Moto del día: Moto Guzzi 500 Four

Moto del día: Moto Guzzi 500 Four

El segundo cuatro cilindros de competición que no gozó del éxito esperado


Tiempo de lectura: 3 min.

Desde sus inicios, Moto Guzzi siempre fue de hacer las cosas de forma diferente al resto. A lo largo de su historia encontramos motos míticas, y no solo la archiconocida Moto Guzzi V8. De hecho la “Otto” surgió gracias a un anterior proyecto, que no salió como esperaba, y en el que la firma de Mandello del Lario había desarrollado por segunda vez, un motor de cuatro cilindros. La Moto Guzzi 500 Four no cosechó éxitos en competición, pero de nuevo puso sobre la mesa el hecho de que los italianos no querían hacer lo mismo que sus competidores sino explorar nuevos caminos.

A principios de los años 50, Moto Guzzi necesitaba para seguir delante en las carreras algo más que su ya vetusto bicilíndrico. Por ello encargó a Carlo Gianini un nuevo modelo de competición. Él ya había sido el responsable del motor OPRA, que más tarde se instalaría  en la Gilera Rondine 500/4 sobrealimentada, y de nuevo volvió a confiar en un motor de cuatro cilindros y ubicado en posición longitudinal.

PA Guzzi500 4 007

Lo cierto es que esta disposición llevaba muchos años en desuso, pues para esas cilindradas se confiaba o bien en mecánicas de menos cilindros, o bien colocados de forma transversal para que la moto fuese más compacta. Cubicaba 492,6 cc (56×50 mm), y contaba con un novedoso sistema de inyección de combustible mecánico/neumático, lo que hacía que prescindiese de los tradicionales carburadores.

La potencia de la Moto Guzzi 500 Four era de aproximadamente 56 CV a 9.800 RPM, siendo capaz de superar los 230 km/h de velocidad punta, aunque este dato difiere en función del tipo de carenado que montara (semi o tipo dustbin). La caja de cambios era de cuatro velocidades, con una transmisión final por cardán aprovechando la posición del cigüeñal.

Se desarrolló un nuevo chasis tubular de tipo abierto, incorporando la misma horquilla que venían utilizando hasta ahora y un sistema de doble amortiguación en la parte trasera, con la particularidad de que uno de los amortiguadores estaba directamente unido a la envolvente del propio cardán. El freno de tambor central de cuatro zapatas delante. El peso total se situaba en los 145 kg, y como detalle prescindía de los tipos escapes tipo megáfono, estando las cuatro salidas situadas bajo el pie izquierdo.

La Moto Guzzi 500 Four fue mostrada por primera vez en el Gran Premio de Italia de 1952, carrera que cerraba la temporada. Debutó al año siguiente, en Siracusa, pero tuvo que retirarse por problemas mecánicos. A medida que se sucedieron las carreras, se fueron dando cuenta de los problemas que adolecía esta moto: un centro de gravedad demasiado alto, una caja de cambios complicada de accionar y una complejidad mecánica demasiado elevada, que la hacía propensa a abandonos. Es por ello que de cara a 1954, el sistema de inyección de combustible se sustituyó por los más fiables y probados carburadores.

PA Guzzi500 4 016

Pero no todo eran malas noticias, la 500 Four también tenía puntos positivos y estos salían a relucir en los circuitos más rápidos. Precisamente en dos de ellos fue donde cosecharía sus únicas victorias, aunque serían en carreras que no eran puntuables para el mundial de velocidad. La primera llegó en Hockenheim y la segunda, en Mettet (Bélgica). También dejó muestras de su impronta en Monza, el templo de la velocidad italiano.

Pero vistos los problemas en los circuitos revirados, la Moto Guzzi 500 Four fue retirada tras el final de la temporada de 1954, siendo sustituida por la ocho cilindros que dejó a todo el mundo con la boca abierta.

Fotos: Phil Aynsley

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Sanaa Mokaddam