Invicta Electric MB5 Utrera, a la venta desde 1.995 euros

Invicta Electric MB5 Utrera, a la venta desde 1.995 euros

Un scooter eléctrico asequible en precio y conducción orientado a los nuevos conductores


Tiempo de lectura: 3 min.

El importador español de vehículos eléctricos Invicta Electric acaba de presentar un nuevo scooter de cero emisiones. Viene a completar su gama, se trata del Invicta Electric MB5 Ultrera; un nuevo escalón en el catálogo de la firma que ya tenía a la venta en nuestro país modelos como el Opai (1.795 euros), el DTR (1.995 euros); los  iTank (3.895 euros) e iTango (3.395 euros) de tres ruedas, y el maxiscooter Alex (3.695 euros), que alcanza los 200 km de autonomía.

Estamos ante un pequeño ciclomotor eléctrico que busca ofrecer un precio muy ajustado y una alta facilidad de uso, intentando seducir a los más jóvenes de la casa para que se decanten por esta como su primer vehículo para alcanzar esa libertad de movimiento que tanto desean los adolescentes. Y es que os recuerdo que la licencia AM que habilita para conducir este ciclomotor se puede obtener desde los 15 años.

Tiene un precio de 1.995 euros como principal reclamo (está por debajo de la mayoría de scooter de gasolina de 49 cc) y además promete ser muy sencillo y fácil de utilizar, con un peso de 98 kilos listo para rodar. Sus prestaciones son modestas, pero suficientes para moverse por las cada vez más verdes y lentas ciudades del siglo XXI.

invicta electric utrera 02

El Invicta Electric MB5 Utrera está impulsado por un motor de 2,7 CV y su velocidad máxima está limitada a 45 km/h, como es obligatorio en este tipo de vehículos con matrícula amarilla. No es mucha potencia, pero entre que el peso no es excesivamente elevado y sus pequeñas ruedas de 10″ con baja inercia, las prestaciones son razonables.

No hemos de perder de vista que hoy en día las ciudades están limitadas a 30 km/h de velocidad en vías de un solo sentido y 50 km/h en las avenidas y paseos con dos carriles por cada dirección. En este ámbito las prestaciones del Invicta Electric MB5 Utrera son suficientes, aunque desde luego no es un vehículo apto para circular por autovías urbanas o rondas de circunvalación.

Aunque su precio sea modesto, sus diseñadores han intentado ofrecer un equipamiento variado que haga su uso más sencillo y agradable a los futuros propietarios. La iluminación es de tipo Full LED, mientras que también cuenta con un práctico espacio debajo del asiento para almacenar cosas.

invicta electric utrera 06

La instrumentación corre a cargo de una pantalla digital de LCD con velocímetro, indicador de nivel de carga, cuentakilómetros total y parcial, temperatura ambiente y de la batería. Aparte de eso, a nivel de ciclo cuenta con dos amortiguadores en el tren trasero, mientras que en la rueda delantera monta un disco de freno hidráulico.

El Invicta Electric MB5 Utrera se vende en dos niveles de acabado, y el principal cambio entre ellos es el paquete de batería. La versión City tiene una batería interna de 1,4 kWh de capacidad, lo que permite recorrer unos 70 km de distancia con una sola carga.

La versión Street cuenta con una batería extraíble de 1,2 kWh que puedes sacar de la moto para cargarla en casa o en el trabajo. Eso sí, pesa sus buenos 11 kilos, por lo que más vale que tengas ascensor en casa y/o en el trabajo. Al ser un poco más pequeña, también da algo menos de autonomía. En este caso estamos hablando de 60 km y el precio de la moto sube desde los 1.995 citados anteriormente hasta 2.395 euros.

El sobrecoste de la versión con batería extraíble no es desdeñable (400 euros), pero a cambio brinda un extra de confort y sobre todo de flexibilidad para todos aquellos usuarios que busquen un vehículo de estas características pero que no tengan un garaje con toma de recarga para poder cargar la moto, o acceso a otras infraestructuras de recarga.

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Sanaa Mokaddam