Menu

Moto del día: Honda CB 600 F Hornet (I)

Una avispa con mucho veneno

Moto del día: Honda CB 600 F Hornet (I)

Si tuviese que dar una breve definición de la Honda CB 600 F, podría decir que es la manera mas rápida de unir las dos localidades vecinas de Alcázar de San Juan y Campo de Criptana. Digo esto por que fue la primera impresión que tuve cuando me subí a ella hace ya unos cuantos años, quizá unas sensaciones que se vieron aumentadas por la comparativa con mi montura de entonces, una moto parecida estéticamente, pero mucho mas tranquila y de carácter económico, mas enfocada a un público sin mucha experiencia sobre dos ruedas, la CBF 500.

La impresión que os comentaba al inicio sin duda se ha vuelto a repetir cuando con el paso del tiempo, la experiencia y prueba de otras motos, la he vuelto a utilizar. Me ha trasmitido las mismas sensaciones: una moto con buen paso por curva, aplomo, que frena de verdad y que sobre todo corre de verdad sin exigirte demasiado.

Quizá si alguno de vosotros sois asiduos a leerme por aquí os estéis dando cuenta que tengo cierto cariño por las motos japonesas, aunque reconozco abiertamente que no soy un fanboy de ninguna marca. Posiblemente a muchos os pase algo parecido a lo que me ocurre a mí, cuando pienso en un determinado segmento de mercado, me viene a la cabeza un modelo concreto que para mí es el que mejor lo define; pues esto es lo que me pasa con el modelo que nos ocupa cuando pienso en una moto naked de 600 con cierto carácter Sport y motor de carburación.

Honda CB600F Hornet 1998

Honda CB 600 F (1998)

El propulsor con una arquitectura bastante tradicional, con cuatro cilindros en línea, refrigeración líquida, distribución DOHC y 16 válvulas, tiene gran parte de culpa del carácter de la Hornet

Es el mismo que empleaban las CBR 600 F3 -un motor muy elogiado en su época por su fiabilidad, sencillez de uso y facilidad para subir de vueltas- con cambios mínimos en el sistema de alimentación que pasaba a utilizar unos carburadores 2 mm mas pequeños -34 mm en vez de 36 mm que montaba la CBR-, proporcionando una respuesta mas acorde al uso que se pretendía, que era mejorar el funcionamiento a bajas revoluciones, aunque hubiese una pequeña pérdida de potencia en la estirada final. Es un motor que rinde 98 CV a 12.000 RPM, con un par máximo de 65,6 Nm a 10.000 RPM, muy buenas cifras si pensamos que es un motor cuyo desarrollo se realizó a mediados de los años 90.

En cuanto a componentes, hace gala de lo que esperamos en una Honda; elementos de calidad y funcionales que hagan de ella un producto redondo. No tienen que ser quizás los mas punteros del momento, pero sí probados y que funcionen en conjunto, y esto es lo que ocurre precisamente aquí. El chasis es un monoviga de acero mono-backbone al que se ancla el motor por su parte inferior dejándolo totalmente a la vista, el basculante de doble sección cuadrada de aluminio se ancla al chasis directamente y sin bieletas mediante un mono amortiguador regulable en precarga en siete posiciones.

La suspensión delantera es de tipo convencional, de 41 mm hasta el año 2004 e invertida en los años 2005-2006  (mejorando notablemente su comportamiento) con barras del mismo diámetro, aunque al igual que en las primeras, sin posibilidad de regulación. El apartado de frenos, de buen mordiente, consta de dos discos de 296 mm accionados por pinzas Nissin de dos pistones en el eje delantero y una sola pinza Nissin de un pistón y disco de 220 mm en el eje posterior. Únicamente hubo posibilidad de equipar ABS de manera opcional en sus dos últimos años de comercialización.

Honda CB600F Hornet 2006 Delantera

Honda CB 600 F (2006)

El tamaño de la rueda delantera varió a partir del año 2000. En un principio montaba llanta de 16 pulgadas con una medida 130/70 y se optó por una mas actual y normalizada llanta de 17 pulgadas en medida 120/70, haciendo la moto mas ágil en los cambios de trayectoria. El tren trasero siempre montó la misma llanta de 17 pulgadas en medidas 180/70. El peso con todos los líquidos se quedaba en 198 kg sobre la báscula.

La CB 600 F Hornet de primera generación se mantuvo en el mercado desde el año 1997 hasta el año 2006, en el que terminó su vida comercial, dando el relevo a una nueva generación totalmente diferente -y de estética discutida-. Durante su comercialización sólo se realizaron pequeños cambios estéticos en el año 2004, en el que se incorporó una nueva iluminación, nuevo asiento, un depósito de mayor capacidad y en el año 2005 se empezó a utilizar una suspensión delantera mejorada (que hemos mencionamos anteriormente) y una nueva instrumentación que abandonaba la doble esfera analógica por una instrumentación mixta analógico-digital, con una pequeña cúpula que nos protegía ligeramente del viento y unos nuevos espejos de tipo rectangular.

Dinámicamente es donde mas brilla el modelo, ya que si bien sus cifras como hemos comprobado no son demasiado escandalosas, su comportamiento como anticipaba se encuentra muy compensado. El motor tiene empuje suficiente desde abajo para ser un cuatro cilindros en línea de 600 cc, por lo que no es necesario estar constantemente jugando con el cambio como ocurre con otros modelos. En curvas podemos mantener cruceros de 70-80 km/h sin miedo a quedarnos sin empuje en cuarta velocidad y salir posteriormente lanzados como un cohete.

Honda CB600F Hornet 2006 Trasera

Honda CB 600 F (2006)

El aplomo de la moto en carreteras secundarias sinuosas es estupendo, y la suspensión trabaja a la perfección aunque el asfalto se encuentre bastante roto, de hecho, es donde nos vamos a encontrar con ella mas a gusto, ya que su poca protección aerodinámica no nos dejará disfrutar tanto de su buena puesta apunto para rodar en autovía. Aquí los límites los pondremos nosotros; motor y chasis son mas que suficientes para rodar a alta velocidad, pero mejor utilizar una pantalla alta si no queremos que nuestro cuello nos obligue a visitar con frecuencia a nuestro fisioterapeuta de confianza.

La ergonomía es otro de sus puntos fuertes, ya que la localización de los mandos y postura cómoda nos invita a realizar grandes kilometradas antes de notar nuestro trasero y espalda doloridos, kilometradas que pueden ser de hasta 250 km de autonomía si somos cuidadosos con el mango.

En cuanto a fallos comunes, no van mas allá de un regulador algo problemático como en la mayor parte de las Hondas de la época, una avería sencilla y económica de reparar. Si la buscas en el mercado de segunda mano puedes encontrarla a precios realmente tentadores, ya que el modelo estuvo muchos años a la venta y se vendieron bastantes unidades, aunque simplemente por la mejora en suspensiones os recomiendo que vayáis a por un modelo 2005-2006, además, los pequeños cambios estéticos la hacen un modelo que se ve mucho mas actual.

COMPARTE
Sobre mí

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Victor
Invitado
Victor

Gracias. Me gusta mucho su pagina. Enhorabuena.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.