Moto del día: KTM 80 LW “Chopper”

Moto del día: KTM 80 LW “Chopper”

Una moto que seguramente nació fruto de una mala noche del diseñador


Tiempo de lectura: 2 min.

En los 60 la sociedad se reveló, durante los 70 algunos no se acuerdan exactamente de lo que pasaba, los 90 “molaron mazo”, pero en los 80 puede que a algunos todavía les durase la resaca de la década anterior. KTM no fue ajeno a ello y seguramente en su recién inaugurado museo, la KTM 80 LW “Chopper” que os traemos hoy no ocupe un lugar destacado.

A mediados de los 80 KTM ya contaba con una gama de modelos orientados a carretera, no solo offroad. Vaya, que no es algo que surgiese a finales de los 90 con la KTM 620 Duke de primera generación. Eso sí, eran modelos de baja cilindrada con diseños muy cercanos a los que por aquel entonces también utilizaban en BMW. Eran las conocidas como KTM 80 RS, RL o RLW.

Pero entonces fue cuando pensaron que si lanzaban una moto de estilo chopper, igual tendrían éxito en Estados Unidos. Y por qué no, también en Europa. Debemos recordar que a mediados de los 80 y durante los 90, incluso los fabricantes japoneses tenían una más que interesante oferta de modelos custom que arrancaban incluso en los 125 cc.

KTM Chopper 02

KTM quiso reducir la inversión al mínimo, pues ya estaba inmersa en una crisis. Por ello partió directamente del chasis de las RS/RL/RLW, así como del mismo propulsor Fichtel & Sachs de 79,8 cc pero rebajado ligeramente de potencia hasta los 8,5 CV. Se ofrecía tanto con refrigeración por aire forzado como con refrigeración líquida, y era capaz de alcanzar los 80 km/h.

Para ofrecer ese aspecto genuinamente americano (y que incluye en la decoración los colores de la bandera americana así como las barras y estrellas), en la KTM 80 LW “Chopper” se acopló una horquilla telescópica de mayor recorrido que contaba con la particularidad de que los muelles estaban por el exterior.

Una llanta de radios de 19″ delante y otra de 16″ detrás con la misma configuración de doble amortiguador trasero, pero ahora con un sillón de doble altura y respaldo. Por delante el depósito de combustible también era diferente, más alargado con el fin de poder retrasar la posición de conducción y así mantener las piernas más estiradas. Los frenos eran de tambor en ambos ejes.

KTM Chopper 03

Muy ligera (100 kg) y con una longitud total de 2 metros justos, así como una distancia entre ejes de 1.260 mm, estuvo en la línea de producción desde 1980 hasta 1987, aunque realmente no llegó a cosechar un buen volumen de ventas. ¿Rara? Sin duda. ¿Fea? Mucho.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea