Moto del día: Ossa Copa F3

Moto del día: Ossa Copa F3

La versión de carreras que ganó las Motociclismo Series Fórmula 3


Tiempo de lectura: 4 min.

A principios de los años 80, Ossa ya estaba inmersa en una crisis que tenía una difícil solución. Intentando sobrevivir impulsando de nuevo sus ventas en el mercado nacional, crea una de las motos de competición más icónicas de la industria española. Basada en la Ossa 250 Copa, fue concebida para participar en la categoría Fórmula 3 de las Motociclismo Series, donde se llevó la victoria. La Ossa Copa F3 fue el canto del cisne de una marca que acabaría desapareciendo poco después.

La historia de la Ossa Copa F3 nos lleva una década hacia atrás. A principios de los años 70 se presenta la Ossa 250 Sport, una moto que cosecharía un interesante éxito al realizarse la Copa Ossa, la copa de promoción para este modelo. Gracias a ello, en 1977 Ossa lanza la Ossa 250 Turismo y 250 Turismo Copa, una versión de carreras dotada de un freno de disco delantero AJP, un motor más potente que llegaba a los 27 CV, amortiguador de dirección, manillar más deportivo y una caja de cambios con las primeras marchas más cerradas y la última, más larga, lo que le permitía rozar los 145 km/h. Debido a su decoración roja, blanca y azul, era conocida popularmente como “la Pepsi”.

En 1979, la versión Copa se actualiza en profundidad, tanto en el apartado mecánico como en el estético. El cambio más notable lo encontramos en el motor, que proviene de la Ossa Phantom de cross de 1977, y se caracteriza por tener un total de cuatro aletas para la refrigeración. El depósito es ligeramente diferente, mientras que el frontal está ahora presidido por una cúpula muy envolvente en el que queda encastrado el faro. Además, se prescinden de las llantas de radios y ahora son de aleación y de cinco palos.

En 1980 se anuncia el nacimiento al año siguiente de las Motociclismo Series, un campeonato para motos de producción dividido en tres categorías. La más pequeña estaba pensada para motos de cuatro tiempos hasta 400 cc, o bien de dos tiempos y como máximo 250 cc. Con la experiencia de Ossa en su propia competición, ve una buena oportunidad desarrollar una moto especial para esta copa denominada la Ossa Copa F3, basada en esta última versión presentada el año anterior.

La moto se vendía bajo pedido, pero también Ossa puso a la venta un kit con el que convertir la Ossa 250 Copa en una Copa F3. El motor contaba con una nueva distribución (se ofrecía planos para poder retocar la de la 250 Copa), añadiendo además un nuevo escape con el que elevaba la potencia hasta algo más de 34 CV. Con ello la velocidad se disparaba por encima de los 160 km/h. Había además una cúpula ligeramente recortada, un manillar Brevettato bajo de cinco piezas, estriberas retrasadas, llantas Akront con buje de magnesio y aro de duraluminio en 18″ (19″ de serie), neumáticos Michelin PZ y un nuevo asiento que simulaba en su parte final un colín, sirviendo de apoyo a la hora de agacharse detrás del carenado.

Tanto las Ossa Copa F3 como las 250 Copa reconvertidas demostraron en pista su competitividad. Buena prueba de ello fue que ese año se convirtió en la moto ganadora, a manos de Ignacio Guardia, lo que supuso además un notable éxito comercial, aunque fue insuficiente para que Ossa encontrase la viabilidad económica. Pero sirvió de trampolín para que pilotos como Juan López Mella, Rafael «Falo» Fernández, Carlos Muñoz o José María Manzano (primero en ganar una carrera en las Motociclismo Series con la Ossa) diesen sus primeros pasos.

En el siguiente enlace podéis ver la prueba de Motociclismo de la Ossa Copa F3 cuando era solamente un prototipo. Hoy es posible hacerse con una Ossa Copa F3 en relativamente buen estado por unos 3.000 euros, siendo una moto rara pues se calculan que se fabricaron unas 600, y muchas acabaron en los circuitos.

Calcula cuánto cuesta asegurar una Ossa Copa F3 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea