Moto del día: 1979 Harley-Davidson FLH 80 Electra Glide

Moto del día: 1979 Harley-Davidson FLH 80 Electra Glide

El fuego camina con ella


Tiempo de lectura: 4 min.

Otro día más seguimos recuperando motos de tiempos pasados, y en esta ocasión rescatamos a la 1979 Harley-Davidson FLH 80 Electra Glide. Esta moto turismo fue de las primeras Harley que montaron el motor shovelhead con algunas modificaciones, sobre todo en la cilindrada de 80 pulgadas cúicas, aunque también hubo una versión de 74 pulgadas cúbicas.

Harley-Davidson introducía a partir de 1978 motores V-Twin shovelhead de cuatro tiempos de casi 1.340 cc (1.337 cc reales) o 81,52 pulgadas cúbicas. Este motor con refrigeración por aire tenía 67 CV de potencia, unos 48,9 kW, disponibles a 6.000 RPM, con lo que alcanzaba una velocidad máxima de 150 km/h. Contaba con una transmisión de cuatro velocidades, neumáticos 5/10 R16 -tanto delante como detrás- y un disco de freno por rueda.

Esta especie de evolución en el motor fue la consecuencia de un estancamiento respecto a la industria motociclística japonesa, que limitaba mucho el mercado con sus más que competitivas motos, además de tener mejores prestaciones que los motores de Harley. Sin embargo, seguían estando muy por detrás, sobre todo en consumo y peso total, que en esta moto ascendía hasta los 345 kg con el depósito de 19 litros lleno. Imagina tener que mover esta moto en parado.

La FLH 80 Electra Glide tenía gran capacidad para transportar cargas con un peso considerable, un asiento exclusivo Confort-Flex para la mayor comodidad, a lo que se le suma estribos para todo el pie. Además, también llevaba el sistema de arrancado V-Fire que, según Harley-Davidson, se podía dejar a un lado el mantenimiento al asegurar el arranque.

1979 Harley Davidson FLH 80 Electra Glide 2

Fotografía: BelleDeesse

La Harley-Davidson FLH 80 Electra Glide, al igual que la Kawasaki GPZ 900 R que utilizó Tom Cruise en “Top Gun”, de la que hablábamos hace dos semanas, también se convirtió en una moto de culto tras su aparición en “la serie de las series”. Seguro que al menos una vez en la vida ha escuchado la frase “¿quién mató a Laura Palmer?”. Esta Electra Glide salió en la serie “Twin Peaks”, emitida por la ABC entre 1990 y 1991, y su secuela “Fire Walk With Me” (“Fuego camina conmigo”) de 1992, una de las grandes obras maestras del director David Lynch.

Durante los primeros capítulos de la serie la moto fue bastante relevante para la investigación del asesinato de Laura Palmer, interpretada por Sheryl Lee. Su dueño ficticio era James Hurley, interpretado por James Marshall, que es el encargado de pasear esta Harley-Davidson FLH 80 Electra Glide por los exteriores del pueblo de Twin Peaks.

¡Alerta SPOILER! La moto fue clave, ya que Hurley era el amante secreto de Laura Palmer, y en los primeros momentos de la investigación, el amante secreto era el principal sospechoso a raíz de la mitad de un colgante de corazón que Laura tenía en su poder. Dieron con él por el reflejo de la moto en los ojos de ella en una grabación de unos días antes a su muerte. Al final se confirmó que Hurley no tenía nada que ver con el asesinato de Laura, pero aún sigue siendo increíble como el reflejo de una moto en la pupila de alguien pudo encaminar a los investigadores hacia una pista para poder tirar del hilo.

Esta Electra Glide era de un color rojo cereza, por lo que los diseñadores la llamaban “cherry”. Terminó siendo uno de los vehículos que más salieron en pantalla durante las dos temporadas de la serie con diferencia, aunque no fue la única moto que se utilizó durante el rodaje de “Twin Peaks”. También es coincidencia que el apellido del personaje que lleva la moto, Hurley, solo se diferencie de Harley en una letra.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Harley-Davidson Electra Glide con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.