Menu

Moto del día: Honda CN 250 Spazio

La revolución futurista de las maxi scooters, allá por los años 80

Moto del día: Honda CN 250 Spazio

La Honda CN 250 Spazio es una moto maravillosa. No, no me he vuelto loco. Si no me crees, te recomiendo que sigas leyendo hasta el final. El modelo se presentó en 1986 y fue totalmente revolucionario en muchos aspectos. Podemos decir que este fue el génesis de los maxiscooters que conocemos hoy en día, uno de los segmentos más exitosos del mercado.

La historia de esta moto comienza unos años antes, a principios de los 80, cuando las únicas scooters que había eran pequeñas motillos urbanas de ruedas pequeñas y muy compactas, ideales para culebrear por la ciudad y colarse por cualquier lado. Sin embargo, los japoneses empezaron a imaginar carrocerías y motores más grandes, e incluso plantear la posibilidad de viajar con este tipo de motos.

Es en esta época cuando presentan la Honda CH 250 Elite/Spacy (según mercados). En este modelo ya empezaban a atisbarse las lineas maestras que seguiría unos años después la Spazio, pero los japoneses pecaron de conservadores y presentaron una moto con estas nuevas ideas, solo que llevadas a cabo de una forma un poco tímida.

Honda CN 250 4

La cosa fue un éxito, y cuando el fabricante vio que había gente a la que le gustaban este tipo de vehículos es cuando echó toda la carne en el asador y presentó la Honda CN 250 Spazio, una scooter, sí, pero con unas dimensiones y comodidad nunca antes vistas en el segmento.

Honda quería aumentar la habitabilidad y fabricar una moto que fuera mucho más acogedora pare el piloto. La receta para ello fue separar las dos ruedas y crear un gran espacio, el nombre le venía al pelo, intermedio en el que sentirse protegido y a gusto.

El resultado es una moto sumamente larga (2,26 metros) y muy baja, por lo que era apta para ser conducida por todos los públicos. Se aprovechaba todo ese espacio para colocar un amplísimo sillón de dos alturas que podría rivalizar con los que tienes en el salón de tu casa.

El mullido era excelente y además ofrecía una gran superficie de contacto para tus posaderas y las de tu acompañante. Al estar las dos plazas a diferentes alturas el conductor puede apoyar la espalda en el escalón entre un asiento y otro y así conseguir una mejor postura, mientras que el asiento del pasajero directamente contaba con un respaldo trasero y un par de asas gigantes para agarrarse.

La Honda Spazio es de esas motos en las que tanto tú como tu acompañante vais en primera clase, y no me cuesta imaginarme jornadas maratonianas subido en ella sin que tus nalgas empiecen a protestar por ello. Contaba con un maletero bajo el asiento pero que se accedía a el por la parte trasera (al estilo de un coche) en vez levantando el sillín, como suele ser habitual en las scooters.

Pero no todo es el asiento. Entre este y el escudo frontal hay un gran espacio para colocar las piernas, las cuales pueden ir apoyadas en el suelo plano, típico de las scooters, o pueden ir apoyadas en el escudo frontal, y créeme, que las dimensiones dan para mantenerlas casi estiradas por completo.

Honda CN 250 2

A nivel estético, la moto me recuerda mucho a ese futurismo viejo que estaba tan de moda en los años 80. Un poco el diseño que tenía el DeLorean, con aristas por todos lados, superficies planas, y esas ganas de proyectar vanguardia tecnológica y sofisticación por los cuatro costados.

El tema visual es quizá donde más palos se le aticen a esta moto, pero siendo sinceros… casi nada de esa época ha envejecido bien a nivel estético, ya que todo era demasiado… hortera. Personalmente, me encanta. La Honda CN 250 Spazio llama la atención, es atrevida, y sobre todo, es diferente. Fue un soplo de aire fresco en los años 80 pero es que lo sigue siendo hoy en día si te cruzas con ella por la calle. Es diferente al resto de modelos. Tiene una personalidad propia.

En el apartado mecánico equipaba un moderno propulsor de 250 cc, distribución SOHC de dos válvulas y refrigeración líquida. La potencia máxima no era muy elevada: 17 CV, sobre todo teniendo en cuenta que el peso de semejante tanqueta aparato no era especialmente bajo (157 kg en vacío),  pero la fiabilidad era a prueba de bombas.

Honda CN 250 3

La velocidad máxima rondaba los 120 km/h, en parte gracias a un buen trabajo aerodinámico, puesto que es una moto muy carrozada. Puede parecer poco para ser un modelo con aspiraciones touring, pero su mecánica es de esas con las que puedes atravesar un país de punta a punta con el puño roscado a tope durante todo el camino, que no va a suponer ningún estrés para la mecánica. En cuanto a consumos, las medias rondaban los 3,8 l/100 km.

El modelo estuvo casi 20 años en catálogo sin apenas recibir cambios significativos, prueba de que la ingeniería de la Spazio era francamente buena. Pero como todo, la historia de esta moto tiene un final. A principios del nuevo milenio era hora de ir buscando un remplazo pese a que nuestra protagonista tenía un gran número de seguidores incondicionales, que incluso consiguieron que Honda aplazara unos cuantos años el cese de la producción.

Después de ella vendría la Honda Forza de primera generación; una moto que cambiaba muchas cosas respecto a su predecesora, pero cuya filosofía era en esencia la misma: un viaje en primera clase a lomos de una scooter.

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

4
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Txesz
Mecánico
Txesz

Mítica moto de la Policia Nacional
comment image

Antoni
Invitado
Antoni

ala!!!!yo tengo una en casa,la utiliza mi padre casi a diario en verano

Jose
Invitado
Jose

La parte posterior recuerda mucho a la Honda Pacific Coast 800


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.