Menu

Moto del día: Suzuki DR-Z400S

Una trail de raza

Moto del día: Suzuki DR-Z400S

Hace no muchos años, el panorama del segmento trail era bastante diferente al que tenemos en la actualidad. Si bien ahora cuando hablamos de una moto trail nos seguimos refiriendo a una moto polivalente, que puede -o debería poder- circular tanto en campo como en carretera, lo cierto es que actualmente la orientación de los grandes fabricantes es tendente a producir motocicletas especialmente concebidas para rodar en asfalto, con las que poder hacer ligeras incursiones en tierra.

Antes, los fabricantes cuidaban mas a los apasionados del sector offroad, al menos en estos segmentos, y ponían a la venta modelos como la DR-Z400, que además se dividía en tres configuraciones; la E, mas potente y orientada casi exclusivamente a ser utilizada en campo, la SM que tenía una configuración 100 % asfáltica y que estaba montada sobre la misma base siendo de tipo Supermotard, y la que nos ocupa hoy, el modelo S, que era el más polivalente de los tres.

El modelo S que estuvo vendiéndose en nuestro mercado desde los años 2000 al 2008 -aunque aún se vende en otros países- se caracteriza por ser una moto trail con la que poder rodar en carretera, pero que se desenvuelve especialmente bien en terrenos complicados del territorio offroad. Quizá el peso y no ser un modelo tan especializado como una Enduro, te lo ponga un poco mas complicado en trialeras, o zonas donde un peso algo menor sería agradecido, pero si no quieres bajar cronos y te lo tomas con algo mas de paciencia, pasará por donde le digas, y con un mantenimiento, coste y fiabilidad difícil de encontrar en esos modelos especializados.

Tennesee & Virginia Dual Sport Trip

La Suzuki DR-Z400S, a primera vista, se ve que tiene un enfoque eminentemente campero, es alta, estrecha, y su estética no ha envejecido mal a pesar de los años. Solo los retrovisores, intermitentes y el enorme silencioso -necesario para superar normativas de sonido y contaminación- afean un poco el aspecto del conjunto y dejan notar el paso de los años.

El equipamiento es prácticamente inexistente, y todo está orientado a la funcionalidad, si algo es prescindible no lo encontrarás aquí. Aunque si que tenemos por ejemplo algunas cosas que no encontrarás en modelos de enduro, o incluso en su hermana E; como estriberas para el pasajero -está homologada para dos ocupantes- , instrumentación digital con velocímetro, cuentakilómetros con doble parcial, reloj horario y cronómetro, o una suspensión con un tarado suave, enfocado a la circulación on/off, o depósito de combustible con llave en el tapón.

El motor, es un monocilíndrico cuatro tiempos que cubica 398 c.c, tiene distribución DOHC, refrigeración líquida y engrase por cárter seco. Posee descompresor automático, cárteres de magnesio, y arranque eléctrico. La alimentación se realiza a través de carburador, que puede ser un Mikuni BSR 36 o Keihin FCR 36 (dependiendo de la versión), rinde 40 CV a 8.500 RPM y proporciona a su vez un par de 39 Nm a 6.600 RPM. La caja de cambios es de 5 relaciones, y la transmisión final como no puede ser de otra forma en una moto de este tipo, es mediante cadena.

Suzuki DR-Z400S

El chasis es de tipo simple cuna desdoblada, fabricado en acero al cromo-molibdeno, y el basculante es de aluminio. Las suspensiones son multiajustables; la horquilla delantera es de tipo convencional, y sus barras son de 39 mm de diámetro, con un recorrido de 290 mm, pudiéndose ajustar tanto en precarga de muelle como en compresión y extensión de hidráulico. El monoamortiguador trasero va anclado al basculante mediante sistema de bieletas, posee 295 mm de recorrido, y es ajustable tanto en precarga de muelle como en compresión.

Con un peso de 133 kg y una altura de asiento de 935 mm al suelo, podemos decir que la Suzuki DR-Z400S es bastante alta, así que olvídate de ella si eres bajo, aunque el sistema de bieletas siempre es un punto a favor, ya que te dejará jugar con distintas longitudes si estás enamorado de ella y te faltan unos centímetros. Eso sí, variarás las geometrías de la moto y no seré yo quien os recomiende meteros en este tipo de faenas, a menos que contéis con la ayuda de un experto.

Lo bueno de ser una mecánica y ciclo tan sencilla y funcional es que la podremos adaptar rápidamente a nuestros gustos y usos por muy poco dinero. Si, por ejemplo, somos de los que nos gusta un uso 80 % offroad podremos ponerle unos buenos neumáticos de tacos que nos proporcionen un agarre superior en pistas, y ajustar la suspensión al gusto, o por el contrario, si somos de los que no tocamos prácticamente la tierra, unos neumáticos mixtos o asfálticos harán que tengamos una moto mas ágil en curvas. Las llantas y neumáticos por cierto llevan cámara interior y tienen medidas de 80/100 R21 delante, y de 120/90 R18 detrás.

Suzuki DR-Z400S

Dinámicamente es una moto que se siente ligera, aunque como decía, no tanto como una enduro, y las posibilidades de regulación de la horquilla hacen que podamos disfrutar de ella tanto dentro como fuera del asfalto -verdaderamente la disfrutarás mas fuera, pero no por tacto de suspensión-, la contundente respuesta del motor será suficiente para alzar la rueda al toque de acelerador incluso en segunda velocidad, y será difícil que notes que se quede corta de potencia dentro del uso al que se enfoca.

En carretera abierta, es capaz de alcanzar una velocidad máxima de aproximadamente 150 km/h pero ni la moto irá a gusto, ni tú tampoco, debido a la ausencia total de protección y una postura de conducción erguida y alta

Este tipo de moto no se creó para este uso, sino para ser una moto con la que salir a rodar, a disfrutar con mochila en la espalda y buenos amigos. Es una moto con la que aunque te vayas a la sierra o al monte por sinuosas carreteras a coger caminos desconocidos puedas enfrentarte a cualquier tipo de terreno sin que nada te pare… Salvo la autonomía, ya que aunque no consuma mucho, su depósito es solo de 10 litros.

COMPARTE
Sobre mí

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
suciodan
Invitado
suciodan

es una lastima que suzuki no venta esta gran moto a nivel mundial, con un buen precio seria un hit de ventas en sudamerica, es mas se siente como si la produciera solo para el mercado norteamericano donde es muy popular y las normas permiten aun su comercializacion (de alli que no se produzca el upgrade soñado de motor inyectado y 6 marchas), al ser mi dream bike y no poder tenerla y por otro lado ser seguidor de la marca suzuki espero que despues de la horrible dr150 jubilen a la dr200 y saquen una 250 inyectada trialera que… Leer más »


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.