Moto del día: Maserati L160 T4 Turismo Lusso

Moto del día: Maserati L160 T4 Turismo Lusso

La primera motocicleta fabricada por la marca hermanada con Maserati Automobili


Tiempo de lectura: 3 min.

Aunque Maserati es marca bien conocida por fabricar automóviles lujosos y de alto rendimiento, tiene también una historia relacionada con el mundo de las dos ruedas. No directamente, pero sí de forma indirecta por una de las empresas asociadas a la marca y con quien compartía nombre y logotipo. Solo estuvo operativa unos pocos años, de 1953 a 1960, pero fue tiempo suficiente para dejarnos algunas motos muy curiosas. Y como en cualquier historia, siempre hay una un comienzo, y para ellos fue la Maserati L160 T4 Turismo Lusso.

No es la primera vez que en espíritu RACER te hablamos de la Fabbrica Candele e Accumulatori Maserati (nombre oficial). Ni será la última. De hecho, hace unos meses te contamos la historia de la Maserati Regolarità Scrambler, uno de los modelos más raros y posiblemente único. Allí te contamos también la interesante historia de Maserati, de cómo la empresa se dividió en tres partes (coches, fundición y la fábrica de bujías y motos), y algunos de sus modelos. Os invitamos a que, si no la conocéis, le echéis un vistazo porque realmente merece la pena.

Estamos a principios de los años 50, con los efectos del final de la Segunda Guerra Mundial muy presentes, y también la necesidad de crear medios de transporte baratos. En aquel escenario, aunque el negocio de bujías y otros componentes eléctricos funcionaba viento en popa, la experiencia de la Fabbrica Candele e Accumulatori Maserati era nula. Aún así, Ida Orsi (hija de Adolfo Orsi y heredera de esa parte de la empresa), quiso meterse en el negocio de las motocicletas.

Maserati L160 T4 06

Pero no podían desarrollar una moto desde cero, incluso aunque utilizasen un motor fabricado por otros. Es por ello que eligieron el camino más lógico, y que no era otro que hacerse con una marca de motocicletas que lo estuviese pasando mal económicamente. Y la elegida fue Italmoto, una pequeña fábrica de motos, fundada en 1952, y que estaba en las cercanías de Bolonia.

Tomando como base la Italmoto T4 160, se desarrolló la Maserati L160 T4. Posteriormente aparecía la Maserati L160 T4 Turismo Lusso, que era la misma moto pero con un asiento más largo y que podía albergar a un pasajero. Contaban con un motor monocilíndrico de cuatro tiempos, distribución OHV con dos válvulas y una cilindrada de 158 cc (60×56 mm).

Alimentado por un carburador Dell’Orto de 18 mm, desarrollaba una potencia máxima de 7,5 CV a 6.000 vueltas. Dada la ligereza de la moto, que pesaba unos 110 kg, era capaz de alcanzar los 105 km/h y además con un consumo muy austero, cifrado en 2,5 l/100 km. La caja de cambios era de cuatro velocidades, tipo puntera-tacón, y se ubicaba en el lado derecho. El arranque, a patada, estaba en el lado izquierdo.

Maserati L160 T4 04

El chasis era una combinación de acero prensado y tubos, y a él se acoplaba una horquilla telescópica y un par de amortiguadores hidráulicos traseros. Los frenos de tambor estaban presentes en ambas ruedas, de 19″. La distancia entre ejes quedaba cifrada en 1.422 mm. La Maserati L160 T4 y sus diferentes variantes, como la Turismo Lusso de las fotos (y que se puede ver en el National Motorcycle Museum de Anamosa, Iowa, EEUU), estuvo en fabricación desde 1954 hasta 1958.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto :  ¡Gas amigas!