Menu

Moto del día: Kawasaki M103M1

Una moto para los Marines

Moto del día: Kawasaki M103M1

Qué duda cabe que las motos también son importantes en los ejércitos desde que nacieron. Bien como correo, vigilancia o transporte rápido, tienen su utilidad en los cuerpos de defensa. La moto de hoy está basada en la Kawasaki KLR650, pero convenientemente modificada para ser empleada en el cuerpo de Marines de Estados Unidos. Hay varias versiones, la M1030 es de 1991 y era de gasolina (MOGAS). Posteriormente se sustituyó por la M1030B1, con mayor potencia y un tanque de 6 galones. Y la que traemos hoy es el último modelo, la Kawasaki  M103M1.

La moto de partida inició su andadura en 1987, cuando salió al mercado la primera versión. Era una moto robusta, una trail pero con mayor propensión al campo que a la carretera. Después de esta, sufrió varias modificaciones, realizando tres versiones posteriores. Entonces llegamos a 2003, cuando el ejército de Estados Unidos lanza un concurso para la adquisición de motocicletas para el cuerpo de Marines. Había una característica muy especial: las motos debían ser diésel. Sí, como escucháis. Bueno, diésel de la gasolinera exactamente no, se trata de combustible JP-8, un derivado del queroseno con determinados aditivos, que se emplea como estándar en el ejército americano desde 1996, y que puede propulsar un avión de combate, un tanque o una moto.

Por estas razones logísticas, se lanzó el concurso y Hayes Diversified Technologies lo ganó, realizando las modificaciones necesarias a la moto de origen. Se cambió el cilindro, segmentos, válvulas y resto de piezas para que soportase la alta compresión de este tipo de motores, y pudiese funcionar con JP-8. En vez de los 38 CV de la moto de gasolina, rendía 30 CV y su respuesta al acelerador era muy lenta. También bajó la cilindrada, de los 651 cm3 originales a los 611 cm3 de la diésel. Pero a cambio disponía del doble de autonomía que la original a gasolina. Eso sí, no esperes suavidad. Las vibraciones que debe tener esta moto seguramente hará que tengas que visitar al dentista con frecuencia.

En cuanto a prestaciones, no esperéis grandes cosas: una velocidad máxima de 139 km/h es más que suficiente para escapar de los malos. Pero lo importante aquí es el consumo: unos 2,4 litros cada 100 km, gracias también a sus 167 kg de peso. Con sus 4,2 galones de tanque (también modificado) puede recorrer más de 600 km con un solo depósito, siempre que moderemos la velocidad.

Pero como es una moto para el ejército, debe ser dura como el adamantium, así que aparte de cambiarle la estética por una más propia del ejército, con su color verde o beige, y su camuflaje táctico, se han reforzado los neumáticos, las suspensiones, y la batería ahora es de tipo AGM, inmune a los derrames debido a su tecnología de fibra de vidrio absorbente. Una moto que está ciertamente cotizada en las subastas y puede alcanzar hoy en día un precio de 15.000 euros sin problemas.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Txesz
Invitado
Txesz

Recuerdo haber leído algo al respecto hace muchos años, sobre eso de que el ejército americano estaba analizando el uso de motociletas con motor diesel para desplazar pequeños grupos de soldados.

Daban entonces dos motivos para ello: mayor autonomía y menor variedad de combustibles para el tema logístico, a parte de que tal vez en caso de problemas de abastecimiento una vez en batalla, se podía usar el diesel de los camiones enemigos.

Escuchando este vídeo, no puede negarse que al ralentí canta bien lo que es, pero una vez acelerado, disimula bastante su naturaleza

https://www.youtube.com/watch?v=8Z830kXJr7A
Pablo Mayo
Invitado
Pablo Mayo

Desde luego suena fatal al ralentí. Podrían haber elegido al menos una bicilíndrica, para mejorar las vibraciones, que no creo que sean nada buenas a largo plazo.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.