Moto del día: Ducati 748S

Moto del día: Ducati 748S

Más de circuito que de carretera


Tiempo de lectura: 3 min.

En los años 90 se lanzaron varias motos deportivas con las que creo, soñábamos casi todos los que éramos jóvenes en esa época. Dejando de lado las japos, una de ellas es de la que hablaremos hoy: la Ducati 748S. La serie 748 de Ducati se lanzó en 1994 y duró en el mercado ocho años, hasta 2002, siendo la variante 748S una de las más demandadas.

De la serie 748 hubo diversas variantes: la 748 a secas, 748E, 748S, 748SP, 748SPS y 748R, la mayoría de ellas con versión monoposto -un asiento- o biposto -dos asientos-. La verdad es que decir dos asientos es mucho decir, pues consistía en un mullido muy ligero sobre el colín, con una posición realmente incómoda para el “paquete”, que quedaba muy elevado e inclinado hacia adelante, con un confort de marcha mínimo.

Nos vamos a centrar en el modelo 748S, que mejoraba a la 748 en los materiales de la suspensión, eligiendo a Showa como proveedor, montaba llantas de cinco brazos más ligeras y empleaba tornillos Dzus de cuarto de vuelta en el carenado.

Básicamente podríamos decir que la Ducati 748S es una Ducati 916 con un motor menos potente

Ducati 748S 2

Hablando del motor, se trata de un L-Twin de 748 cm3 que rendía 98 CV a 11.000 rpm y 71,6 Nm de par a 9.000 rpm, con la línea roja en las 11.500 vueltas. Por tanto, era un motor que giraba más alegre alto de vueltas y tomaba vida a partir de las 5.000 rpm.

En cuanto a su transmisión de seis marchas, una de las cosas más características de esta 748S era su embrague en seco. De tacto tosco y sonido peculiar, no era del gusto de todos. A baja velocidad era necesario tomarle la medida, aunque a medida que aumentaba el ritmo, se comportaba mucho mejor.

En la parte de chasis, encontramos una doble horquilla delantera de nitruro de titanio firmada por Showa, totalmente ajustable, al igual que su amortiguador trasero, de la misma marca. Poseía amortiguador de dirección y un ángulo de lanzamiento ajustable entre 23,5 º y 24,5 º. Se trataba de una suspensión dura, pero no excesivamente incómoda, que otorgaba a esta moto un comportamiento intachable en curvas rápidas.

Ducati 748S amarilla

Si buscabas una moto cómoda para rutear, la Ducati 748S no era la mejor que podías encontrar

Los frenos acompañaban a la calidad del conjunto, firmados por Brembo, con doble disco de 320 mm al frente disco simple de 220 mm detrás. La mordiente y progresividad los hacían muy aprovechables, aunque el trasero con el paso de los kilómetros tendía a sentirse más suave.

Se trata de una moto deportiva, una superbike para la carretera, que se sentía muy cómoda a ritmo rápido, y mucho menos en ciudad o carretera lenta con mucho tráfico. Algunos de sus afortunados propietarios comentan lo incómodo del flujo de aire caliente que se expele hacia el piloto, incluyendo el calor radiado por su tubo de escape, muy cercano a la pierna derecha y que circula bajo el colín.

Es cierto que como cualquier producto tiene sus inconvenientes, pero la belleza del diseño de Massimo Tamburini, unido a que exhala deportividad, hacía de esta moto una decisión totalmente irracional, tomada desde el corazón. Algo tenía, que su pilotaje se convertía en adictivo.

En el vídeo de arriba podéis ver una prueba de la Ducati 748, que es muy similar. Aunque si queréis ver cómo se conduce y cómo suena la 748S, podéis visualizar este otro.

En la actualidad puedes encontrar unidades en buen estado que rondan los 6.000 euros. Si estás buscando una, que sea posterior al año 2000, ya que la nueva variante corregía algunos defectos de juventud que todo producto nuevo tiene en sus inicios.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.