Moto del día: BMW F 650 CS Scarver

Moto del día: BMW F 650 CS Scarver

Las buenas ideas no siempre funcionan


Tiempo de lectura: 5 min.

Hay veces que un fabricante tiene una idea muy buena, pero la materializa de una forma un tanto desastrosa, y lo que a priori tenía mucho sentido, acaba siendo un fiasco en ventas. Esto es lo que pasó con la BMW F 650 CS Scarver, el patito feo dentro de una familia de super ventas: la saga F del fabricante alemán.

La casa bávara comenzó a probar con las motos de corte asequible a principios de los años 90 con la BMW F 650, una trail para todos los públicos y todos los bolsillos. La idea fue un exitazo y en el año 2000 llegó su sutituta, la BMW F 650 GS, esta vez ya con ingeniería propia del fabricante aleman, a excepción del motor que estaba fabricado por la austriaca Rotax, y separando su camino definitivamente del de Aprilia.

La BMW F 650 GS mejoró lo que ya de por sí era muy bueno y se convirtió en una de las BMW mas vendidas de la historia. A alguien en la matriz alemana se le ocurrió que sería una buena idea coger esta moto como base y modificarla un poco aquí y allá para conseguir un producto plénamente enfocado en el día a día en ciudad y los desplazamientos de rutina.

BMW F 650 CS 3

BMW F 650 CS – Fotografía: DaSchick (Wikimedia Commons) CC BY 3.0

Sobre el papel nada podia salir mal ya que se partia de un producto que estaba funcionando realmente bien en el mercado. BMW empezó cambiando las llantas de radios de 17 y 19 pulgadas por sendas llantas de aluminio de 17 en ambos ejes. Con esta medida bajaba la altura de la moto, para poder acoger conductores de todas las tallas, pero también mejoraba su maniobrabilidad y su radio de giro.

El  basculante también era totalmente nuevo ya que se abandonaba el esquema tradicional para emplear un coqueto sistema monobrazo, al estilo de las BMW de gama alta con cardán,  y que le confería un aire más tecnológico y sofisticado al modelo. La cadena que impulsaba la rueda trasera en las GS se cambiaba por una correa dentada sin mantenimiento, mucho más suave y cómoda.

Además, se aprovechaba la ubicación del depósito de combustible, en el colín, bajo el asiento del pasajero, para utilizar el espacio frontal – que está entre donde se sienta el piloto y el manillar- para colocar un práctico baul o maletero, al estilo de las scooters. Esta es una técnica que posteriormente imitaría Honda con la NC 700.

 

BMW F 650 CS 2

El resto de órganos principales de la moto seguían siendo en esencia los mismos. El monocilíndrico Rotax de 650 cm3 entregaba unos equilibrados 50 CV de potencia, y lo hacía con una fiabilidad elevada y un mantenimiento pírrico. El consumo era otra de sus bazas fuertas ya que en la época de su comercialización sería de las motos grandes que menos gasolina gastaba, junto con sus hermanas trail, ya que se conformaba con poco más de 3,5 litros para recorrer  100 kilómetros.

¿Y qué salió mal? os preguntaréis. Pues solo hace falta mirar las motos que ilustran esta entrada para comprobarlo. El diseño estético lo fastidió todo. Muchas veces esto del diseño es cuestión de gustos personales y de preferencias, pero cuando casi todo el mundo coincide en algo, podemos empezar a afirmar que la BMW F 650 CS Scarver era objetivamente poco agraciada.

Su hermana trail no destaca especialmente en este apartado. Es un diseño neutro que intenta transmitir esa imagen de libertad, naturaleza, campo… pero lo hace de una forma sutil y neutra. Es una moto que no entraba especialmente por los ojos pero que conseguía enamorar por sus cifras y su funcionalidad.

