El Wheels and Waves contó con tres Royal Enfield muy especiales

El Wheels and Waves contó con tres Royal Enfield muy especiales

Presentadas como “Lock Stock”, “Rohini” e “Interceptor”


Tiempo de lectura: 4 min.

Por séptimo año, la localidad francesa de Biarritz ha acogido uno de los festivales más esperados del verano: Wheels and Waves. Se trata de un gran evento donde las marcas y particulares pueden mostrar sus creaciones únicas.

Tal y como describió el cofundador de Blitz Motorcycles, Fred Jourden, “el Wheels and Waves es como un gran encuentro familiar, una reunión de personas que comparten modo de vestir, el gusto por el surf y las motos y una mente abierta, distinta a la de los motoristas clásicos”.

Una marca que apuesta tanto por la personalización y que es líder global en el segmento de motocicletas de media cilindrada como es Royal Enfield no podía dejar escapar la oportunidad de presentar tres customizaciones. El trío está formado por la “Lock Stock” de RE, la “Rohini” de Young Guns Speed Shop y la “Interceptor” de Old Empire Motorcycles, todas ellas desarrolladas a partir de las bicilíndricas Interceptor INT 650 y Continental GT 650.

El festival no sólo se centra en las máquinas, sino también en toda la cultura y estilo de vida asociado con las motos y el surf

A través de un lenguaje de diseño de corte clásico y sencillo, las Royal Enfield se han convertido en un medio de expresión para entusiastas y personalizadores de todo el mundo, inspirando a los escultores de motocicletas a explorar nuevas fronteras de personalización. Las tres creaciones presentadas en el festival representan la forma de vida de la firma anglo-india con un toque muy distintivo; echemos un vistazo.

Royal Enfield Lockstock

“Lock Stock” – de Royal Enfield

Base: Royal Enfield Continental GT 650 Twin

Con este modelo, la empresa quiere celebrar el renacimiento de los motores de dos cilindros en sus máquinas. Y que menos que hacerlo bajo un diseño que inspira velocidad y que está desarrollada para explorar de forma extrema la nueva plataforma bicilíndrica. El bastidor de acero soldado -típico de las carreras dragster– ha sido creado en colaboración con Harris Performance, fundiendo la belleza de la vieja escuela con la habilidad de crear una máquina de competición.

Pero no sólo lo que se ve es nuevo. S&S Cycles de USA, usando como base el nuevo motor 650, lo ha transformado en un motor de 865 cc con inyección de óxido nitroso capaz de desarrollar más de 100 CV en una primera etapa. Su trabajo de pintura Dazzle Camo, la carrocería minimalista en fibra de carbono y el trabajo con el cuero reflejan las pasiones individuales y la atención al diseño que han puesto sus creadores, permitiéndoles demostrar un lado totalmente diferente de lo que puede ser una Royal Enfield.

Royal Enfield Rohini

“Rohini” – de Young Guns Speed Shop

Base: Royal Enfield Continental GT 650 Twin

La interpretación de Royal Enfield por parte de Young Guns Speed Shop basa su nombre en inspiración del programa espacial de la India y sus satélites Rohini. En este caso, el chasis de la Continental GT permanece más original que en el modelo previo, buscando añadir un gusto juvenil a la ya de por sí existente nostalgia británica de posguerra.

Desde el punto de vista estético, cuenta con un trabajo de pintura original que queda amplificado con un carenado curvado muy delgado, así como un asiento monoplaza de colín cortado. Si bien el concepto es puro café racer, la construcción tiene una sorpresa oculta: en la oscuridad, una capa de pintura reflectante transforma las líneas clásicas en un alboroto de luz salvajemente moderno.

Royal Enfield Interceptor

“Interceptor” – de Old Empire Motorcycles

Base: Royal Enfield Interceptor 650

Siguiendo la estela de los modelos más radicales, Old Empire Motorcycles decidió dejar la Interceptor 650 “en los huesos” para dejar únicamente aquello que fuese imprescindible. Un profundo trabajo de pintura (base negra con rojo caramelo) se combina con cuero Oxblood y un asiento forrado en alcántara aportan un toque elegante, con un equilibrio entre el lujo y el carácter desenfadado de la moto.

Su posición de conducción baja y el motor pintado en negro insinúan dan ese toque plus de agresividad que se combina a la perfección con el resto de los detalles. Por su parte, el manillar integrado ejemplifica el espíritu de personalización de la vieja escuela eliminando todo lo que no es necesario, escondiendo todos los cables obteniendo una gran ligereza visual. Como una oda a la tecnología moderna, la construcción no recurre al bombín y llave de contacto de serie, sino que integra una llave inteligente en los guantes del piloto.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea