Menu

Moto del día: Indian Four

La cuatro cilindros más icónica de Norteamérica

Moto del día: Indian Four

La Indian Four fue presentada como un vehículo de prestigio que costaba tanto como un coche nuevo. Fue nombrada así por su motor de cuatro cilindros en línea, como descendiente del diseño creado por William Henderson en 1911. Este modelo representaba a la “motocicleta idílica” estadounidense, con amplias defensas, mucho cromo y el sillín de cuero marrón suspendido.

La Indian Four está equipada con uno de los motores más atractivos jamás diseñados, y para su época también fue uno de los más capaces: podía alcanzar más de 160 km/h. El motor de cuatro cilindros en línea no se gestó en Springfield, Massachusetts, lugar en el que estuvo ubicada la empresa entre 1901 y 1953. En realidad, se diseñó y montó por primera vez en la motocicleta Ace, después de haber sido cuidadosamente concebida por los hermanos Henderson.

Indian compró el nombre, los derechos y las herramientas del modelo Ace en enero de 1927. De esta forma nació la “Indian-Ace”, que era básicamente la misma máquina, pero pintada de rojo. En 1928, Indian mantuvo el cubicaje del motor hasta los 1.265 cm3, pero introdujo componentes internos más fuertes para entregar una potencia de unos 30 CV, además de rediseñar los pequeños detalles para que se adaptara a la línea estilística de la compañía.

Indian Four (2)

Después de que la familia DuPont comprase Indian en 1929, las opciones de pintura se expandieron de uno a más de 50 colores en el catálogo de 1934

El Model 401 de finales de 1928 mantuvo el chasis de la Ace, pero el Model 402 de junio de 1929 estrenó un nuevo bastidor de doble cuna descendente 100 % Indian. El motor tenía un cigüeñal de cinco cojinetes, lo que aumentó la fiabilidad. En 1932, todos los modelos Indian Four obtuvieron un nuevo sillín, nuevos guardabarros y una horquilla delantera más fuerte. Durante los próximos tres años, la Indian Four continuaría casi sin cambios.

Para 1936, Indian invirtió la configuración del bloque, colocando el escape en la parte superior del motor, lo que incrementaba la potencia a poco más de 40 CV, pero hizo que la experiencia del conductor fuera mucho más… cálida. Esta versión de la Four “al revés” se fabricó solo durante dos años, después de lo cual Indian volvió a la configuración original, pero con los cilindros y las culatas de fundición de aluminio. Se bautizó como Model 438.

Indian Four (3)

Los fanáticos de la Indian Chief se quejaron de que la compañía estaba desperdiciando recursos en los modelos Four que deberían haber ido a la Chief

Las Indian Four de 1938 y 1939 fueron los últimos modelos de bastidor rígido, que pesaban unos razonables 220 kilos y ​​estaban diseñados con un precioso depósito y guardabarros de estilo Art Déco. Para 1940, la suspensión de émbolo y los guardabarros con faldones profundos añadieron 23 kilos al conjunto. El advenimiento de la participación en la Segunda Guerra Mundial significó el cese de la producción de la Indian Four, siendo el Model 442 de 1942 la última de su estirpe tras 5.000 ejemplares construidos.

Este icónico modelo del “Nuevo Mundo” fue muy popular entre los departamentos de policía gracias a su elevada velocidad punta y su capacidad para rodar cómodamente sin problemas, lo que las hacía ideales tanto para tareas de persecución como para desfiles. Desde 1942 hasta 1945, Indian se centró en la construcción de motocicletas militares bicilíndricas, abandonando para siempre las mecánicas de cuatro cilindros.

Fotografía: Cortesía de Mecum Auctions.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Pedro Ivan
Mecánico
Pedro Ivan

Bella como pocas, dentro de las motos made in USA, siempre me han tirado mucho más las Indian que las HD.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.