Moto del día: Suzuki RK67

Moto del día: Suzuki RK67

Ganadora absoluta en la temporada de 1967, esta máquina de precisión contaba con 14 velocidades en la caja de cambios


Tiempo de lectura: 4 min.

En España, el Mundial de 50 centímetros cúbicos es muy conocido gracias a las seis temporadas conquistadas por Ángel Nieto entre 1969 y 1978. No obstante, lo cierto es que ésta ha sido una de las categorías menos tratadas en el Mundial, habiéndose disputado desde 1962 hasta 1983. Dos décadas y un año donde los tiempos iniciales están copados por Suzuki, la cual acudió a la temporada de 1967 con una de las máquinas más espectaculares de entre todas las que aparecieron en la década. De hecho, nos atreveríamos a decir que se trata de una de las más espectaculares en toda la historia del Mundial. Hablamos de la Suzuki RK67.

Una montura que quizás conozcas por su caja de cambios con catorce marchas. Aunque, en verdad, mejor sería ir narrando su historia paso a paso. Así las cosas, debemos situarnos en 1961. Año en el que la FIM lanza la primera temporada del Mundial de 50 centímetros cúbicos, coincidiendo con las primeras incursiones de fabricantes como Yamaha o Suzuki más allá de Japón. Una casualidad que estas marcas aprovecharon para entrar con fuerza desde abajo hacia arriba, conscientes de que en las cilindradas superiores aún eran incapaces de superar a los diseñadores ingleses e italianos.

Y vaya, lo cierto es que lo hicieron muy bien. Especialmente Suzuki, logrando hacerse con seis de los siete primeros campeonatos de 50 centímetros cúbicos. De hecho, el que falta para completar la cuenta de aquellos años se lo llevó Honda, sólo pudiendo poner fin al dominio de las marcas japonesas la victoria de Ángel Nieto con Derbi en 1969. Además, gran parte del éxito de Suzuki se debió al piloto alemán Hans-Georg Anscheidt. Ganador del título de 50 en 1966, 1967 y 1968 siendo, por tanto, una figura clave para entender los éxitos de la particular Suzuki RK67.

suzuki rk 67 (3)

Si hablamos de ingeniería de precisión durante los años sesenta, no hay duda de que esta pequeña Suzuki es una verdadera maravilla del Mundial durante los sesenta gracias a su motor capaz de funcionar a altísimas vueltas

Suzuki RK67, una joya de la mecánica

Hablar de la Suzuki RK67 es hablar de una de las máquinas de precisión más afinadas y compactas en toda la historia del Mundial. Algo que se argumenta gracias a datos que apabullan en sí mismos como, por ejemplo, su potencia de unos 350 CV / litro. No obstante, en ella no sólo el motor es lo impresionante. También la propia base a partir de la cual se crea, siendo un escueto y ligero chasis tubular que ayuda a dejar el peso total en tan sólo 58 kilos.

Además, todo ello se envuelve en un carenado que ayuda a la aerodinámica junto a la posición extremadamente inclinada del piloto. Por cierto, en este sentido cabe destacar el diseño alargado del depósito de combustible, permitiendo un mejor centro de gravedad para la motocicleta. Eso sí, dicho esto lo más conveniente es centrarse ya en todo lo relativo al motor.

Un bicilíndrico en paralelo con 50 centímetros cúbicos en total, pudiendo llegar a entregar 17,5 CV al pasar de las 17.300 revoluciones por minuto. Y es que ahí estaba la clave de este motor, en su eficaz pero reducido ancho de potencia, estableciéndose en un ritmo muy alto que sólo se podía encontrar al acercarse a las 20.000 vueltas. Unas cifras de infarto, las cuales se debían controlar con la inestimable ayuda de una caja de cambios con 14 relaciones.

suzuki rk 67 (1)

De los siete primeros campeonatos de 50 centímetros cúbicos Suzuki ganó seis, firmando un espectacular dominio que tuvo como colofón mecánico a la RK67

Toda una artesanía mecánica que evidenciaba el altísimo grado de especialización al que habían llegado en muy poco tiempos los fabricantes nipones, logrando así que la Suzuki RK67 pudiera alcanzar hasta 176 kilómetros por hora de velocidad punta. Llegados a este punto, desde su sonido hasta imaginar cómo debió ser el desarrollo de aquel conjunto motor-cambio esta máquina es una de las más interesantes en toda la historia tecnológica del Mundial de Motociclismo. De hecho, gracias a los puntos sumados en 1967 por los pilotos oficiales Hans-Georg Anscheidt, Stuart Graham y Yoshimi Katayama. La Suzuki RK67 logró el campeonato de constructores. Fantástico.

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.