Moto del día: Honda AC15

Moto del día: Honda AC15

Nunca 50 centímetros cúbicos fueron tan legendarios


Tiempo de lectura: 3 min.

Siendo sinceros, en vez de la Honda AC15, la realmente legendaria fue la RC110 de 1962 con su correspondiente versión de calle “Club Racing”. La RC110 estaba compuesta por un motor de un solo cilindro de 50 centímetros cúbicos que era capaz de erogar 9,5 CV a 13.500 revoluciones por minuto, pudiendo alcanzar una velocidad máxima cercana a los 145 km/h gracias a sus delgadas líneas y bajo peso.

La moto nipona debutante en el Mundial de Motociclismo de ese mismo año consiguió vencer en tan solo una ocasión. Las prestaciones de la RC110 no estaban a la altura de las dos tiempos punteras de Suzuki y Kreider, así que, como solución al problema, Honda diseño diseñó un nuevo bloque bicilíndrico de igual cilindrada, la RC111. Tras numerosas evoluciones, la moto logró finalmente hacerse con el campeonato del mundo de 1965 con Ralph Bryans a los mandos.

Su tren motriz era alta tecnología de la época: un cilindro de 50 cc, sistema DOHC, cuatro válvulas, embrague seco y cajas de cambios de hasta nueve velocidades

Para garantizar un homenaje fiel, la AC15, también conocida como Dream 50, fue lanzada en 1997 por Honda con las líneas tan características del modelo original. El estilo de los años sesenta permanece inalterado, con su manillar corto y un depósito de combustible alargado de perfil bajo. Su chasis está basado en un diseño de diamante, con un único tubo frontal reforzado que se encuentra atornillado al cárter del motor.

Tanto en el eje delantero como en trasero, la Dream 50 cuenta con discos de freno en vez de tambores, ofreciendo mejor potencia de frenado que su predecesora. Su propulsor, único y desarrollado específicamente para la AC15, utiliza un pistón de 50 cc con cuatro válvulas en la parte superior y es capaz de girar a un máximo de 10.500 RPM para entregar un tope de 5,6 CV y 5,57 Nm a 8.500 vueltas.

Con un peso en seco declarado de 81 kg, la Dream 50 entrega su potencial al eje posterior a través de una transmisión manual de cinco velocidades con embrague de discos múltiples y cadena. La suspensión anterior está compuesta por una horquilla telescópica con resortes internos mientras que, en la zaga, el basculante se conforma con una pareja de amortiguadores simple.

De esta versión, nació en 2004 la Dream 50R o AR02, la versión de circuito no homologada para circular en carretera abierta. Esta, a pesar de contar con el mismo corazón de partida, puede desarrollar 7 CV y estirarse hasta las 13.500 revoluciones por minuto, con una caja de cambios de seis velocidades. La división de competición de Honda, HRC, no dudó en hacer preparaciones para este modelo que podían llegar a reducir su peso en 13 kg y aumentar considerablemente su potencial en pista.

Un tributo fiel a esas magníficas motocicletas de los sesenta que ponen a Honda en el mapa y firmemente en la historia. La Dream 50 es refinada y mucho más amigable para el usuario que la antigua RC110, sin renunciar a un solo ápice de lo que la hecho convertirse en una leyenda. Este raro modelo se ha convertido en un objeto de colección instantáneo y es extremadamente difícil de encontrar hoy en día.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea