Moto del día: Honda CBX 1000

Moto del día: Honda CBX 1000

No era la más rápida, pero sí una de las mejores


Tiempo de lectura: 4 min.

La Honda CBX 1000 es una de esas máquinas que, aún con el paso de los años, llama tanto o más la atención ahora que cuando se puso en venta, cosa que ocurrió en 1978. Su mecánica de seis cilindros se lucía con pleno orgullo a través de los colectores de escape, y servía tanto para deleitarnos con la vista como con los oídos, además de ofrecer unas prestaciones dignas de una sport turismo. Fue por derecho propio una de las primeras superbike, con los cánones de entonces.

Puede que Honda no haya sido la primera en montar un bloque de media docena de cilindros en una motocicleta, pero tal y como no ha demostrado la marca a lo largo de su historia, rápidamente tomaron las riendas. La CBX 1000 mostró nuevamente al mundo lo que la casa del ala dorada era capaz de hacer. Solo había pasado una década desde que lanzasen al mercado el modelo CB 750, y su sucesora bien parecía un relevo adecuado.

La década de los 70 fue de años de guerra de rendimiento en la industria motera. A finales de esta, Honda aumentó las apuestas con las cuatro válvulas por cilindros y motor DOHC de seis cilindros en línea. Aunque físicamente mucho más grande, el motor se benefició de la experiencia en competición de la marca a mediados de los 60. Si bien no era la moto más rápida, sin duda fue un punto de referencia en diseño, ajuste y acabado y aplicación de tecnología.

Honda CBX 1000 Super Sport (1)

El desarrollo de la Honda CBX 1000 fue liderado por el ingeniero Shoichiro Irimajiri, responsable en gran medida del éxito de la compañía en los circuitos durante la década de los 60

Con una capacidad de 1.047 cm3, el corazón refrigerado por aire de la Honda CBX 1000 se beneficiaba de seis carburadores Keihin de 28 milímetros de diámetro. La potencia total era de 106 CV a 9.000 RPM y 71 Nm a 6.500 RPM, siendo muy notoria la ruptura de la barrera de los 100 CV y con una relación mágica de 100 CV/litro. Su sonido de aceleración es una experiencia única.

Con un peso en seco de 247 kilos, tampoco era la más ligera de su categoría, pero conseguía alcanzar unos razonables 218 km/h de velocidad punta. El consumo medio no era bajo, de unos 6 l/100 km, pero con 20 litros de depósito se podían hacer kilómetros.

Dada sus dimensiones y su peso, no era una máquina apta para todos los públicos. Para lidiar con ellos, la Honda CBX 1000 recibió una horquilla ajustable con barras de 35 mm de grosor (39 mm a partir de 1981) y 250 mm de recorrido, mientras que detrás contaba con un sistema Pro-Link monoshock. El chasis y el basculante fueron concebidos con tubos de un tamaño lo suficientemente grueso como para aguantar el tren motriz “colgado” del depósito de combustible.

Honda CBX 1000 Super Sport (5)

Los colores rojo y plateado fueron los colores durante primer año de producción; luego se agregó el negro. Más tarde, durante sus dos últimos años (1981 y 1982), se podría escoger en un tono gris carbón y blanco perla. También hubo una versión para los más ruteros llamada Super Sport. Esta se diferenciaba de la CBX 1000 estándar por un carenado frontal íntegro y el juego de maletas pintado en el mismo color de la carrocería, bien en blanco/azul o en gris/negro.

Después de solo cuatro años en producción, 1982 fue el final de uno de los diseños más sofisticados de Honda. Técnicamente capaz como era, la CBX 1000 no fue un éxito de ventas. Sin embargo, ello ha derivado en que encontrar un ejemplar actualmente sea algo muy valorado. Es difícil que veamos repetir esta fórmula en el futuro, a pesar de que se haya especulado previamente con ello.

Calcula cuánto cuesta asegurar una Honda CBX 1000 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
cacho_perro
Invitado
cacho_perro

Efectivamente la Honda no fue la primera 6 cilindros ni pionera, pero como pasó con otros modelos la gracia es que los japoneses consiguieron hacer un modelo FIABLE y caro pero no de precio disparatado en gran serie, no como ocurría con otras marcas (italianas o inglesas sobre todo) que aparte de mucho más caras solían ser un dolor de cabeza mecánico… Por estas cosas amo las motos japonesas: cogían un diseño de motor o lo que fuera y no paraban hasta mejorarlo de tal forma que funcionara de forma suave y sin incidencias destacables ni perder aceite durante decenas… Leer más »

Javier Costas
Editor

Correcto, la primera seis cilindros fue la Benelli 750 Sei: https://motos.espirituracer.com/motodeldia/moto-del-dia-benelli-750-sei/

Pedro Ivan
Mecánico
Pedro Ivan

Preciosa, me ví hace un par de días el vídeo de Petrolicious y me acordé de esta sección wink


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.