La Indian Pursuit es la nueva cruiser de la firma americana

La Indian Pursuit es la nueva cruiser de la firma americana

Ya está en los concesionarios desde 35.690 uros


Tiempo de lectura: 4 min.

Si hay un tipo de moto que dominan los Yankees como nadie, sin duda, son las grandes cruiser. Motos Custom abarrotadas de accesorios, que las convierten en máquinas casi perfectas para cruzar el mundo. Y decimos casi perfectas, porque su característica configuración, hace que algunas carreteras europeas se les atraganten. Pero no es un problema, no son motos para viajar con el puño roscado a tope, se disfrutan de otra manera, aunque eso no quiere decir que no se pueda ir rápido con ellas. Son monturas para trazados abiertos y distancias largas.

Por eso, el tremendo aspecto de la Indian Pursuit, recién presentada, nos hace pensar en jornadas interminables cruzando el país, de punta a punta, disfrutando de su poderoso V-Twin, de la protección de su enorme escudo anclado al chasis y por supuesto, de todas las sensaciones que ofrece la conducción de una motocicleta. Porque seamos sinceros, uno de los principales argumentos de este tan querido vehículo , tiene que ver con las sensaciones.

Y las sensaciones comienzan con la vista, el primero de los sentidos que se verá atrapado por las formas de la nueva Indian Pursuit. Formas que no permiten confusión ninguna, es una Indian de pies a cabeza, con su particular estilo y marcada personalidad. Un logro que debemos destacar, porque en el mundillo custom/cruiser, el diseño y el estilo hacen complicado, en ocasiones, ser original y diferente. Victory logró esa diferencia y también lo ha conseguido Indian.

Enorme motor de 1.800 centímetros cúbicos y 121 CV

Las cruiser, como las custom (pues tienen muchas cosas en común), tienen una personalidad muy marcada por su motor y en el caso de la nueva Indian Pursuit no es diferente. La americana monta un enorme V2 de 1.768 centímetros cúbicos refrigerado por líquido, capaz de entregar 121 CV a 3.800 revoluciones, alcanzando además un par de 178 Nm. Con un motor como este, podrá circular a 40 km/h en sexta a punta de gas.

Se trata de un motor muy actual, con cuatro válvulas por cilindro, árboles de levas en cabeza y un sistema llamado PowerPlus que mejora la finura de funcionamiento a bajas revoluciones. Monta embrague asistido y tres programas para modificar el mapa del acelerador: Rain, Standar y Sport.

El motor es el conocido Powerplus 108 que la marca presentó en 2019, un propulsor que también emplean otros modelos de la firma como la Indian Challenger. Su denominación de “PowerPlus” es un homenaje a al modelo fabricado entre 1916 y 1924 y según comentó en su momento Steve Menneto, CEO de Indian Motorcycle, “se gastaron innumerables horas en diseño, desarrollo y pruebas, para garantizar que sea el mejor V-twing refrigerado por líquido jamás desarrollado”.

indian pursuit (15)

Más de 400 kilos de peso

La Indian Pursuit es una moto muy pesada, en realidad como cualquier motocicleta de su estilo, alcanzando los 416 kilos en lleno. Aún así, la firma yankee ha hecho lo posible por mantener el peso controlado, empleando fundición de aluminio para el chasis por ejemplo. El problema del peso, no obstante, procede del equipamiento, pues no falta de nada. Incorpora el sistema Smart Lean, que ayuda a mantener el control mediante la utilización del sistema IMU de Bosch, que incorpora un control de tracción con función en curva. El ABS también tiene función en curva. La instrumentación añade una pantalla táctil de siete pulgadas compatible con guantes, que funciona con el sistema Command y que tiene compatibilidad con Apple CarPlay. Y por poner otro ejemplo, la suspensión trasera tiene precarga de accionamiento eléctrico firmada por FOX.

Evidentemente, el nuevo carenado anclado al chasis también colabora en añadir peso al conjunto, así como los carenados inferiores, las maletas o la pantalla regulable. Sin embargo, ¿qué sería de una cruiser sin todos estos elementos? Pues una custom “sin más” y la Pursuit lo que busca es ofrecer es turismo de alto vueltos con estilo y personalidad.

Dos versiones disponibles

La Indian Pursuit ya está disponible en las tiendas, pero no es barata. Se ofrece en dos versiones: Limited y Dark Horse, con dos colores para el acabado Limited y tres para el Dark Horse. El precio de salida de la Indian Pursuit es de 35.690 euros.

  • Indian Pursuit Limited Black Metallic: 35.690 euros
  • Indian Pursuit Limited Alumina Jade: 37.240 euros
  • Indian Pursuit Dark Horse Black Smoke: 35.940 euros
  • Indian Pursuit Dark Horse Silver Quartz Smoke: 36.240 euros
  • Indian Pursuit Dark Horse Quartz Gray: 37.040 euros

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.