Moto del día: Suzuki XF 425 “Ugly Duck”

Moto del día: Suzuki XF 425 “Ugly Duck”

Uno de los tres prototipos lanzados en el Salón de Tokio de 1991 con tracción a las dos ruedas


Tiempo de lectura: 3 min.

Nos encantan las prototipos, sobre todo de los locos años 80 y 90. En un mundo donde todo son análisis de mercado y ratio de ventas, cuando dejan a los ingenieros fantasear aparecen auténticas locuras. Como en 1991, cuando Suzuki creyó que el camino a seguir eran las motos de tracción a las dos ruedas y presentó en el Salón de Tokio la curiosa Suzuki XF 425 “Ugly Duck”.

A principios de los 90, la fiebre de los trike empezaba a decaer debido a los accidentes. Siempre diré que si te quieres matar, uno de estos cacharros (ATC) es lo ideal para tener experiencias cercanas a la muerte. Hubo marcas que ya habían lanzado fun bikes como la Honda TR 200 “Fat Cat” o la Yamaha TW 200T, pero Suzuki prefirió empezar a trabajar en la idea de una moto de tracción integral.

Suzuki llevo tres prototipos, dos de ellos compartían desarrollo mientras que el tercero estuvo muy cerca de salir a producción (hablaremos de él en la próxima entrega de la Moto del día). Uno de ellos era la Suzuki XF 425 “Ugly Duck” y el otro, la Suzuki XF 4 Lander. El corazón era un motor de dos tiempos y 125 cc sujeto a un chasis de acero de simple cuna desdoblada. Su tren delantero no era una horquilla, sino un sistema de doble amortiguador que nos recordará al que se montan en motos con sidecar o también a las antiguas horquillas tipo Earls de BMW.

Suzuki Ugly Duck 2

Suzuki XF 425 “Ugly Duck” – Suzuki XF 4 Lander – Suzuki XF 5

Para mandar la fuerza a la rueda delantera se usa un sistema de cadena. Desde el motor sale una primera cadena hasta la horquilla de forma horizontal. Desde aquí, baja con otra por una de las patas de la horquilla y por último, una tercera cadena horizontal acaba en el buje de la rueda delantera. Es un sistema con muchas pérdidas, pero que ya hemos visto en otras conversiones similares.

El conjunto se completaba con unos neumáticos anchos, preparados para circular con poca presión y así poder hacerlo por casi cualquier superficie, desde arena a barro

Mientras que la Suzuki XF 425 “Ugly Duck” se cubría con una carrocería que le confería un aspecto realmente cómico y divertido (con los colores clásicos de Suzuki amarillo y blanco), el modelo XF 4 Lander era completamente desnudo. Este se había desarrollado para ser usado por pescadores o cazadores (aquí podéis ver una foto), por lo que disponía de una bola de remolque y sendos tubos de fibra carbono en el lado derecho para llevar cañas. A la izquierda había un hueco para ubicar la caja con los cebos/anzuelos.

Sin duda unos prototipos curiosos, con una estética diferente y sobre todo, cómica después de que incluso la propia Suzuki la decidiese llamar “Ugly Duck” (Patito Feo). Como curiosidad, hemos visto que en folletos oficiales de Suzuki se conocía como Suzuki YF 425, aunque no tenemos más referencias. Años más tarde, en 1997, las siglas XF se usarían por primera vez en la Suzuki XF 650 Freewind.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea