Moto del día: Harley-Davidson Sportster 883

Moto del día: Harley-Davidson Sportster 883

Casi 35 años evolucionando a la pequeña de Milwaukee


Tiempo de lectura: 15 min.

Casi 35 años han pasado ya desde que la marca americana diera un paso al frente con esta Harley-Davidson Sportster 883, dándole oportunidad a casi cualquier usuario de poder entrar en el selecto club de los “harlistas”, bien fuera por un presupuesto más ajustado de lo que normalmente tenían los clientes de la marca o porque buscaran una motocicleta más liviana y apta para casi todos los públicos independientemente de su edad, estatura o sexo.

Con esas premisas nació nuestra protagonista de hoy, convirtiéndose así y a lo largo de las más de tres décadas que han pasado desde su nacimiento como la gama de acceso a la marca estadounidense, eso sí, sin descuidar en lo más mínimo los detalles. Estuvo llena de versiones que ahora os iremos mostrando, con las que no encontrar la tuya era casi misión imposible dada la variedad de estas.

Es en la temporada de 1986 cuando la marca lanza su primera versión del modelo 883, por las 88,3 pulgadas cúbicas del motor (1.100 cc), y recuperando la cilindrada de la Sportster XL de 1957. Para ello incorporan un propulsor de nueva factura denominado Evolution Sportster, dejando atrás el longevo motor Ironhead pero manteniendo la configuración V-twin a 45º -como no podía ser de otra manera- y dotándolo de dos válvulas por cilindro. Con un cambio de cuatro relaciones y transmisión secundaria por cadena, la potencia recibida del motor era de 48 CV a 5.000 RPM. La XLH 883 venía de serie con un equipamiento estándar, donde podíamos encontrar un velocímetro, un solo sillón para el piloto o discos de freno en ambos ejes.

1986 Harley Davidson Sportster XLH 883 2

1986 Harley-Davidson Sportster Deluxe XLH 883

Para ese mismo año, y viendo el auge de la nueva Sportster, la marca pone a disposición de su clientela una nueva versión. En esta ocasión Harley-Davidson incluye a lo ya mencionado un cuentavueltas, asiento para el pasajero y estriberas para este, denominando al modelo Deluxe y haciéndola aún más completa que la versión de salida.

La Harley-Davidson Sportster 883 es una de las motocicletas más prolíficas de la historia y buena cuenta de ello lo dan sus casi 35 años en el mercado, tiempo en el que se han creado diferentes versiones para todo tipo de públicos

Un año más tarde entra en escena un nuevo modelo de la 883. En esta ocasión la Hugger, así la bautizan, viene con modificaciones en horquilla y basculante, acortando la primera y alargando el segundo, con la idea de rebajar la altura del asiento y dotándola de una llanta delantera de mayor tamaño, consolidando así la estética más custom de la marca sobre esta versión de XLH 883.

En 1988 Harley Davidson da un pequeño remozado a su 883 estándar, centrándose por un lado en la parte ciclo, con nuevas barras de horquilla de 39 mm, antes de 35 mm, sustitución de las llantas de radios por otras de acero fundido y alargaron el basculante trasero al igual que en la Hugger. Por otro lado, mecánicamente se mantiene todo tal como está a excepción de un nuevo cuerpo de alimentación Mikuni de 40 mm, sustituyendo al de 34 mm que había estado presente hasta ese momento.

1989 Harley Davidson Sportster XLH 883

1989 Harley-Davidson Sportster XLH 883

Tres años son los que pasan hasta que nuevamente se revisa el modelo y donde sin duda hay un punto de inflexión en la fabricación de este y en el enfoque que se le da. Para 1991 la sede de la marca se estrena en Milwaukee en sus nuevas instalaciones, antes en Connecticut. Además, una nueva cadena de montaje para los motores de las 883 y 1200 se inauguró en Capital Drive, confiriéndole un plus de calidad al producto, dada la dedicación exclusiva a la mecánica de ambos modelos en la nueva factoría.

Gracias a un nuevo propulsor denominado Evolution Sportster, la XLH 883 comenzaba una nueva era para Harley-Davidson, convirtiéndose en el acceso de gama de la marca yankee

Respecto a la XLH 883, nuevos y profundos cambios hacen presencia en ella. Por un lado, lo más importante es la incorporación de una nueva caja de cambios de cinco relaciones, con lo que las nuevas 883 además de ganar en prestaciones la potencia subía hasta los 53 CV a 6.000 RPM. También mejoran en cuanto a consumos y suavidad de marcha, dándole un extra en todos los aspectos a las nuevas versiones de nuestra protagonista.

Por otro lado, la cadena es sustituida definitivamente por la correa dentada, dando paso así a una nueva era en cuanto a tacto y funcionamiento. Además, el propulsor sufre una profunda revisión. En primer lugar se busca reducir las vibraciones provenientes de él y a continuación mejorar los componentes internos de este a base de otros nuevos de más calidad.

1991 Harley Davidson 883 Sportster

Hablamos de nuevo equipo de encendido, pasando por la revisión del sistema de engrase interno, el funcionamiento del alternador o la inclusión de bujes de bronce -en lugar de los de hierro originarios- para soportar los árboles de levas, todo con el fin de reducir las vibraciones de estos y con ellos el ruido.

También se les dota de un nuevo kit de estriberas con reposapiés engomados, neumáticos de nueva factura con mejores prestaciones y agarre, así como diversos detalles a nivel estético y nuevos paquetes opcionales con los que poner al gusto las versiones de la Sportster XLH 883 que se ofrecían para ese año.

Para 1993 la marca da un nuevo paso en su expansión con la adquisición de la compañía Buell, aunque nuestra protagonista de hoy no recibe cambios relevantes más allá que la de pequeños retoques en diversas partes mecánicas, buscando sobre todo la durabilidad, ya que en algunas de ellas estaban teniendo problemas de óxido prematuro.

En los inicios de la década de los 90 la marca se centró en intentar conseguir un mejor funcionamiento en su Sportster 883, gracias entre otras cosas a la incorporación de nuevos elementos en su motor que lograban reducir las vibraciones

Independence for Meredith on her '97 Harley Sportster

En los siguientes años es tal el éxito del modelo que Harley-Davidson solo se dedica a pulir pequeños detalles para hacerla aún más apetecible para el público, como por ejemplo la incorporación de un nuevo tanque de gasolina de mayor tamaño, en esta ocasión con una capacidad máxima de 12,5 litros (hasta ese momento era de 8,5 litros, algo que dificultaba los desplazamientos por las inmensas llanuras norteamericanas por su poca autonomía).

La temporada de 1998 la marca presenta otra nueva versión del modelo. La Sportster XL 883C viene para agasajar a los clientes con un enfoque más custom, y para ello se patente una mayor profusión de cromados, tanto en el bloque como en elementos periféricos, así como una llanta delantera que monta un neumático estrecho y a la que se vuelve a recurrir a las 21 pulgadas como medida para esta. El depósito también es de nueva factura y en esta ocasión su capacidad llega hasta los 17 litros.

Comienza el nuevo milenio, aunque no es hasta la temporada 2002 cuando la marca americana trae novedades a su gama de acceso. En esta ocasión presenta una nueva versión y con ella un nuevo enfoque de la exitosa 883. Denominada como XL 883R, viene a cubrir las necesidades de los incondicionales a H-D más deportivos. Buena cuenta de ello lo da su tren delantero, que por primera vez en el modelo monta doble disco, manteniendo los 292 mm y también las pinzas que siguen siendo de dos pistones, aunque esta vez por partida doble.

2002 Harley Davidson Sportster XL 883R

2002 Harley-Davidson Sportster XL 883R

También cabe destacar un nuevo sistema de escape 2-1 y la instalación en su rueda trasera de un nuevo neumático sobredimensionado respecto a sus hermanas de gama, con una medida de 150/80 R16, todo ello en aras de conferirle un tacto algo más deportivo que al resto de las 883 y poder así hacer frente a modelos recién llegados como la Triumph Bonneville America, que viene directamente a intentar arrebatarle un trozo del pastel que tanto les había costado conseguir a los de Milwaukee.

Con el inicio del nuevo milenio Harley-Davidson seguía en su afán de conseguir un mayor refinamiento en las 883. Además, nuevas versiones llegaban a la gama como la XL 883R, la Sportster con el toque más deportivo fabricada hasta el momento

Justo un año más tarde, llegaría el evento más importante que la marca habría celebrado hasta ese momento. Con el centenario como celebración Harley-Davidson dota estéticamente a toda su gama y por ende a las versiones de la Sportster 883, de insignias y placas conmemorativas para las motocicletas fabricadas en ese mismo año, aunque en nuestra protagonista de hoy no hay cambios relevantes, más allá de los estéticos ya mencionados.

En la temporada 2004 se vuelven a producir nuevos cambios, que una vez más buscan mejorar la vida a bordo de las 883 y ganar en suavidad de marcha. Para ello la marca decide fabricar todos los soportes de motor en goma, reduciendo así considerablemente las vibraciones emitidas por estos. También se opta definitivamente por el neumático trasero con sección de 150 mm, dejando así atrás el ya longevo 130 mm que llevaba usándose desde los principios del modelo. Por otro lado, se incluye el tanque de 17 litros en todos los modelos personalizados, es decir, menos en la Sportster estándar, el resto de gama empieza a usar esta medida en sus depósitos de combustible y con ello le otorga un plus de autonomía a las nuevas 883.

2007 Harley Davidson Sportster XL 883

2007 Harley-Davidson Sportster XL 883 – Fotografía: Abhijit.thakur (Wikimedia Commons) CC BY-SA 4.0

Para el 2005 se incorpora a la gama una nueva versión para seguir completando esta y las necesidades de sus clientes cada vez más exigentes. La Sportster XL 883L venia para gente de tallaje más pequeño, y para ello se incorpora un sillón aún más bajo que el de las demás 883, así como más adelantado y cercano a los manillares, dándole una mayor facilidad de manejo al piloto. Las suspensiones en este caso también vienen configuradas a las nuevas cotas de la moto, y las estriberas y caballete se recolocan de manera diferente con la intención de facilitar la posición de conducción a su nuevo propietario.

Dos años más tarde, en la temporada 2007 llega un nuevo punto de inflexión en Harley-Davidson, ya que es el momento en el que la marca se ve obligada definitivamente a dejar atrás la alimentación por carburadores y pasa a la inyección electrónica como medio para abastecer sus propulsores, ganando en potencia máxima y llegando esta a los actuales 68 CV. Ese año también se vuelve a retocar a la versión XL 883L, volviendo a bajarla aún más que las unidades del año anterior, quedando definitivamente en 668 mm la altura total del asiento al suelo.

La nueva Sportster XL 883L se presentaba en el año 2005 para su público con una estatura menor, gracias a un asiento rebajado en altura respecto al resto de versiones además de modificaciones en su parte ciclo con el fin de facilitar su manejo

Para 2009, y con casi todas las tendencias del mercado en la gama 883, la marca presenta una nueva versión con la que seguir avanzando y con ello ampliar su ya extensa gama. La Sportster Iron XL 883N llega con el negro como carta de presentación, ya que prácticamente toda su estética está cubierta por este color, a excepción del sistema de escape doble, que viene cromado, y que en este caso se posiciona de modo escalonado en paralelo horizontal. Cabe destacar que esta versión era monoplaza y que la altura de su sillón era la más baja de toda la gama, incluso que en la versión L, con una cota final hasta el suelo de tan solo 642 mm.

2011 Harley Davidson Sportster 883 Superlow

2011 Harley-Davidson Sportster 883 Superlow

De este manera entramos en la última década de nuestra protagonista de hoy, y donde quizás se han realizado cambios más relevantes que en los años anteriores. Bien sea por propia iniciativa de la marca, presión de la competencia con sus nuevos modelos o nuevas imposiciones legales por parte de los gobiernos, con los que la Sportster ha tenido que de algún modo refinarse y hacer de su comportamiento algo que poco tiene que ver con las primeras versiones del modelo, aunque evidentemente manteniendo esa esencia tan especial que Harley-Davidson sabe dar a sus productos.

En 2011 entra un nuevo cambio en la gama y más concretamente en el modelo XL 883L, que se sustituye por una nueva versión denominada SuperLow, que más allá del cambio de denominación, pocos son los cambios técnicos que recibe. Aún así, esta recién llegada con nuevas decoraciones y detalles estéticos destaca por dos cuestiones. La primera es que la altura del asiento vuelve a incrementarse respecto al modelo del que precede, dejando a la versión Sportster Iron XL 883N como la referencia para los clientes de menor altura. Por otro lado, es la primera de las Sportster en montar neumáticos radiales, algo hasta el momento inédito.

Pero si hay un año donde la Sportster 883 da el giro final en su carrera,, y es donde la lleva hasta nuestros días gracias a las mejoras técnicas aplicadas sobre el modelo, esa es sin duda la temporada 2014/15, donde los ingenieros de Milwaukee tienen que reinventarse para conseguir que su acceso a la gama Harley-Davidson siga estando vigente y sobre todo conforme a las nuevas normativas anticontaminación que imperan en el planeta.

2015 Harley Davidson Iron 883

2015 Harley-Davidson Sportster 883 Iron

Para ello dotan a la 883 de un nuevo sistema eléctrico y electrónico denominado HDLAN o también conocido como CANBUS. Con él, todo se centraliza en una sola centralita, dejando atrás los diferentes módulos específicos para cada cosa, y a la vez reduce el tamaño de la instalación eléctrica, antes plagado de mazos de cable repartidos a lo largo y ancho de las Sportster.

En los últimos años la saga Harley-Davidson Sportster 883 ha sufrido una revisión profunda para adaptarla a los nuevos tiempos y exigencias, consiguiendo refinarla de una manera exponencial a nivel de funcionamiento y de calidades en general

Por otro lado, las nuevas normativas en el país norteamericano hacen que desde 2015 todas y cada una de las motocicletas salidas de la factoría de Harley-Davidson vayan catalizadas, algo que hasta ese momento no ocurría en la gama Sportster, tanto en la versión protagonista hoy de nuestro artículo como en su hermana mayor de 1.200 cc. Incorporan el sistema de inyección Electronic Sequential Port Fuel Injection (ESPFI), o inyección secuencial indirecta electrónica.

Otra de las nuevas novedades que trae el remozado final de la 883 es la incorporación de nuevas pinzas de frenado con pistones que pasan a ser casi un 50 % mayor que los anteriores, consiguiendo con ello reducir las distancias de frenado de manera considerable. Si a ello le unimos que el ABS se hace un hueco dentro de los opcionales de la nueva gama Sportster, podríamos decir sin miedo a equivocarnos que estamos ante la mejor 883 de la historia, gracias a seguir manteniendo esa personalidad tan característica de la marca pero ayudada por nuevos sistemas de seguridad y gestión que acrecientan su agrado de conducción y funcionamiento.

2020 Harley Davidson Iron 883

2020 Harley-Davidson Sportster 883 Iron

Todo ello nos trae hasta nuestros días, donde desde el año 2015 la marca solo dejó en su lista de ventas a las versiones Iron y SuperLow, dando paso a nuevos modelos incluso de menor cilindrada como la Harley-Davidson Street en sus versiones de 500 y 750 cc. De alguna manera, con la entrada de nuevos carnets de conducción la marca se ha visto obligada a diversificar su gama y por ende dispone de menos versiones dentro de cualquiera de sus modelos.

Lo que sí está claro y latente es que, después de casi 35 años de trayectoria, la Harley-Davidson 883 sigue siendo la referencia del segmento, bien sea por historia, características en sí o porque la marca que las concibe es una fábrica de sueños para muchos “choperos” del mundo. Sea como fuere, solo deseamos seguir disfrutando de las 883 tal y como la conocemos por muchos años más, aunque cada día estamos más cerca de verlas conectadas a un enchufe que repostando en un surtidor.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Harley-Davidson Sportster con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Pedro Ivan
Mecánico
Pedro Ivan

Pedazo de artículo de la que es mi HD favorita, sigo sin entender porque se va a dejar de vender en el viejo continente.

Ender
Editor

Porque en enero de 2021 no se puede vender ninguna moto que no tenga motor con homologación Euro 5, y Harley no ha tenido listo el nuevo motor como esperaba. Por lo tanto, es imposible venderla.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.