Yamaha TMAX 20 Aniversario, un scooter con carrocería de carbono forjado

Yamaha TMAX 20 Aniversario, un scooter con carrocería de carbono forjado

560 unidades para el scooter que partió la baraja en 2001


Tiempo de lectura: 5 min.

A finales del año pasado, Yamaha renovó ligeramente el rey de los maxiscooter, el “max” que conocido Yamaha TMAX 560. Realmente nos esperábamos mayores cambios, al menos en el apartado de la instrumentación. Era algo que se pensaba que iba a incorporar en la profunda renovación que sufrió en 2020, pero no fue así. Ahora bien, lo que no sabíamos era que la marca de Iwata se guardaba un as en la manga, y es la Yamaha TMAX 20 Aniversario. Una exclusiva edición limitada a 560 unidades y nada menos que con la carrocería fabricada en fibra de carbono forjada.

Vamos a empezar por lo que no cambia, que es todo el grupo motopropulsor y la parte de ciclo. Bicilíndrico de 562 cc, 47 CV a 7.500 RPM y 55,5 Nm a 5.250 vueltas. Se posiciona justo en el límite de lo que permite el A2 sin tener que recurrir a la limitación, ofreciendo además un tacto deportivo y puntiagudo. Este se ancla como en una moto al chasis doble viga de aluminio fundido (no es un motor basculante como un scooter tradicional).

Horquilla delantera invertida de 41 mm, amortiguador trasero con bieletas, doble disco de freno delantero de 267 mm (pinzas radiales monoblock de cuatro pistones) y uno trasero de 282 mm. El depósito de combustible es de 15 litros, debajo del asiento se puede guardar un casco integral (o dos tipo jet), siendo el peso final con todos los llenos, de 218 kg.

Yamaha TMAX 20 Aniversario 05

ABS, control de tracción, dos modos de entrega de potencia (ciudad o sport), arranque sin llave, etc. ¿Muy moderno? No tanto porque su instrumentación ha quedado claramente desfasada. Para compensar, toda la iluminación es full LED.

Y ahora os vamos a contar lo que cambia. Lo primero la carrocería, que no es para nada normal pues está fabricada en fibra de carbono forjada. ¿Cómo? ¿Hay fibra de carbono forjada? ¿Cómo las espadas? Bueno, pues no exactamente así que te lo vamos a explicar brevemente.

La fibra de carbono que todos conocemos, tiene una trama que es continua en un sentido. Esto quiere decir que, cuando se endurece con resina y se mete en el autoclave para curar, es ligera y resistente. Pero resistente cuando se ejercen fuerzas en un sentido determinado. Si se hacen al contrario, puede ser muy quebradiza. Para evitarlo, la fibra de carbono se fabrica en capas superpuestas, cruzando las diferentes fibras para que esta sea resistente, independientemente de la dirección en la que sufra tensiones.

Pero luego tenemos la fibra de carbono forjada, que realmente no es forjada y su nombre es incorrecto. Deriva de Forged Composite o Forged Carbon, y algún iluminado (o muchos) lo traducen como forjado. Pero forged también se traduce como “fraguar”, y este sería un nombre más correcto: carbono fraguado. Pero realmente el nombre no suena igual de bien.

Yamaha TMAX 20 Aniversario 01

Dejando de lado significados semánticos, con lo que nos tenemos que quedar es que en el carbono forjado las fibras se disponen de forma aleatoria. Esto crea un patrón que visualmente es más feo (se asemeja al mármol), pero que tras el proceso de curación junto a la resina en la autoclave, con calor y presión, es mucho más resistente que la fibra de carbono normal. Hay más ventajas, como que es más sencillo crear formas complicadas, se desperdicia menos material y quizás lo más importante: es mucho más rápido de producir.

Uno de los fabricantes que más está investigando con la fibra de carbono forjado es Lamborghini. En su Sesto Elemento, el chasis está fabricado de esta forma, y según sus cálculos consigue fabricar un chasis en poco más de ocho minutos (sin contar el proceso posterior de curación). El mismo chasis, hecho en un tramado de fibra normal, en el que hay que estudiar cómo se deben entrecruzar cada una de ella para conseguir resistir esfuerzos en zonas determinadas, se tardaría unas seis horas. Pero si queréis profundizar más en los diferentes usos y tipos de las fibras compuestas de carbono, os recomiendo leer este interesante artículo de espíritu RACER que resolverá todas vuestras dudas.

Pues así nos encontramos un TMAX con paneles de carbono forjada en los laterales, guardabarros delantero y protector térmico del escape. En las fotos podéis ver perfectamente la trama del material, muy característica y que al mismo tiempo hace que dos piezas no sean iguales. El resto de la carrocería recibe un color Tech Graphite. Y salpicando en diferentes partes (laterales y guardabarros por ejemplo), pequeños detalles en amarillo.

Como del Yamaha TMAX 20 Aniversario solo se fabricarán 560 unidades, cada una de ella lleva una placa numerada que las hace únicas. Otro aspecto distintivo es el asiento, calefactado y fabricado con materiales de primera calidad, que se rematan con unas costuras amarillas a juego. Hay también un logotipo del 20 Aniversario.

Como está fabricado a partir de la versión TMAX 560 Tech MAX 2021, que está más equipada que la básica, esta edición también se beneficia de ese extra de equipamiento: parabrisas regulable eléctricamente, control de velocidad, guantera con llave, asiento y puños calefactables, amortiguador trasero con posibilidad de regulación, sistema de conectividad App MyTMAX y acabado dorado en la horquilla.

Como en otras ocasiones, Yamaha pondrá en marcha un sistema de pedidos online el próximo 31 de marzo de 2021. El precio del Yamaha TMAX 20 Aniversario es de 16.799 euros, lo que es algo más de 3.000 euros más caro que los 14.399 euros, que es lo que cuesta el Tech MAX. Pero seguro que los venden todos en un precio récord.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto :  ¡Gas amigas!