Moto del día: Suzuki LS 650 Savage

Moto del día: Suzuki LS 650 Savage

Una custom sencilla, ideal para iniciarse


Tiempo de lectura: 3 min.

Nuestra protagonista de hoy es la Suzuki LS 650 Savage, toda una veterana del mercado ya que se presentó en 1986 y aguantó hasta 2005. En ese año se rebautizó el modelo como Suzuki S40 Boulevard y aún sigue a la venta bajo esta denominación en algunas zonas del mundo. En nuestro país el modelo tuvo su momento dulce entre mediados y finales de los años 90. La Suzuki LS 650 Savage es una moto custom sencilla y de iniciación ya que todo en ella está enfocado a que sea cómoda y fácil.

El motor es un monocilíndrico refrigerado por aire de 650 cm³ y 4 válvulas. La potencia es de unos modestos 34 caballos a tan solo 5.400 rpm. El mundo custom es así: mucha cilindrada y mucho par, pero pocas revoluciones y por lo tanto poca potencia. La parte positiva es que es sencillo de conducir porque la potencia, aunque sea escasa, está disponible casi a cualquier régimen de revoluciones. El consumo es elevado, como en casi todas las custom. Podemos estar hablando de 5 l/100 Km de media.

En cuanto a la parte ciclo no hay sorpresas. Chasis tubular de acero de doble cuna, suspensión convencional delantera con mucho avance, típico de las custom, y amortiguadores traseros gemelos. Los frenos son de disco sencillo delante y tambor atrás, y cumplen bien ya que la moto ni pesa ni corre demasiado.

Suzuki S40 Boulevard La suzuki LS 650 Savage es una moto discreta para lo que nos tiene acostumbrado el mundo del custom, donde lo habitual suele ser una estética más barroca y recargada con multitud de cromados y otros adornos. Quizá la zona más llamativa y elegante de la moto sea el propulsor y como está integrado este en el chasis; sin ningún tipo de cables, conductos u otras piezas mecánicas a la vista que lo afeen o le resten protagonismo.

A parte de eso tenemos lo típico en una custom. Llantas de radios cromados de 19 y 15 pulgadas -delante y detrás respectivamente-, un gran tubo de escape cromado que discurre por el lateral de la moto y un asiento grande y cómodo que hará las delicias de nuestras posaderas. El manillar es alto y con los manubrios apuntando hacia abajo y hacia atrás.

A sus mandos la LS 650 Savage es una moto fácil de llevar. Sus 170 kilos no son un problema y el bajo asiento implica que no tendremos dificultad para llegar al suelo. En cuanto a prestaciones, aunque no son nada del otro mundo, cumplen con el cometido de la moto. Recordemos que esto es una custom por lo que no se busca batir ningún récord de velocidad. Los 34 CV tiran bien y la Savage puede circular sin problemas a 100-110 Km/h. Su velocidad punta no asustará a nadie: alcanza unos 140 Km/h.

Suzuki S40 Boulevard 2 Quizá el mayor handicap de la Suzuki LS 650 Savage es el gran motor monocilíndrico. En el mundo custom la apariencia importa mucho, y la norma es que los motores sean bicilíndricos en V. La competencia japonesa tenía a la venta motos bi más suaves y más potentes como la Yamaha Virago 535 o La Honda Shadows 600. Al final, la Suzuki Savage lo único que tenía grande es el motor, el resto del conjunto tanto por dimensiones como por potencia parecen más los de una pequeña moto de 250 cm³.

Puede encontrarse en el mercado de segunda mano desde unos 2.000 euros. Si os animáis a comprar, buscad unidades a partir de 1994, que es cuando el modelo empezó a llevar caja de cambios de cinco velocidades. Si te gusta el rollo custom y tu presupuesto es algo ajustado puede ser una buena opción; pero si tienes más dinero, yo miraría alguna bicilíndrica de la competencia como las que he citado anteriormente.

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea