Moto del día: Honda CBR 500 R

Moto del día: Honda CBR 500 R

Una moto para todo con apariencia sport


Tiempo de lectura: 4 min.

La Honda CBR 500 R es una de las propuestas más interesantes a la venta hoy en día para aquellas personas que tienen el carné A2. El modelo se presentó en 2012 a la vez que sus dos hermanas de gama, la Honda CB 500 F y la Honda CB 500 X, con las que comparte la mayoría de sus componentes, como el motor o la parte ciclo.

El objetivo de esta moto es ofrecer un conjunto fácil de conducir y asequible en todo en los aspectos, tanto el económico como el técnico. Pese a su atractivo carenado y a la gran cantidad de erres que tiene su nombre, no estamos ante una moto radical ni deportiva enfocada hacia las prestaciones puras.

La Honda CBR 500 R es más bien una moto racional y utilitaria, un modelo que muestra su mejor cara en los recorridos de rutina y del día a día así como en un uso civilizado y racional pero con una estética más alegre y atrayente, maniobra que ya han practicado otras marcas como Suzuki con su GSX 650 F. Esto no tiene por qué ser un inconveniente, sino más bien es una ventaja. Quien quiera propuestas más radicales para el carné intermedio tiene la KTM RC 390 o la Yamaha YZF-R3.

Honda CBR 500 R 1

Quizá la mayor fortaleza de esta moto sea su mecánica. Es un bicilíndrico en linea de 500 cm3 totalmente diseñado desde cero y, pese a haberse presentado hace ya seis años, es de lo más avanzado que hay hoy en día en mecánicas de esta cilindrada. Este propulsor tiene una respuesta plana en toda la curva de revoluciones y un tacto suave y amable. Parece eléctrico.

No destaca por tener unos bajos bestiales o una estirada final apoteósica; la palabra que mejor lo define es equilibrado. Quizá esto sea un problema en un uso más espirituoso puesto que puede pecar de ser una mecánica predecible fácil e incluso aburrida, pero desde luego es ideal como moto de batalla pensada para la rutina y comer kilómetros. Destaca su parco consumo de combustible ya que se conforma con 3,5 l/100 km, una cifra magnífica si tenemos en cuenta que eroga 48 CV, el máximo legal que permite el A2. La velocidad máxima alcanza unos notables 190 km/h.

Todo que tiene el motor de puntero y avanzado lo tiene la parte ciclo de convencional y sencilla. Monta componentes de “toda la vida” sin recurrir a costosas soluciones de altas prestaciones. La horquilla delantera es de tipo convencional y más bien tirando a sencillota. El chasis es de tipo diamante construido en acero, mientras que la frenada delantera corre a cargo de un único disco de 320 mm mordido por una pinza de dos pistones

Honda CBR 500 R 3

La Honda CBR 500 R ha recibido bastantes críticas por su frenada. Insisto que estamos ante una moto racional y polivalente con traje de fiesta y no ante una auténtica deportiva. Quien se esperase otra cosa se ha equivocado de modelo. Al menos permitia equipar un sistema ABS como opción, que ha pasado a estar incluido de serie en los últimos tiempos.

En 2016 el modelo recibió su primera actualización importante. Se renovó la estética buscanto unas lineas y un físico más fresco. La iluminación delantera abandonó la incandescencia para pasarse al LED. En el apartado mecánico también se cambiaron algunas cosas, en especial lo tocante a la caja de cambios que en las primeras versiones tenía un tacto duro y poco agradable.

Honda Cbr 500 5

Con ese restyling Honda quiso reenfocar el carácter de la moto. Cuando se presentó la gama CB 500, en plena crisis económica, lo que se buscó fue ofrecer una moto racional, asequible, económica y hasta low cost, en el buen sentido del término. La calidad y la fiabilidad seguían siendo Honda, pero se hizo un esfuerzo muy grande por conseguir un precio de venta lo más ajustado posible y eso se notaba en algunos materiales y acabados, pero también en una parte ciclo más sencilla.

Los japoneses vieron que la situación iba mejorando y cuando presentaron este restyling le intentaron imprimir un ligero toque de calidad y ostentación del que carecía el modelo precedente.

De segunda mano son motos tirando a caras ya que la racionalidad siempre es un buen valor de reventa. Se pueden encontrar unidades en el entorno de los 4.000 euros o ligeramente por debajo. Si nos vamos a los concesionarios, el modelo de 2019 se puede adquirir por 6.500 euros. Es una inversión importante, pero a cambio te llevas una moto con la que puedes hacer prácticamente de todo: ciudad, curvas viajes… y que además es muy andarina gracias a su bajo coste de uso.

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea