Moto del día: El Halcón callejero/Street Hawk

Moto del día: El Halcón callejero/Street Hawk

Una moto fuera de serie


Tiempo de lectura: 4 min.

La televisión es una fuente de entretenimiento que durante décadas se ha mostrado casi imbatible. Ha sido la llegada de Internet y su programación a la carta, donde y cuando se quiera, la que ha conseguido hacer que la televisión muerda el polvo. No obstante, Internet también es la fuente que ha permitido que muchos conozcan cosas que se emitían hace muchos, muchos años, al mismo tiempo que permite que otros recuerden series y películas que a pesar de no ser lo mejor que se pudo hacer, algunas las consideran míticas.

Cosas como la serie norteamericana “Street Hawk”, conocida en España con el poco atractivo nombre de “El Halcón callejero”. Una serie que se emitió en la década de los 80, sin que tuviera mucho éxito. Bueno, en realidad no tuvo nada de éxito y estuvo en emisión apenas unos meses, del 4 de enero de 1985 al 16 de mayo de 1985. Fueron 13 episodios, incluyendo el piloto, que se pueden ver en Youtube (la magia de Internet…).

La trama de la serie seguro que le suena a más de un lector. Se trataba de un agente que resultaba herido en el cumplimiento del deber y se convertía en especialista de la policía, a quien se le entregaba un vehículo muy especial y cuyo desarrollo, obviamente, era secreto. ¿Os suena? No, no hablamos de KITT ni de Michael Knight, hablamos del “Halcón callejero” y Jesse Mach, que resultaban ser un motorista a lomos de una moto sumamente fantástica.

Al igual que KITT, la “moto fantástica”, como se la llegó a denominar, era un artilugio de lo más espectacular. De hecho, era más rápida que un Bugatti Chiron, más rápida que un Hennessey Venom GT; más rápida que un Koenigsegg Agera RS y sí, por supuesto que era más rápida que la Kawasaki H2R. Tenía un modo llamado “hyperthrust”, algo así como la “super persecución” del coche fantástico, que lanzaba la moto hasta rondar los 500 km/h. De auténtica locura, pero los años 80 eran así y las series de televisión estadounidenses eran más locas todavía. Y no debemos olvidar los misiles ocultos, la visión infrarroja o las ametralladoras incorporadas.

Tenía lo imprescindible para luchar contra el crimen con todas las garantías

Bajo la imagen tan ochentera del Halcón callejero, se escondía un modelo firmada por la japonesa del “Ala Dorada”: Honda. En un primer momento se usó una Honda XL 500 de 1983, aunque solo fue en el primer episodio. Aquella primera moto fue diseñada por Andrew Probert, quien también se encargó de diseñar y construir los vehículos que aparecen en la película Blade Runner, pero la primera de todas, no la última que sacaron hace apenas unos años.

A partir del segundo episodio la moto era otra y el diseñador de la misma también. Concretamente fue Ron Cobb quien se encargó de vestir una Honda XR500 de 1984 para el resto de capítulos. Según parece, se usaron un total de tres Honda XR500 para los planos cortos donde se podían ver los detalles, pero para escenas complicadas como saltos o piruetas varias, la moto usada era una Honda CR 250. Se fabricaron en total 11 unidades, habiendo seis siempre en el set de rodaje que se iban rotando cada vez que se rompía o se averiaba alguna.

halcon callejero moto serie

De aquellas 11 motos solo sobrevivieron dos unidades. Una de ellas se vendió en eBay en el año 2000 por 12.000 dólares, siendo el comprador Chris Bromham, uno de los especialistas de la serie. La segunda unidad ha estado expuesta en el museo Cars of The Stars de Reino Unido, propiedad de un coleccionista que también tiene un Delorean de “Regreso al futuro”, uno de los Batmóvil y el MINI de “Mr. Bean”. En cuanto al resto, se dice que fueron adquiridas por un hombre de negocios de Miami, pero no se menciona su nombre ni qué fue de ellas.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.