BMW F 650 CS 4

BMW F 650 CS – Fotografía: John Wright (Wikimedia Commons) CC BY 2.0

En el caso de la que nos ocupa hoy es todo lo contrario. Seguro que su estética echó para atrás a un gran número de posibles compradores a los que el resto de la moto -practicidad, prestaciones, polivalencia, imagen de marca…- les había convencido.

Personalmente pienso que en BMW quisieron diseñar un conjunto que transmitiese tecnología, urbanidad, sofisticación… pero lo cierto es que ese día no estuvieron inspirados. Como conjunto no funciona, no hay ninguna armonía entre los diferentes elementos.

Lo que echa a perder el diseño de la moto es la careta del frontal. Nace como una prolongación del depósito de gasolina, que sobresale mucho hacia adelante desde la tija de dirección. Es una careta muy estrecha verticalmente y con dos ópticas redondas de pequeño diámetro. Me recuerda a la “cara” que tienen los robots en algunas películas, como WALL·E.

BMW F 650 CS 5

BMW F 650 CS – Fotografía: John Wright (Wikimedia Commons) CC BY 2.0

Las llantas de aleación tienen un diseño bastante trabajado pero no acaba de cuajar, aunque es de las mejores partes de la moto a nivel estético junto con el basculante, realmente atractivo. El resto del conjunto en general sigue esa linea del frontal. El colín tiene unas formas poco sugerentes mientras que los diferentes adornos del chasis o el escape no ayudan a arreglarlo.

Dejando de lado el aspecto estético, la BMW F 650 CS Scarver es una moto fráncamente buena. Sirve para todo. Puedes hacer ciudad, puedes hacer viajes y puedes divertirte mucho con ella en salidas de fin de semana a curvear. A penas pesa 180 kg con los llenos hechos, y eso en ciudad y en conducción sport se agradece mucho.

A mayores de su polivalencia, está el hecho de que es muy austera y apenas hay que gastar dinero en ella. El seguro es baratísimo, el consumo ridículo y el mantenimiento muy sencillo, es decir, barato. Si el diseño no es un factor problemático para tí, puede ser una gran compra ya que de segunda mano las encuentras por unos 2.000 euros y la mayoría son unidades bien cuidadas y con poco kilómetros.

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

6
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rafael
Invitado
Rafael

Es cuestion de perspectivas . El frontal es lo unico que no ayudo… Pero si le cambias el frontal,,podria pasar por una moto evolucionada. Si eres un convencional, no puedes ver el atractivo oculto de esta moto,,la trasera no hay ningua f q la supere ,,super trabajado el basculante y balon trasero simétrico a las dimensiones de la trasera.. Podriamos decir que todo en este mundo no es perfecto,,hay quien le falla la cara y tiene un culo precioso y hay quien le falla el culo y tiene una cara bonita.. A la scarver para mi opinion y propietario de… Leer más »

Mi nombre es Samuel y vivo en Ensenada México
Invitado
Mi nombre es Samuel y vivo en Ensenada México

Hola tengo una BMW scarver y me gusta llevo un poco más de un año pero ahora me gustaría una poco más grande.

Roberto Arreola Ortega
Invitado
Roberto Arreola Ortega

Por favor podrias enviarme una foto , de la parte que entra en la bujia , me la extravio el mecanico y en amazon las fotos que veo no la ubico , y otra foto en que parte se conecta ese cable de la bujia mi moto es 2003 650 Cs. doble proposito ( SCARBER ) SOY DE MEXICALI , mi cel …585 1883478 mi nombre Roberto Arreola Ortega , no tienes idea de cuanto te lo agradecere.

Jose
Invitado
Jose

Nunca entenderé porqué BMW, que ha demostrado sobradamente que sabe hacer motos que gustan a mucha gente (GS, RT, las F800…) la caga cíclicamente con la estética de motos estupendas, como esta, o las K1200-1300R (que si, que a mi me gustan , pero son demasiado polarizantes)

Pablo Mayo
Editor

En cierta medida me recuerda al diseño de la Suzuki Katana, así que me gusta. Es un diseño completamente diferente.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.