Menu

Aprilia RSV4 1100 Factory: el modelo de Noale para la calle más potente y exclusivo

Del circuito a la calle

Aprilia RSV4 1100 Factory: el modelo de Noale para la calle más potente y exclusivo

Cuando creíamos que ya lo habíamos visto todo en cuanto a deportivas exclusivas, ha llegado Aprilia al Salón EICMA de Milán 2018 para dejar a todo el mundo con la boca abierta con su nueva Aprilia RSV4 1100 Factory. Una moto más potente que todas las RSV4 anteriores y, además, todavía más ligera. Con ella ha traspasado la tecnología desarrollada en MotoGP a la calle, y esto se nota en que incluso cuenta con alerones de serie para mejorar la carga aerodinámica a alta velocidad.

Desde hace un par de años, Aprilia tiene para su clientela más exclusiva y adinerada el programa Factory Works, y allí podemos hacernos con una Aprilia RSV4 R FW-GP, que es lo más parecido a una moto de carreras oficial que se puede comprar. El motor V4 crecido de cilindrada lo llevan hasta los 250 CV y con esta base han desarrollado la nueva Aprilia RSV4 1100 Factory, pero con la posibilidad de circular con ella y de forma legal por la carretera.

Lo primero que han hecho es utilizar los mismos pistones de 81 mm de diámetro que, en combinación con una carrera de 52,3 mm, permite subir la cilindrada hasta 1.078 cc. Esto, junto a una compresión de 13,6:1 y un régimen de giro que alcanza las 13.600 vueltas, ha hecho que el motor ofrezca ahora 217 CV frente a los 201 CV con los que cuenta la RSV4 1000 RR y un par motor de 122 Nm a 11.000 RPM. Algo de culpa en el aumento de rendimiento también la tiene el escape, Akrapovic y en titanio.

A nivel de parte ciclo la moto también recibe mejoras importantes. El chasis es similar, pero no idéntico ya que el avance es menor y la distancia entre ejes se recorta en 4 mm, todo ello para mejorar la agilidad; y a la vez han aumentado la rigidez, algo que tiene parte de culpa el nuevo basculante. Delante y detrás monta suspensiones Öhlins: una horquilla NIX y un monoamortiguador TTX. El amortiguador de dirección también viene firmado por la marca sueca.

Los frenos de la Aprilia RSV4 1100 Factory ofrecen lo último de Brembo: pinzas Stylema que incluso incorporan toberas en fibra de carbono para su refrigeración cuando las sometemos a repetidas frenadas en circuito. La fibra de carbono también está presente en el carenado, que como detalle incluye alerones (o deflectores) similares a los utilizados en MotoGP.

Con materiales tan exclusivos y fijación por los detalles (hasta la batería de serie es de litio), en báscula arroja 177 kg en vacío, que se van hasta los 199 kg cuando tenemos el depósito de 18,5 litros lleno hasta los topes. Nada mal para una moto que supera, con creces, las dos centenas de caballería.

Aprilia RSV4 1100 Factory 04

Y para tener todo más o menos controlado, los últimos avances en electrónica, donde Aprilia siempre ha estado un paso por delante: APRC con control de tracción de ocho niveles, ABS en curva, anti-wheelie, cambio rápido, launch-control y detalles que no esperaríamos, como por ejemplo control de crucero. Ah, el limitador de velocidad para el pit-lane también viene de serie y todo se maneja desde una pantalla de instrumentación digital con varios modos de visualización.

De momento no hay precio para esta bestia, pero a buen seguro que la Aprilia RSV4 1100 Factory se acercará peligrosamente a los 40.000 euros; un precio que por otro lado estaría más que justificado.

COMPARTE
Sobre mí

ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.