Moto del día: Münch Mammut 2000

Moto del día: Münch Mammut 2000

Pesa como un elefante, pero corre como una gacela


Tiempo de lectura: 2 min.

Münch es un fabricante alemán fundado por Friedl Münch, que tuvo sus años de gloria allá por los 60, cuando creó la Münch Mammut 1000, empleando un motor de coche de NSU de cuatro cilindros. Debido a que sus motos tenían componentes muy especiales (y caros), la empresa echó el cierre en 1975. Años más tarde, en 1997, un zumbao apasionado de las motos, Thomas Petsch, conoció en persona a Friedl, y decidieron que era el momento de lanzar otra moto tan bestia como la de aquellos años 60. Así nacía la Münch Mammut 2000.

Thomas se encargaría de todo, mientras Friedl supervisaría los detalles de cada moto, firmándola a mano si así lo pedía el cliente. Estaba previsto que produjesen 250 unidades, comenzando las entregas en el año 2000. Pero cosas de los nuevos diseños, surgieron contratiempos y se retrasaron las entregas hasta 2001.

El motor de la Mammut era un Cosworth KBA de 1987, más conocido en General Motors como XE, que sería montado en los Opel Astra o Calibra. Era un cuatro cilindros en línea con cuatro válvulas por cilindro, tenía 1.998 cm3 y era cuadrado (86 mm de diámetro y 86 mm de carrera). En los coches de calle lo hemos visto rindiendo 150 CV. Pero esto era poco para una Mammut, así que le añadieron un turbo. Con todo esto producía 260 CV a 5.650 rpm y 295 Nm de par a 3.500 rpm, rango de vueltas típico para un coche, no para una moto.

En cuanto a suspensiones, montaba doble horquilla delantera de 43 mm de diámetro, con amortiguadores Öhlins y 120 mm de recorrido, mientras que para la suspensión trasera se optaba por colocar dos amortiguadores bajo el suelo, que conectaban al basculante trasero mediante un esquema push-rod.

Su calzado era generoso, 120/70 R17 delante y 200/70 R17 detrás, al igual que su equipo de frenado: doble disco delantero de 320 mm y pinzas de 8 pistones, y monodisco de 280 mm detrás, con pinza de 4 pistones. Esto era necesario pues esta bestia pesaba bastante -354 kg- y lograba velocidades de infarto, pero decidieron limitarla a 250 km/h, para qué mas…

A un precio de 86.000 euros, no fueron muchos lo compradores, y solo se produjeron 15 unidades, cerrando el proyecto en 2002. No fue únicamente por la baja demanda, parece que el precio quedaba muy por debajo de los costes, por lo que no salía rentable fabricarlas. Un grave error empresarial, que dio a luz a una preciosa y salvaje moto. Benditos errores.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Txesz
Invitado
Txesz

Impresionante… Y mirando fotos con personas, me parece más compacta de lo que imaginaba
comment image

Pablo Mayo
Invitado
Pablo Mayo

Desde luego el pedazo de motor embutido en el chasis impresiona cuando lo comparas con una persona.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea