Moto del día: Honda NAVi

Moto del día: Honda NAVi

Practicidad y economía van de la mano


Tiempo de lectura: 3 min.

La Honda NAVi es una moto pequeña, muy sencilla y asequible que está pensada principalmente para países en vías de desarrollo. Lo especial de esta propuesta es que es un híbrido entre una scooter y una mini moto urbana de estas que llevamos algún tiempo viendo como la Honda Monkey o la Brixton Crossfire 125 xs que probamos hace unas semanas.

Básicamente, tiene el tren trasero típico que veríamos en una scooter con una pequeña rueda de 10 pulgadas anclada a un bastidor monobrazo, que a su vez contiene el variador y justo al final, un pequeño motor monocilíndrico de 110 cc.

Esta mecánica todavía va alimentada por carburador de los de toda la vida (chúpate esa Euro5) y eroga ocho caballos. No es mucha potencia, y de hecho, la velocidad punta del aparato se queda en unos tímidos 81 Km/h. Todo el tema del airbox y la admisión va montado en el lateral, encima del variador, la distribución clásica que esperamos encontrarnos en una scooter.

Honda Navi 110 6

El resto de la moto es de tipo convencional, con el asiento alto, y largo, ejecutado con una sola pieza tanto para conductor como para el pasajero, y el depósito de combustible justo por delante, donde en una scooter esperaríamos encontrar la caída hacia el fondo plano.

Lo curioso de la propuesta es que donde en una moto convencional encontraríamos el motor, en esta han aprovechado el espacio para colocar una especie de maletero de plástico en el que poder guardar algunas cosas. Lo mismo pasa con el tanque de combustible.

El consumo de este aparato baja de los dos litros a los 100, así que con 3 o 4 litros de tanque ya tiene autonomía más que suficiente, y parte del espacio que hay en el depósito se reaprovecha para ofrecer una pequeña guantera en la que almacenar objetos.

Honda Navi 110 1 Como podéis ver, todo en esta moto va orientado al espacio, a la practicidad, a la polivalencia y a la economía. A hacer los desplazamientos por  ciudad un poquito más fáciles y cómodos para los usuarios. Tenemos espacio de carga y huecos portaobjetos por doquier. Tenemos un conjunto de 100 kilos justos que se mueve por la urbe con la facilidad de una bicicleta.

Si echamos un ojo a su parte ciclo, la sencillez llega a extremos insospechados como hacía décadas que no veíamos por estas tierras. Lleva Frenos de tambor en ambos ejes, toda una declaración de intenciones y te intento por abaratar los costes al máximo. Eso sí, parece que tiene frenada combinada, ya que a la leva delantera del tambor llegan dos cables de freno, entiendo que uno desde cada maneta. Lo mismo ocurre con el freno trasero.

Esta moto la ha diseñado la división india de Honda. La India es uno de los países en los que más motos se venden del mundo así que es prioritario contar con nuevos productos enfocados a las necesidades del cliente local.

Y la verdad que la Honda Navi, sencilla y rudimentaria es un rato, pero seguro que tiene un precio de risa. Dándole vueltas, me pregunto qué tal acogida tendría un vehículo de estas características en el viejo continente. Con aranceles, impuestos y demás zarandajas podría venderse por unos…  ¿1.500 euros quizá?

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Jiménez