Moto del día: Honda QA 50

Moto del día: Honda QA 50

Minicross para niños y adultos


Tiempo de lectura: 3 min.

Aunque la más conocida sea la Monkey, Honda tiene una gran tradición de minibikes. Como sabemos, todo empezó a mediados de los años 60 con la Honda CZ 100 derivada ¡de una moto de feria! Y seguramente, debido al enorme éxito, ha apostado siempre por motos pequeñas, casi de juguete, pero perfectamente utilizables por un adulto. Y además, siempre provocan una sonrisa, como es el caso de esta Honda QA 50.

La Honda QA 50 apareció en 1970 (seis años después de la primera Monkey), y estuvo a la venta hasta 1975. Durante este tiempo fue evolucionando, pero sin perder en ningún momento su enfoque, que no era otro que convertirse en una pequeña moto de iniciación para pequeños pilotos amantes de los desplazamientos offroad. Pero como decíamos, Honda nunca dejaba de lado a los adultos (en este caso los padres), y sí, ellos también se podían divertir con ella.

Honda QA50 00

Fotografía: Mecum Auctions

La fórmula mágica de Honda siempre ha sido más o menos la misma: un chasis que resista el maltrato por parte de un niño (y el de su padre con exceso de hamburguesas), un asiento que también pudiese acoger a tu padre (porque iba a acabar montando), un motor no demasiado potente para matarte pero sí para ponerte en apuros (pero acabaría con un par de costillas de tu padre), una caja de cambios semiautomática en la que te olvidas del embrague y, casi siempre, unos colores llamativos.

Además, el precio era relativamente asequible, por lo que la podían comprar o bien los chavales que trabajaban duramente todo el verano o los padres como regalo ubicado al lado de la chimenea. Según los anuncios de la época, se vendía por menos de 200 dólares en EEUU.

La Honda QA 50 apostaba por un fiable e indestructible motor de cuatro tiempos y 49 cc que desarrollaba aproximadamente 1,8 CV a 5.000 vueltas. Una horquilla telescópica de recorrido limitado ayudaba a amortiguar las irregularidades delante, pero detrás no había nada más que la propia absorción del neumático de gran balón. La transmisión es de dos velocidades con embrague automático, los frenos de tambor y la autonomía suficiente como para hacer más de 150 km. El arranque es a pedal y el peso de solamente 38 kilos.

La primera serie de motocicletas lanzadas como Honda QA 50 entre 1970 y 1972 se denominaban K0. Las tres series posteriores, entre 1973 y 1975, fueron respectivamente la K1, K2 y K3. No hubo demasiados cambios entre ellos. Como detalle y con el fin de facilitar el transporte, el manillar se podía plegar y de esta forma era más sencillo que cupiese, por ejemplo, en el maletero de un coche. Hoy en día las Honda QA 50 en buen estado son muy cotizadas. Su dura vida les ha llevado a que no hayan sobrevivido demasiadas.

Podríamos asemejar la Honda QA 50 como la abuela de la actual Honda CRF 50 F, una moto escuela para niños pero perfectamente utilizable por adultos como fun bike offroad. Este ejemplar subastado por Mecum, y que podéis ver en fotos, es un buen ejemplar.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.