Moto del día: TM EN 400 4T

Moto del día: TM EN 400 4T

La segunda enduro de la marca pesarese con tecnología 4T


Tiempo de lectura: 4 min.

La italiana TM Racing nacía en Pesaro (Italia) de la mano de Claudio Flenghi, expiloto profesional y Francesco Battistelli, constructor de chasis para motocicletas de campo especialmente y amante acérrimo al motocross. Pensaron: ¿qué mejor forma de comenzar que coger las iniciales de los hijos de ambos, Thomas y Mirko, para darle nombre a este sociedad convertida en fábrica de sueños para muchos aficionados?

Pues bien, un año después, y tras su éxito en el Salón Internacional de Milán 1977, la fábrica de TM, sita en Vía Fano, construía más de 200 motocicletas de motocross y un año más tarde empezarían a darle forma a la que sería la primera enduro de la marca. Hoy, 44 años después y 23 títulos en diversas disciplinas de enduro y SM a nivel europeo y mundial, avalan a la marca transalpina en todos y cada uno de sus productos.

Por eso hoy queremos hablarte de una de las motocicletas que a comienzos de este milenio se dejaba caer por nuestro país, buscando a aficionados exigentes y de marcada personalidad que gustasen de tener una enduro diferente y especial. Una enduro hecha con esmero y empleando los mejores componentes del mercado y esta sin duda es nuestra protagonista de hoy la TM EN 400 4T o TM 400 Enduro 4T.

TM Racing hace más de cuatro décadas que se especializaba en la disciplina de enduro y construía motocicletas como la TM EN 400 4T

La nuevo enduro de la marca transalpina era la segunda dentro de su gama que recurría a la arquitectura mecánica de cuatro tiempos. Unos meses antes lo hacía su hermana de 250 cc, y con esta recién llegada EN 400, TM buscaba asentar las bases de una nueva etapa con la que, posiblemente y hasta ese momento, era la mejor motocicleta de enduro que había salido de las cadenas de montaje de los italianos.

Para ello se apostaba por un monocilíndrico de 399 cc con culata de cuatro válvulas y doble árbol de levas con sistema de refrigeración líquida y alimentada por un carburador Mikuni de 38 mm. El propulsor quedaba asociado a un cambio de cinco relaciones con embrague multidisco en baño de aceite y era capaz de entregar una potencia final de 46 CV a 8.500 RPM, siendo el par máximo de 44 Nm a 6.500 RPM.

Dentro del plano mecánico destacaba sin duda la suavidad del cambio, gracias a su embrague con accionamiento hidráulico y al cual quedaba encomendado a una bomba Grimeca. También el sistema de escape firmado por Gianelli, que además de darle una estirada inusual en este tipo de motocicletas y cilindrada, superando ampliamente las 11.000 RPM, conseguía reducir los decibelios emitidos por su mecánica, convirtiéndola en una de las más silenciosas de la categoría.

Un brioso propulsor, unido a una parte ciclo de primer nivel con componentes de calidad, hacen de la EN 400 4T la que posiblemente era la mejor moto fabricada por la firma italiana

La mecánica quedaba a resguardo en su chasis tubular en acero de doble cuna perimetral, logrando una gran rigidez torsional y aguantando el tipo en cualquier terreno, posicionándose como uno de los mejores dentro de la categoría. Por otro lado, unas suspensiones “pata negra” compuestas por una horquilla invertida Paioli en el frontal con barras de 46 mm y un monoamortiguador trasero de los suecos de Ohlins hacían el resto para filtrar las hostilidades del terreno. Ambos eran regulables en compresión y extensión, siendo posible en la zaga modificar también la precarga del muelle.

Otro de los puntos donde destacaba la TM EN 400 4T era sin duda en su frenada, siendo para muchos probadores de la época la mejor de la categoría. Mérito de ello tenían su disco delantero flotante de 270 mm y pinza de doble pistón, y de 240 mm con pinza monopiston en el eje posterior, todo ello fabricado por Brembo, aunque curiosamente la bomba de frenado era suministrada por Nissin.

El peso final de esta enduro quedaba dentro de la media, con 115 kilogramos en seco, a lo que había que sumar la capacidad de su depósito, que en ese caso admitía hasta 8,5 litros de combustible. Por otro lado, la distancia entre ejes alcanzaba los 1.471 mm, con una altura al suelo desde el sillín de 950 mm y una longitud total de 2.180 mm, nuevamente similar a la de rivales como la recién estrenada Yamaha WR 450 F.

Con un precio final de 8.200 euros, esta TM EN 400 4T contaba con elementos de serie como protectores de horquilla y cárter, cuentakilómetros o regulación de sus manetas de freno y embrague. En la actualidad no es tarea fácil encontrar unidades de esta motocicleta en nuestro mercado de ocasión, pero de hacerl,o no lo dudéis si buscáis una enduro usable y fabricada con elementos de calidad.

Calcula cuánto cuesta asegurar un TM EN 400 4T con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.