Moto del día: Honda MB50

Moto del día: Honda MB50

Un ciclomotor de lo más cañero


Tiempo de lectura: 3 min.

La Honda MB50, u Honda MB5, como se la conocía al otro lado del charco, fue un modelo que los japoneses se sacaron de la manga a finales de los años 70. La idea era la de ofrecer una moto sencilla y no muy prestacional, pero sin renunciar a una estética cuidada e incluso deportiva.

La Honda MB50 venía a ser un poco la competencia de estas motillos pequeñas de dos tiempos que se vendieron por Europa en la década de los 80. En el caso de España, la que nos pilla más de cerca y la que recordamos todos fue el Vespino.

Estaba animada por un motor refrigerado por aire de dos tiempos y 49 cc. Pese a la pírrica cilindrada, la magia del 2T se notaba y era capaz de erogar unos muy dignos 7 CV de potencia a 9.000 vueltas. Estos 7 caballos para una moto que apenas pesaba 90 kg cundían una barbaridad.

Honda MB 50 02

Estructuralmente hablando era una moto un tanto endeble. El chasis era de tipo tubular construido en acero, pero ni siquiera tenía la clásica cuna que todos tenemos en la cabeza, sino que el eje del basculante se unía a la pipa de dirección mediante un par de secciones finas de tubo. El motor quedaba colgando al aire por debajo de estas dos secciones.

Y es que solo tenéis que ver las fotos para comprobar con vuestros ojos que la Honda MB 50 era poco más que una biciletilla con un chasis de alambre y unas ruedas finísimas. Al menos contaba con un disco de freno en el tren delantero, algo que no venía nada mal, puesto que ya era una moto que “andaba”.

Tenía una caja de cambios de cinco velocidades y el arranque corría a cargo de la pierna derecha del piloto. No tenía puesta en marcha eléctrica, ni batería, ni demás moderneces innecesarias.

Honda MB 50 03

Esta moto también llegó a Estados Unidos, así como a Inglaterra, solo que en estos mercados apenas duró un año a la venta. Si os soy sincero, me encantaría ver la cara que pone un norteamericano al decirle que se compre una moto con el cilindro del tamaño de un vaso de chupito.

En el Viejo Continente la cosa sí le fue mejor, y se estuvo vendiendo hasta 1988. Como curiosidad, los japoneses sacaron una versión ciclada y más prestacional basada en el mismo concepto. Era la Honda MBX 75, de la que ya os hablamos hace unos días y que además del extra de cilindrada venía con un motor refrigerado por agua más cañero.

Ahora es el momento en el que os hablaría un poco sobre cómo cotizan en el mercado de compraventa, pero desgraciadamente la Honda MB 50 nunca se llegó a vender en nuestro país, por lo que no hay tampoco unidades a la venta en las páginas de clasificados, al menos al momento de escribir estas líneas.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.