Harley-Davidson Vs Indian, vuelve una rivalidad ancestral

Harley-Davidson Vs Indian, vuelve una rivalidad ancestral

Las redes sociales son el nuevo campo de batalla que sustituye a los circuitos


Tiempo de lectura: 3 min.

Hace casi medio año Indian dio a conocer uno de sus novedades de 2019: la Indian Challenger. La marca americana dio un puñetazo encima de la mesa lanzando un modelo que había sido desarrollado con un ojo en su archienemigo Harley-Davidson. El objetivo estaba más que claro y no era otro que convertirse en la reina de la categoría bagger destronando a la Road Glide de Milwaukee.

Además de todo un alarde tecnológico de primer nivel, Indian hizo especial hincapié en la dinámica al desarrollar un chasis de aluminio, suspensiones con un tarado tirando a deportivo y equipo de frenos Brembo con anclaje radial. Y es que había que domar a la bestia, es decir, al nuevo motor PowerPlus 108 de 1.769 cc con 122 CV y 178 Nm de par (superior incluso al de su otro motor, el Thunder Stroke 111 de 1.901 cc).

Si estuviésemos en los años 20, Indian habría intentando imponer su supremacía en los circuitos de aquella época (los motodromos), pero hoy en día escogieron otro camino diferente: las redes sociales. Mostraron en un vídeo como su nuevo modelo es capaz de superar ampliamente a la Harley-Davidson CVO Road Glide en una carrera de aceleración.

La diferencia no solamente se encuentra en las prestaciones sino en el precio de comercialización de cada una de ellas. Mientras la Indian se queda a las puertas de los 30.000 euros, la Harley cuesta algo más de 32.000 euros. Y claro, a raíz de ese vídeo y algún otro que han publicado, se ha desatado la guerra Harley-Davidson Vs Indian.

View this post on Instagram

The Original. #harleydavidson

A post shared by Jon B. (@jonbek) on

Lo curioso es que no ha sido Harley-Davidson quien ha respondido (al menos no directamente) sino que lo ha hecho a través de Jon Bekefy, quien trabaja como Business Planning Manager en el departamento de vehículos eléctricos de la marca americana. Pero antes estuvo muchos años como director de marketing en varias marcas por lo que, sobre guerras comerciales en la prensa algo sabe.

Para aquellos que no dominan el idioma de Shakespeare, os hacemos una traducción del texto:

Sinceramente, ¿pasaste tu juventud soñando algún día con tener un Polaris?

 

 

Hemos estado construyendo monturas (no artefactos) durante más de 115 años. Con más de 700 distribuidores estadounidenses y las motos que definen cada categoría, no ha existido nunca un mejor momento para unirse a la tribu. Aceptamos el desafío de la prueba de remolque: llevamos mucho tiempo tirando por vosotros.

Harley (bueno Jon Bekefy) hace referencia al desafío de la prueba de remolque por otro vídeo que lanzó Indian y en el que tiraban de un enorme remolque convertido en food truck.

No es la primera vez que vemos guerras comerciales en Estados Unidos. Una de las más sonadas enfrentó a Audi y BMW en una pelea de anuncios publicitarios con mucha creatividad e ingenio. De hecho BMW y Audi siempre se han lanzado indirectas uno a otro medio en broma, medio en serio.

Será interesante quién da el siguiente paso en este nuevo enfrentamiento Harley-Davidson Vs Indian.

COMPARTE
Sobre mí

ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.