Menu

Honda Super Cub 125C: llega a Europa a finales de 2018

Una edición especial cargada de tecnología para homenajear la moto más vendida de la historia

Honda Super Cub 125C: llega a Europa a finales de 2018

Puede que la Honda Super Cub no sea una moto muy conocida por estos lares, pero en otras partes del mundo es toda una veterana y un icono de las dos ruedas. Estamos hablando del vehículo a motor más vendido de la historia. En 2017 se alcanzó la cifra de 100 millones de unidades vendidas desde que comenzó su comercialización allá por 1958.

Los japoneses han querido rendir tributo a un modelo tan especial para ellos y hace unos meses presentarion en el EICMA de Milán el prototipo de la Honda Super Cub 125C. Finalmente ese prototipo va a llegar a los concesionarios. En otras partes del mundo ya se comercializan diferentes versiones de la Honda Super Cub y suponemos que esta se posicionará como una especie de serie limitada o versión tope de gama.

La verdadera novedad va ser para nosotros, los europeos, donde este modelo no se había vendido nunca. En nuestro país Honda ha probado suerte con este concepto de moto en los últimos años, vendiendo la Honda Innova o la Honda Wave, que en la práctica son modelos con una ingeniería muy similar a la Super Cub, pero de estética mucho más actual. Desgraciadamente las cifras no acompañaron mucho y la Honda Wave se dejó de vender hace un año con la entrada de la norma anticontaminación Euro4.

Honda Super Cub 125C 6

Honda Super Cub original de 1958

La Honda Super Cub 125C bebe de esa idea neo retro de reeditar los clásicos que que marcaron una generación y que tan de moda está ultimamente. Sin salirnos de la marca, hace solo unos meses se presentó el renacer de la Honda Monkey pero en versión 125.

Volviendo a la Super Cub, la estética está totalmente inspirada en el modelo de 1958. El asiento monoplaza de color rojo, la parrilla de carga trasera, los amortiguadores gemelos carenados, el escudo estrecho y casi vertical o los grandes guardabarros que envuelven gran parte de las ruedas son sólo algunos de los giños al modelo original.

Incluso el esquema de colores es el mismo que se empleaba en 1958 con tonos grises y azules para el carenado contrastando con el rojo del asiento. Por último hay una serie de piezas como el escape, los retrovisores o los pilotos de las luces que tienen un acabado cromado lo cual ayuda aun más si cabe a ubicar este modelo en otra época temporal.

Honda Super Cub 125C 1

Estética retro pero hasta arriba de tecnología del siglo XXI

La gracia de esta Honda super Cub 125C es que, aunque la estética nos traslade a hace 60 años, tiene tecnología de vanguardia. Honda ha mimado mucho este modelo y podemos encontrar equipiamiento que sería impensable en una moto de planteamiento sencillo y austero como siempre fue la Super Cub.

Toda la iluminación de la moto es de LED y para la instrumentación se recurre a un display digital. Los frenos incorporan sistema anti-bloqueo ABS, que actua sobre la rueda delantera. Por último se ha equipado la moto con un sistema de llave inteligente que solo equipan los modelos más exclusivos de la marca del ala dorada, como la Honda Forza 125.

Hablando de alas, los japoneses han mimado tanto este modelo que le han concedido el honor de lucir el logotipo tridimensional del ala de Honda, que solo se utiliza en los modelos de la gama alta del fabricante.

 

Honda Super Cub 125C 9Honda Super Cub 125C 7Honda Super Cub 125C 2

Respecto a la parte técnica estamos ante una moto que emplea las mismas soluciones de siempre, que ya os explicamos en su día cuando os hablamos de la Honda Innova 125. El motor es un monocilíndrico de 125 cm3, dos válvulas SOCH, inyección de combustible y refrigerado por aire. Rinde nueve caballos y medio, gasta menos que un mechero y tiene una caja de cambios semiautomática de cuatro velocidades.

Para los frenos se recurre a un disco de 220 mm delante mordido por una pinza de monopistón y a un tambor de 130 mm para el eje trasero. La suspensión corre a cargo de una horquilla convencional de 26 mm delante y amortiguadores gemelos para el eje trasero. El chasis es una mono columna rectangular de acero que discurre por debajo del puente de la moto. El basculante a su vez también está construido en acero.

El depósito de gasolina es de 3,7 litros, lo cual da para una autonomía de unos 185 Km aproximadamente. Se echa en falta algo más de capacidad ya que en esta moto, por poco que aumentes el tanque obtienes muchos kilómetros extra a cambio. Por otra parte no tiene hueco porta equipaje bajo el asiento, lo cual es un contra bastante importante para el cliente tipo que se plantea la compra de un escuter

Honda Super Cub 125C 8

Muy bonita sí, pero traiciona en parte al concepto original que pretende imitar

Si os soy sincero me encantan estas motos, de hecho conduzco una muy similar a diario. La Honda Super Cub busca ser un vehículo sencillo, barato, fiable y que pueda conducir todo el mundo. Cuando Soichiro Honda diseñó la Super Cub original sólo tenía una cosa en la cabeza: poner a la gente en movimiento y mantenerla en movimiento. Estas motos son grandes porque te dan libertad:  a cambio de muy poco te pueden llevar muy lejos.

Digo todo esto porque me temo lo peor con la Honda Super Cub 125C ya que con todas las chucherías de equipamiento que trae, seguramente no sea barata y esa es quizá la mayor seña de identidad del modelo original: una moto que podía comprar todo el mundo. Hace tres años podías comprar en España una Honda Wave 110i nueva de concesionario por 1.800 euros. Mucho me temo que para hacernos con una Super Cub de estas habrá que desembolar bastante más.

A parte del precio, el otro gran encanto que siempre han tenido estas motos era su simplicidad máxima. Llevaban solo lo extrictamente necesario y eso las hacía sumamente sencillas de reparar. Me vienen a la cabeza los faros de LED. Si tienes una caida y se rompen seguramente no sean nada baratos de reparar.

Algo similar pienso del sistema de llave inteligente. Estas motos pueden funcionar incluso sin tener una batería ya que se podían arrancar a base de pedal y el alternador luego hacía el resto. La Honda Super Cub 125C ya no trae pata de arranque, y ese sí es un guiño retro práctico y que merecía la pena mantener.

La Honda Super Cub 125C llegará a los concesionarios de nuestro país a finales de 2018. Puede que este soplo de aire neo-retro le venga bien y cale entre los compradores por tratarse de un modelo icónico y peculiar. Quizá sea lo que necesita este modelo para triunfar en el viejo continente,  porque hasta ahora la idea de moto barata, sencilla y espartana no había atraido a casí ningún comprador en esta parte del mundo.

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.