oficial.

La Harley-Davidson MX 250 solo estuvo un año a la venta. Fue durante 1978 y coincide en la época más convulsa de la marca americana. Unos pocos años antes, y estando en verdaderos aprietos económicos, la empresa fue adquirida por AMF, algo que no hizo mucha gracia entre los fanáticos de la marca porque no entendían como una empresa de artículos recreativos y deportivos se ponía al mando de una empresa de motocicletas.

HD MX250 02

AMF siguió teniendo bajo el paraguas de Harley-Davidson a la marca italiana Aermacchi, que era la que se encargaba de fabricar los modelos más pequeños del catálogo. Así que como os podréis imaginar, la firma transalpina tiene mucho que ver en el desarrollo de su modelo de motocross.

El desarrollo de la MX 250 comenzó dos años antes, en 1976, utilizando un extraño sistema de suspensión trasera que consistía en dos barras de horquilla ancladas en el extremo del basculante. Esta es una foto de ese raro prototipo que no tuvo continuidad.

Tras contratar al piloto Rex Staten como encargado del desarrollo y evolución de la motocicleta, finalmente fue presentada en 1978. Y era una auténtica “Torre de Babel” empezando por el motor Aermacchi de 242 cc y dos tiempos con carburador Dell’Orto de 38 mm, que producía 32,5 CV a 9.000 vueltas. Las bobinas de encendido eran o bien Dansi (japonesas) o Motoplat (españolas).

Saltamos al chasis y el basculante de fabricación alemana que soporta una suspensión KYB (japonesa) con horquillas de 36 mm y amortiguadores con depósito separado detrás. A ellas se anclaban llantas Akront (españolas), bujes Leleu (franceses) y neumáticos Cheng Shin (taiwaneses). Toda la carrocería parece ser que fue fabricada por los italianos de NAVA, aunque también podría haber sido Preston Petty (por fin, algo americano).

Recientemente ha salido a subasta la primera unidad fabricada de la Harley-Davidson MX 250 y en el momento de escribir el artículo la puja iba por algo más de 10.000 dólares (9.000 euros). Si os ha resultado curiosa, hay una fantástica página en la que se habla de ella: Harleydavidson250mx.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.