Menu

Malaguti Madison 300, el scooter multifuncional italiano ya se vende

Disponible por 4.599 euros en dos colores, rojo y negro

Malaguti Madison 300, el scooter multifuncional italiano ya se vende

En el resurgir de la marca Malaguti dentro del seno de los austriacos de KSR, los italianos han presentado la nueva Malaguti Madison 300. Se trata de un scooter pensado para usar tanto por la ciudad como en escapadas de fin de semana. Del tamaño de un GT, pero con una clara orientación deportiva, es cómodo tanto si lo usamos en solitario o a dúo.

Su silueta nos resulta muy familiar, ya que se trata de la conocida Gilera Nexus 300. La fabricación tanto del motor como del resto de la moto corre a cargo ahora de Zonghsen, quien se ha hecho con las licencias de Aprilia para poder lanzar sus nuevos modelos.

El propulsor es un monocilíndrico de cuatro tiempos y refrigeración líquida que cubica 278 cc. Es capaz de desarrollar una potencia máxima de 22 CV a 7.250 vueltas, aunque podemos elegir en función de nuestras necesidades entre dos curvas de potencia diferentes: Sport y ECO. Hace falta el carné A2 para conducirlo.

Malaguti Madison 300 08

Cuenta con una horquilla convencional delantera y doble amortiguador trasero con depósito separado (piggy-back) regulable en precarga. El equipo de frenos incorpora ABS y dispone de un disco delantero de 260 mm mordido por una pinza de dos pistones flotantes, mientras que el disco trasero es de 240 mm y la pinza, de doble pistón.

Podríamos pensar que al tratarse de una moto basado en un modelo ya antiguo no incorporaría tecnología actual, pero nada más lejos de la realidad. La nueva Malaguti Madison 300 cuenta con iluminación LED, control de tracción desconectable (nada habitual en un scooter), dos tomas USB (una bajo el asiento y otra en la guantera) o una instrumentación completamente digital y configurable.

Malaguti Madison 300 04

Y sí, mantiene las curiosas rejillas de ventilación que en invierno permiten llevar aire caliente a las piernas del conductor, además de otros detalles a tener en cuenta como son el asiento en dos alturas para el conductor y el pasajero. Bajo él se puede guardar un casco integral y otro tipo jet. Dispone también de una pantalla regulable en tres alturas.

La Malaguti Madison 300 está disponible en dos colores, rojo y negro, a un precio de 4.599 euros.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.