Moto del día: BMW R NineT Racer

Moto del día: BMW R NineT Racer

Estética cafe racer de los años 70, con tecnología del siglo XXI


Tiempo de lectura: 3 min.

Nuestra protagonista de hoy es todo un placer para la vista. Es de esas motos cuya principal razón existencial es ser brutales estéticamente y poder admirarlas, ya sea estando aparcadas o en movimiento, por encima de otros objetivos. La BMW R NineT Racer es la interpretación de BMW de lo que debería de ser una café racer al más puro estilo retro.

Las café racer en sus orígenes eran motos muy modificadas. El dueño de la máquina iba poniendo o quitando piezas hasta lograr un conjunto que le convenciese técnica y estéticamente, es por ello que era difícil ponerlas etiquetas o meterlas dentro de un segmento concreto. Con esta BMW pasa algo parecido. La NineT Racer es una moto semi carenada, pero tiene unos semi manillares muy bajos que recuerdan a los de una deportiva. Una vez montado en ella, la posición a sus mandos es claramente al ataque. Vas muy inclinado hacia delante y cargando mucho peso en el tren delantero. Ideal para el manejo y las sensaciones fuertes, pero sacrificando su faceta turística y utilitaria.

La parte ciclo no está mal, pero sí se echan de menos algunas cosas teniendo en cuenta que los fabricantes europeos suelen tenernos muy bien acostumbrados en este apartado y que estamos hablando de una moto que cuesta poco menos de 15.000 euros nueva. Los discos de freno son de 320 mm y están mordidos por pinzas Brembo de cuatro pistones. Sin embargo, echamos en falta unas pinzas radiales, al igual que una bomba de freno radial. Por otra parte la horquilla delantera -de 43mm- es convencional y no invertida. Esto puede ser debido a la intención de BMW de respetar todo lo posible la estética y filosofía retro de la moto, pero creo que una cosa no tiene por qué ir reñida con la otra.

La BMW NineT Racer está animada por el veterano propulsor Boxer 1200 refrigerado por aire del fabricante germano; un motor archiconocido del que ya está “todo” escrito. La potencia es de 110 caballos y se consigue a base de pistonadas lentas pero contundentes. No tendrá el carácter rabioso de un tetra en altas, pero abrir el puño del gas en cualquier marcha a casi cualquier velocidad y ver como la moto despega, es también una sensación muy grata. Además los consumos son muy contenidos: 5,2 l/100 km según el ciclo de homologación WMTC, que es bastante realista.

Respecto a la estética, BMW se ha inspirado en las motos de carreras de los años 70. Se puede apreciar en el faro que preside el frontal así como el carenado de formas suaves y redondeadas que lo rodea y que tanto nos recuerda a los grandes premios de hace 40 años. Igual nos ocurre con el conjunto que forman el asiento y el colín. Por cierto, la moto sólo tiene una plaza y si queremos llevar acompañante hay que pagar un extra para colocarla otro subchasis trasero que incorpora un segundo par de estriberas y un asiento a mayores. Por último, la pintura blanca con los detalles en rojo y azul tan característicos de BMW Motorrad cierran el círculo que nos traslada a otra época y despierta nuestro lado más nostálgico.

Esta moto es pura pasión por las dos ruedas. Puede que no sea la más dinámica en curvas, o la más rápida en recta, o que ni siquiera sea muy asequible. Nada de eso importa. Lo único que es relevante es su estética. Ya sólo con eso, consigue enamorarnos.

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto :  ¡Gas amigas!