Moto del día: StrangeWorld

Moto del día: StrangeWorld

La motocicleta eólica y solar para un futuro apocalíptico


Tiempo de lectura: 3 min.

Pongámonos en situación. Nos encontramos en el universo de Mad Max, un mundo posapocalíptico donde los combustibles fósiles escasean y son un bien muy preciado. Necesitamos un vehículo para movernos ante las incesantes bandas que intentan agenciarse de forma políticamente dudosa todos los recursos posibles sin importar quién se interponga en su camino.

Es en esa situación donde entra en escena el vehículo más apropiado para la ocasión -en aspecto seguro-, la StrangeWorld. Esta moto fue creada hace tres años por un estudiante de diseño industrial de la Universidad RMIT en Australia fruto del premio James Dyson y, lo mejor de ella, es que funciona gracias a la energía del sol y del viento. ¡No necesitaremos la gasolina! Eso sí, será un vehículo muy goloso por los amigos de lo ajeno en un planeta reinado por la anarquía pura y dura.

La carta de presentación comienza definiendo la StrangeWorld como “una motocicleta diseñada para un clima australiano de 2050

“Estaba probando una motocicleta alquilada a través de Glencoe en las Tierras Altas de Escocia a finales de 2013”, explicó el creador del proyecto Alistair McInnes. “En medio de Glencoe me detuve y pensé que, en unos años, no habría forma de que yo o los demás disfrutáramos de un paseo recreativo como este, así que imaginé un diseño de motocicleta que permitiera a las personas viajar por placer, cuando el combustible ya no fuese una opción.” Y es que 2050 será el momento en el que su creador calcula que los combustibles fósiles escasearán seriamente en el mundo, haciéndose imprescindible buscar energías alternativas.

La máquina, cuyo nombre está inspirada en la comedia satírica “Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb” (o “Teléfono rojo, volamos hacia Moscú”), ha sido diseñada específicamente para el entorno australiano del futuro, donde dos de los principales problemas de la isla son su increíble superficie y la enorme dependencia variable de la energía renovable. La StrangeWorld se muestra como una solución efectiva a los largos recorridos sin tener que llegar a usar ni una sola gota de combustible fósil gracias a su sistema de propulsión híbrido de energía eólica y solar, y una batería.

Para desplegar la plataforma de carga solar se utiliza un mecanismo muy similar al de una tienda de campaña y puede ser usado mientras el conductor está haciendo una parada. El sistema de carga de energía eólica se compone de una turbina de viento plegable que está ubicada en un compartimento del marco central de la motocicleta. La energía obtenida tanto a través de los paneles solares como mediante la turbina eólica se almacena en una batería que se encuentra dentro del chasis de la moto. Con toda la electricidad generada, la StrangeWorld puede ser autosuficiente, dando igual tanto si el cielo está nublado como si no hay viento.

La susodicha, según Mclnnes, fue diseñada en ocho semanas y construida en otras seis más por alrededor de 7.000 dólares australianos, casi 4.500 euros al cambio. El prototipo todavía se encuentra en desarrollo y McInnes espera mejorar su rendimiento en el futuro para poder llegar a recorrer unos 500 kilómetros a carga completa. De momento, hay que conformarse con un máximo de 80 km/h durante 15 minutos.

A pesar de que su creador no tiene intención de que se comercialice por el momento, ha confesado que está abierto a la idea de que la StrangeWorld pueda hacer una aparición en la próxima película de Mad Max. “Iba por una iconografía chopper muy específica, y se ve muy Mad Max“, dijo. “Si George Miller quisiera usarla, me haría bastante feliz.”

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto :  ¡Gas amigas!