Moto del día: MV Agusta F4 1000R Corsacorta

Moto del día: MV Agusta F4 1000R Corsacorta

Con unas cotas de motor extremas, pudo anunciar 201 CV


Tiempo de lectura: 3 min.

La MV Agusta F4, aquella moto que rompió moldes cuando se presentó con su motor de 750 centímetros cúbicos, continuó evolucionando y mejorar sus prestaciones año tras año, hasta llegar a la F4 1000R, una bestia que seguía la estela de los japoneses, pero a los que superaba por diseño, calidad de componentes y comportamiento racing.

Sobre la base de esa F4 1000R, la firma italiana quiso un poco más allá y presentó la MV Agusta F4 1000R Corsacorta, una moto cuyo nombre no hacía referencia a carreras cortas en pista, sino a carreras cortas de sus pistones, de hecho, el motor tenía unas cotas bastante radicales: 79 x 50,9 milímetros para diámetro y carrera respectivamente. No obstante, una carrera tan corta era necesaria para poder alcanzar las 13.700 revoluciones de las que presumía.

Al tener un motor capaz de girar a tan altísimo régimen, hubo que rediseñar otros elementos, como los conductos de admisión y escape, la culata, bancada del cigüeñal… También montó válvulas de titanio y más grandes –admisión de 36 milímetros y escape de 26 milímetros–, una nueva transmisión primaria y cambios en la gestión electrónica del motor. Las bielas también se fabricaban con titanio y el circuito de aceite se rediseñó.

Las F4 1000, hasta el momento, habían anunciado 185 CV, pero en esta ocasión, la potencia subía hasta los 201 CV a 13.600 revoluciones, mientras que el corte de encendido estaba en 14.000 revoluciones.

Con una carrera de 50,9 milímetros, la velocidad que alcanza el pistón es de 22 metros por segundo

El año 2013 fue un año de cambios para la F4 1000R, ya que todos los modelos, incluida la versión Corsacorta, recibían nuevos detalles en cuestión de luces, tomas de aire y alguna cosa más, como una mayor regulación del chasis. Todo era igual, salvo la excepción de poder modificar la altura del basculante, mientras que las suspensiones eran Öhlins en las dos ruedas.

La revista Motociclismo publicó un “Objetivo 100.000 kilómetros” con la MV Agusta F4 1000R Corsacorta, aunque no lo realizaron ellos, sino un lector que ya había tenido varias deportivas “gordas” de origen japonés antes de la MV. Concretamente, cuando la revista Motociclismo publicó el artículo, la moto tenía 108.400 kilómetros, una cifra que no está pero que nada mal. Se dice que las motos italianas son delicadas, pero el lector de la conocida revista no parece haberse enterado, ¿verdad?

Como curiosidades, el propietario superó los 86.000 kilómetros son hacerle reglaje de válvulas ni cambiar bujías. De hecho, afirma que hasta esos kilómetros no tuvo ningún sobresalto y todo fue mantenimiento básico y neumáticos nuevos cada 5.000 kilómetros… Y por supuesto, también gasolina, a 8 litros de media cada 100 kilómetros.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado